Kast después de Kast: La travesía del líder de Evópoli

Que ha endurecido su postura y se alejó de la derecha "más liberal", eso es lo que transmiten en la colectividad liderada por Luz Poblete, respecto del senador Felipe Kast y otrora candidato presidencial. Lo cierto es que el parlamentario por La Araucanía ha tenido un rol más en segunda línea, lo que ha llevado a pensar, a algunos dentro de la militancia, que su poder ha ido disminuyendo al interior del partido. Esto en un contexto donde la figura de su tío, José Antonio Kast, ha ido ganando terreno con su estilo de liderazgo "más duro".




Cinco regiones ha recorrido el senador Felipe Kast (Evópoli) haciendo campaña por el Rechazo: O’Higgins, Maule, Biobío, Metropolitana y La Araucanía. El periplo ha sido parte de la arremetida que ha tenido el legislador en el último tiempo, luego de pasar a tener un bajo perfil tras haber sido uno de los principales referentes de su colectividad cuando empujó -en 2017- una candidatura presidencial.

El senador -quien es uno de los fundadores de Evópoli y también sobrino de José Antonio Kast-, durante el último tiempo cedió su protagonismo en el partido a otros referentes, como el exministro de Hacienda Ignacio Briones, quien -contrario lo que se preveía- asumió en 2021 la candidatura presidencial de la tienda. Desde ahí en adelante, varios en la militancia sintieron que si bien Felipe Kast, quien esperaban fuera el abanderado, sigue siendo uno de los principales exponentes del partido, ha ido perdiendo el poder que alguna vez ostentó dentro de la derecha.

Un perfil que algunos en la colectividad sienten que se ha reflejado en su actitud durante el último tiempo. Así, describen que el senador ha ido endureciendo su postura, la que apostaba a ser más liberal. Las mismas fuentes dicen que también se le ha visto más ansioso en algunos temas, lo que lo ha inducido a provocar tensiones internas en la coalición y cometer algunos errores.

Varios han sido los episodios que han repercutido en la figura de Kast. Uno de ellos es el cuestionamiento al trabajo de la Convención Constitucional. El senador de Evópoli fue uno de los principales impulsores del Apruebo en el plebiscito de entrada del 25 de octubre del 2020. Y ahora, con una derecha que está volcada totalmente por el Rechazo, se siente “responsable” de haber promovido una opción que, a su juicio, le ha causado mucho daño al país.

Por lo mismo, se volcó con fuerza por el Rechazo, una decisión que causó molestia dentro de su propio partido. El anuncio de su voto por esa opción y su idea de recorrer el país generó críticas transversales debido a que se produjo antes que Evópoli tomara oficialmente su postura y, además, algunos consideraron que pasó a llevar a la presidenta de la colectividad, Luz Poblete.

En esa oportunidad la molestia escaló a la UDI y RN donde hubo una crítica de que Kast apareciera en primera línea haciendo campaña por el Rechazo, en circunstancias que la idea es que los políticos estuvieran en segundo plano y que el protagonismo se lo cedieran a la sociedad civil. Kast, en todo caso, defendió su derecho a hacer campaña en esa oportunidad, argumentando que para ese entonces otros referentes -como los senadores Manuel José Ossandón (RN) y Sebastián Keitel (Evópoli)- ya se habían inclinado por el Rechazo, y que él en su fuero interno se sentía “responsable” por haber estado por el Apruebo.

Pasadas las tensiones, otro momento en que en Evópoli sintieron que su ansiedad le jugó una mala pasada fue cuando difundió un video del Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien saludaba el proceso constituyente en Chile. “Apareció el jefe de campaña del Apruebo”, escribió Kast en Twitter, cometiendo el error de compartir el video pensando que se trataba de un registro audiovisual de este año, cuando en realidad era un video del 2020. “Pido disculpas”, tuvo que reconocer después el senador.

A todo eso se suma que en Evópoli sienten que el senador ha adoptado una postura más dura y distante de la mirada liberal que tenía antes. Si bien, desde el entorno de Kast descartan que se trate de una estrategia por endurecerlo y recalcan que su figura sigue siendo igual que antes, entre sus cercanos sienten que se ha “derechizado” en posturas como la seguridad y el proceso constituyente.

Las mismas fuentes sienten que Felipe Kast se vio golpeado también por otro factor: su tío, José Antonio Kast, quien logró pasar a segunda vuelta presidencial el año pasado, disputando la Presidencia de Chile con Gabriel Boric, lo que él -en 2017- no pudo conseguir ya que no logró ni sortear las primarias del sector, donde se impuso Sebastián Piñera.

Así, algunos creen que su liderazgo también se vio opacado porque el líder del Partido Republicano, que es considerado una derecha “más dura”, demostró tener más éxito que la derecha “moderada” que representaba el senador. Eso se vio reflejado también en los resultados de las elecciones parlamentarias: el Partido Republicano pasó a tener 14 diputados y un senador, mientras que Evópoli redujo de seis a cuatro los diputados y aumentó de uno a tres senadores.

A Kast también se le ha visto muy enfocado en los temas de La Araucanía, donde ha criticado al gobierno por su manejo del orden público en la zona y ha promovido el estado de excepción. En Evópoli y en Chile Vamos algunos sienten que a Kast le preocupa su reelección, pues este 2025 corresponden las senatoriales en esa circunscripción. Ahí Evópoli arrastra derrotas ya que dos de sus diputados de la zona-Andrés Molina y Sebastián Álvarez- no pudieron reelegirse para este periodo.

Si bien Kast ha transmitido que el resultado ahí fue malo argumentando que Evópoli tuvo que cargar con el peso de haber sido parte de la coalición que gobernó junto a Sebastián Piñera, lo cierto es que esa región siempre ha privilegiado a “derechas más duras”, lo que ha complicado la apuesta de su partido.

Con todo, cercanos a Kast dicen que él no ha definido todavía si buscará la reelección, en circunstancias en que, de aprobarse el texto constitucional, el Senado se terminaría el 2026.

Las mismas fuentes dicen que, por estos días, el parlamentario seguirá promoviendo su principal causa: los temas de infancia a través de una nueva plataforma que creó, la Fundación Kiri, que busca ayudar a niños vulnerables a que puedan desarrollar actividades extracurriculares en establecimientos educacionales que no cuenten con los recursos para ello.

Ahí, según sus cercanos, ha contado con apoyos transversales de otros sectores políticos como los senadores Álvaro Elizalde (PS), Yasna Provoste (DC), Rodrigo Galilea (RN) y Luz Ebensperger (UDI).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.