Johnny Herrera sigue rondando en la U: ¿Hay razones para pensar en su regreso?

Johnny Herrera

Matías Rodríguez fue el último en pedirlo de vuelta, pero no ha sido el único. Aunque se fue hace casi medio año, la figura del arquero se mantiene presente en el CDA. Con admiradores y también con detractores.




“Aunque a algunos no les guste, siempre voy a estar en la historia del club. Por ser el más ganador, siempre voy a estar en un rinconcito”. A sus 39 años, Johnny Herrera, el ídolo estudiantil, el que siempre quiso jugar su último partido en la U, no se olvida del equipo de toda su vida. Sus palabras, sin embargo, chocan de frente con el divorcio que protaganizó casi durante todo 2019 con Azul Azul, en donde prefirieron comerse las silvatinas y no renovarle contrato, lo que finalmente terminó con el arquero vistiendo la camiseta de Everton.

De alguna u otra forma, a cinco meses de su partida, el nombre del portero sigue rondando en el Centro Deportivo Azul. De tanto en tanto, algún miembro de la familia universitaria vuelve a ponerlo en la palestra. Antes fue Luis Musrri y ahora el turno fue de Matías Rodríguez, quien asumió el testimonio de la capitanía tras la salida del Samurai.

“Si Johnny se tiene que retirar en algún lugar, ese club es la U”, dijo el domingo en estas páginas el argentino, quien de paso aseguró “extrañar” al meta. Directo y sin tapujos, el lateral, además, señaló que no tendría inconvenientes en devolverle la jineta.

Poco antes, el mismo arquero había suavizado su discurso siempre ácido contra los dirigentes, el que había radicalizado tras salir a fines de 2019. Porque del no querer recibir un homenaje cuando enfrentó con Everton a la U, hace algunos días pasó a decir que está dispuesto a sostener alguna conversación que lo ubique de vuelta en el CDA antes del retiro.

“No sé lo que me depara el futuro, esta incertidumbre que hay con esta pandemia me consume y eso genera incertidumbre para mí también y mi futuro, entonces tampoco está tan claro. Pero obviamente es el equipo donde nací y siempre voy a estar dispuesto a conversar, mas allá de quién esté a cargo del club”, dijo en radio ADN, una declaración que bien se puede interpretar como el primer paso para una reconciliación.

El anhelo íntimo del portero es jugar su último partido oficial con el Chuncho en el pecho. Es lo que el hincha, que sí lo homenajeó el pasado 5 de marzo, también espera. Herrera, se quiera o no, incluso sigue siendo tema de conversación por diversas áreas del CDA.

Pero, ¿qué tan factible es la vuelta de Johnny a la U? En el directorio, aunque han llamado la atención sus últimas palabras de acercamiento, no quieren tocar el tema aún. La mera idea suena “extraña”, comentan desde ahí, más aún considerando que cuando se determinó su salida hace menos de un año, el 100% de los votos fue para ratificar esa decisión. Nadie se opuso y varios usaron duros términos a la hora de referirse al portero.

Pero los tiempos cambian. Al interior del club saben que el caso de Herrera se va a tener que tocar. No necesariamente para sellar su regreso, pero más temprano que tarde se comentará entre las autoridades del club. Del directorio que definió la marginación del portero, el único cambio ha sido el regreso de Cristian Aubert (ex gerente general), en reemplazo de Jorge Burgos. Un cambio de idea sobre Johnny, entonces, dependerá mucho de las necesidades de la institución de aquí a fin de año. Pero una cosa está clara, reconocen figuras influyentes en el club: la presión de los hinchas obligará a que el nombre del arquero vuelva a estar sobre la mesa de la testera estudiantil.

El cuerpo técnico también habló y optó por quedarse con De Paul y Campos. La determinación fue clara y Herrera ya no tenía cabida. Y, en el supuesto de que Hernán Caputto siga al mando del primer equipo (más aún con la pandemia), el análisis sigue siendo el mismo. “Considero que el entrenador tiene que tomar decisiones, y hay un punto que es claro. Club grande, decisiones grandes. No fue fácil”, dijo el propio DT hace casi una semana al CDF.

Como sea, buena parte de la familia estudiantil -compañeros, ex jugadores y funcionarios incluidos- claman por el regreso de Herrera en el CDA. Y el meta se deja querer, con declaraciones y saludos que alimentan la ilusión de los hinchas.

Comenta