“La imparcialidad se vio disminuida”: Corte da la razón a Carabineros y saca a juez Urrutia de caso de violación a los DD.HH.

El juez Daniel Urrutia. FOTO: José Francisco Zúñiga/AGENCIAUNO

Los superiores del magistrado acogieron la recusación por haber adelantado una opinión respecto de la investigación que la Fiscalía Centro Norte sigue en contra del mayor Humberto Tapia, indagado por disparar perdigones a una estudiantes de un liceo capitalino y dejar herido de gravedad a otro manifestante tras el estallido social.


“El caso resulta similar al de Matías Catrileo, asesinado por la espalda por carabineros, evidenciando encubrimiento de la institución”.

Esta frase pronunciada por el juez de garantía Daniel Urrutia determinó su salida y la imposibilidad de que, en el futuro, pueda seguir conociendo las actuaciones que se tramiten en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago en contra del mayor de Carabineros Humberto Tapia quien, hasta hace dos semanas, permanecía en prisión preventiva por dos causas que son catalogadas de derechos humanos.

El oficial -quien hoy cumple arresto domiciliario- está imputado por la fiscal jefa de Alta Complejidad, Ximena Chong, por apremios ilégitimos tras disparar perdigones al interior del Liceo 7 de Santiago en contra de unas estudiantes, y los daños que habría provocado en un pulmón de un joven de 16 años en la calle San Diego en medio de manifestaciones tras el estallido social.

La defensa del policía, representada por el abogado Mario Vargas, acudió hasta la Corte solicitando que el magistrado Urrutia no revise más el caso que involucra a Carabineros argumentando como causal el haber emitido opinión y, por ende, perder la imparcialidad necesaria en un juez de la República. En fallo unánime, la segunda sala de la Corte de Apelaciones de Santiago dio la razón a la policía uniformada y sostuvo que el magistrado había incurrido en una causa de inhabilidad al haber adelantado opinión.

“Que del examen de los antecedentes se desprende que en la audiencia de control de detención de la presente causa, RIT 19.512-2019, de fecha 27 de diciembre de 2019, previo a resolver la prisión preventiva el señor juez señaló, según se advierte del audio respectivo de tal audiencia, sostuvo “…el caso, resulta similar al de Matías Catrileo, asesinado por la espalda por carabineros, evidenciando encubrimiento de la institución” (...) es posible sostener que lo señalado por el señor juez en tal oportunidad, lo hizo incurrir en la causal de inhabilidad del artículo 196 N° 10 del Código Orgánico de Tribunales, desde que manifestó en algún modo su dictamen sobre la cuestión pendiente, con conocimiento de ella”, dice el fallo del tribunal de alzada capitalino.

Los ministros profundizan en cuando de que “a partir de las expresiones vertidas (Urrutia) dio a conocer su opinión respecto de la que ha de ser eventualmente la decisión de fondo en esta causa penal, al hacer equivalente la situación del imputado, respecto del que solo debía revisar en aquella oportunidad la legalidad de su detención, con la de una persona, según expresó, “asesinada por la espalda”. Luego, resulta evidente que la necesaria y debida imparcialidad que debe poseer un juzgador para pronunciarse sobre los asuntos jurisdiccionales sometidos a su conocimiento, se ve disminuida en el caso del señor juez Urrutia respecto de esta investigación y de este imputado, lo que resulta inaceptable”.

Otros defensores comentan que dicha resolución serviría para evitar que Urrutia conozca de cualquier caso en que esté imputado un oficial de Carabineros pues queda claro su animadversión hacia los uniformados. Sin embargo, la última palabra no está aún dicha. Hoy vence el plazo para presentar un último y excepcional recurso y revertir la medida adoptada por el tribunal de alzada capitalino en contra de Urrutia. El Institituto Nacional de Derechos Humanos, querellante en el caso, presentará una queja en contra de los ministros que emitieron este fallo y así permitirle al magistrado seguir revisando esta y otras causas que involucran a agentes del Estado y su rol tras el estallido social que tramita la Fiscalía Centro Norte en ese lugar.

Comenta