La encrucijada DC: El llamado a Provoste y el dilema entre libertad de acción, apoyo con condiciones o abstención

El partido liderado por Carmen Frei tendrá que resolver en su Junta Nacional qué hacer de cara al balotaje que se librará entre José Antonio Kast y Gabriel Boric el próximo 19 de diciembre. Si bien hay consenso de que deben ser oposición a cualquiera que sea electo como el próximo presidente del país, el dilema está en si respaldar o no al candidato frenteamplista antes de los comicios. Está por verse si pesará entre los falangistas el tono "antidecé" que ha sostenido Apruebo Dignidad en los últimos años y, particularmente, durante la campaña del diputado por Magallanes.




Una reunión clave sostuvo el sábado la presidenta de la Democracia Cristiana, Carmen Frei, con los extimoneles Fuad Chahin, Ignacio Walker, Myriam Verdugo, Carolina Goic, Alejandro Foxley, Juan Carlos Latorre, Andrés Zaldívar y Ricardo Hormazábal.

La cita tenía como objetivo prever escenarios ante la inminente derrota que enfrentaría la colectividad en la primera vuelta de la mano de Yasna Provoste, quien este domingo quedó relegada al quinto lugar, con un 11,7% de las preferencias.

El mensaje de los expresidentes a la dirigenta fue claro: la DC debía darse un tiempo razonable para digerir y analizar los resultados y no salir corriendo a apoyar a ningún candidato, menos si como ocurriría, al balotaje pasaran Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) y José Antonio Kast (Frente Social Cristiano).

Según presentes, ahí se le habría sugerido a Frei convocar una junta nacional -como lo anunció este domingo- para abrir un espacio de reflexión más reposado sobre las razones que los llevaron a una derrota inédita desde el retorno a la democracia. Por lo mismo, se pidió a Frei hablar con la senadora por Atacama para solicitarle formalmente que en sus declaraciones de anoche “no comprometiera al partido” en ningún sentido de cara al balotaje.

En su mensaje de ayer en la noche Provoste recogió la solicitud de su colectividad y, tras reconocer el fracaso, evitó ayer dar señales en favor del frenteamplista y afirmó que serán “oposición a su gobierno”. Aun así recalcó que no era partidaria de asumir una posición “neutra” ante el “fascismo” representado por Kast.

Más allá de las señales personales -ayer la alcaldesa Claudia Pizarro (DC) llegó hasta el comando de Boric-, en el partido están conscientes de que enfrentan una encrucijada histórica.

Lo que está más o menos claro es que serán oposición tanto a Boric como a Kast. La duda, sin embargo, es cuál de los caminos que están sobre la mesa tomarán antes de que se zanje quién llegará a La Moneda: dar libertad de acción, entregar apoyo con condiciones programáticas o llamar a no votar en la segunda vuelta.

El extimonel Fuad Chahin lo explica así: “Las alternativas van desde libertad de acción, hasta llamar a no votar por nadie o llamar a votar por Gabriel Boric bajo ciertas condiciones programáticas”.

Y agrega: “Lo que está claro es que la DC no va a apoyar en ningún caso a José Antonio Kast. Esa es una hipótesis que está fuera de la mesa. Pero también debe estar fuera de la mesa intentar negociar la integración de algún futuro gobierno de Apruebo Dignidad. El pueblo nos puso en la oposición, no quiso que llegáramos al gobierno, nos dejó en un quinto lugar y eso hay que asumirlo. Creo que sería impresentable que parte de la DC tratara de subirse a un carro de victoria y alcanzar una pequeña cuota de poder”.

En la DC resienten el tono que ha sostenido el Frente Amplio y el PC en contra del proyecto falangista. Así lo dejó ver esta mañana el jefe de bancada decé, Gabriel Ascencio.

“Uno tiene que aclarar que es obvio que no es opción apoyar al candidato Kast por las profundas diferencias que tenemos (…), pero tampoco me parece una opción urgente inmediata apoyar, sin un análisis mayor, a Gabriel Boric. No sólo por la relación negativa que ellos han tenido con nosotros, que han tratado de hacer desaparecer al centro, cuando él forma parte de un equipo político que la verdad es que ha tenido no solamente enormes diferencias, que ha hecho todo lo posible por afectarnos, sino que también porque el discurso de Gabriel Boric a las chilenas y chilenos es absolutamente equivocado”, dijo.

Sobre las opciones que tiene el partido, en tanto, señaló en la misma línea de Chahin que “uno debiera entender entonces que los militantes de nuestro partido tienen una decisión histórica que tomar y decidir en medio de un ancho camino que va desde la libertad de acción hasta el apoyo irrestricto y sin condiciones al candidato Boric”.

El diputado y senador elector en Coquimbo, Matías Walker, coincide en que la decisión de apoyar o no a Boric debe ser discutida en la junta nacional. “Las decisiones tienen que ser colectivas en la DC, pero lo importante son las definiciones que tome Gabriel Boric. Su discurso de ayer fue una decepción, porque le habló a su militancia, a su feligresía, al Frente Amplio y al PC, y no se da cuenta que le falta un 25% para ser Presidente de Chile. Para eso es fundamental que convoque a la mayoría del país que está preocupada por la inestabilidad y no quiere inseguridad y no quiere debilitar a Carabineros”.

Mientras que la senadora Carolina Goic, en tanto, insistió en que “con humildad hay que asumir lo que ha dicho la gente; nos ha situado en la oposición”.

Por otro lado, en la falange hay figuras como el diputado y exvocero del comando de Provoste, Víctor Torres, y el senador Francisco Huenchumilla, quienes ya han dado señales en favor de Boric. El primero dijo hoy en Cooperativa que él votará a favor del frenteamplista.

“La DC no puede tener otra alternativa que estar en favor de los cambios y eso lo representa la candidatura de Boric, lo cual no implica poner ninguna condición; no corresponde estar pidiendo cambios de programa, ni cargos en un gobierno”, señaló, en tanto, el senador por La Araucanía.

Renuncia del vicepresidente y malos resultados en la Cámara Baja

El dilema del partido se da justamente cuando enfrentan, además de la derrota presidencial, un rotundo fracaso en la Cámara de Diputados.

La DC pasó de tener una bancada de 14 escaños a una de 7. Solo fueron electos Alberto Undurraga, Eric Aedo, Joanna Pérez, Jorge Saffirio, Héctor Barrio y Miguel Ángel Calisto y el independiente en cupo falangista, Felipe Camaño. Mientras que en el Senado se mantuvieron con cinco; en reemplazo de Goic y Jorge Pizarro -quienes no fueron a la reelección- entrarán Matías Walker e Iván Flores.

Ante los resultados, esta mañana, el vicepresidente de la colectividad, Rodrigo Albornoz, presentó su renuncia.

“Este es un muy mal resultado y es imposible de disimular, toda vez que se redujo a la mitad la bancada en la Cámara de Diputados. Somos prácticamente del mismo tamaño que el Partido De la Gente, y salimos quintos en la elección presidencial, un resultado bastante peor que el que se esperaba”, sostiene Chahin.

En la colectividad hay varios recordando que la estrategia del “camino propio” que lideró Goic en 2017, compitiendo por fuera en la presidencial tuvo resultados mejores para el partido.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.