La ruta del Avifavir, el medicamento ruso impulsado por Jadue y que se convirtió en motivo de controversia

El edil de Recoleta anunció que la prescripción para los vecinos de la comuna será gratuita.

La apuesta de la Municipalidad de Recoleta es que el fármaco pueda combatir de manera eficaz la infección por coronavirus. Sin embargo, desde el Ministerio de Salud, el Colegio Médico y expertos advierten de los riesgos que puede traer consigo el remedio. El alcalde Daniel Jadue rechaza estos cuestionamiento y anuncia que dará un paso más: iniciar las gestiones para importar la vacuna cubana.




“¡Buenas noticias! Ya tenemos en Recoleta el Avifavir: medicamento Ruso, aprobado por el Instituto de Salud Pública (ISP), para tratar cuadros avanzados de coronavirus. ¡Será gratuito para vecinas y vecinos!”, señaló el pasado lunes el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, un anuncio que de inmediato generó reacciones en el mundo de la salud y político. Sin embargo, las gestiones de Jadue para internar el medicamento habían comenzado meses antes, en agosto.

Según informó la Municipalidad de Recoleta, a mediados de ese mes y ante una solicitud realizada por la Asociación Chilena de Farmacias Populares (ACHIFARP), el ISP aprobó la internación del medicamento que meses antes, en mayo, Rusia había aprobado como el primer fármaco antiviral para combatir el Covid-19.

Doce días más tarde, el 26 de agosto, el Concejo Municipal aprobó el convenio con la ACHIFARP, asociación de municipalidades que Jadue preside. “La inversión de parte de la municipalidad de 150 millones de pesos para la adquisición de 27.000 comprimidos de este medicamento, que equivalen a 330 tratamientos médicos”, según consta en las publicaciones del municipio.

Sin embargo -y hasta ahora- solo la comuna de Recoleta ha anunciado su disponibilidad, específicamente en el Servicio de Urgencia de Alta Resolutivdad (SAR) y a cargo del director médico, el doctor Eduardo Sendra, quien deberá realizar el seguimiento de los pacientes a quienes sea aplicado el medicamento y reportar al ISP las reacciones adversas del mismo.

Entre las críticas, fue la presidenta del Colegio Médico, la doctora Izkia Siches, una de las primeras voces en mostrarse contraria al uso experimental, sumándose a la misiva que redactó la Sociedad Chilena de Infectología (Sochinf). “Creemos que es muy importante que los alcaldes y los políticos en general, particularmente quienes hoy están compitiendo o son candidatos presidenciales, sean muy cautelosos en esta materia (...). Lamentablemente la evidencia particularmente para este antiviral (Avifavir) todavía no se ha terminado de consolidar”, indicó la doctora.

“Los estudios que existen son muy pequeñitos (sic) que no nos dan tanta fuerza para poder prescribirlo, y creo que tenemos que aprender de otros medicamentos que han pasado en esta historia del Covid-19 en donde todos parecían ser la panacea y la solución”, agregó.

Jadue arremete

Ante las críticas, sumadas a las de diputados UDI, quienes anunciaron que solicitarían a la Seremi de Salud y a Fiscalía abrir investigación contra el edil por promover el uso del medicamento, el alcalde Jadue respondió durante esta mañana en Radio Universo: “Afortunadamente, quien decide los medicamentos se pueden vender el Chile, no es el ni el Colegio Médico ni la Cámara de Diputados”, y recalcó que es el ISP “la única institución habilitada en el país y responsable para definir qué medicamentos se pueden administrar y cuáles no”.

A ello, agregó que el uso que se le dará en el recinto de salud municipal no será experimental, contradiciendo lo expresado por el ministro de Salud, Enrique Paris, quien en la vocería Covid-19 del pasado lunes aseveró que “este medicamento, que es Favipiravir, fue sometido a petición de un grupo de médicos a registro del ISP y dio autorización sanitaria transitoria para su uso en estudios clínicos como para pacientes en contexto acotado”.

“Uso acotado sí, experimental no. Se nos pide que informemos los resultados y si existe alguna reacción no contemplada (...). Aquí no vamos a hacer ningún experimento”, respondió Jadue.

Sin embargo, desde el ISP, su director (s), Heriberto García, responde a La Tercera PM que la autorización para el Avifavir en Chile “sí es un uso experimental, porque en el mundo (el medicamento) no tiene registro sanitario para el Covid-19″.

García explica que esta figura “se considera dentro del concepto de autorización sanitaria de los medicamentos. Es decir, no se ocupa en todo el mundo, o en la población chilena, sino que se aplica donde hay un médico responsable, que va a llevar el registro de cómo va funcionando, y este tiene la obligación de reportar. Pero tampoco es un estudio clínico como tal”.

Asimismo, el mandamás del ISP aborda que ante la situación que ha generado el anuncio de uso del fármaco, desde la entidad “estamos analizando el tema, viendo cómo se desarrolla. Los medicamentos cuando se autorizan, como ISP siempre monitoreamos lo que va acontecimiento. Por ejemplo, cuando hay una publicidad indebida, cuando un medicamento que se vende con receta lo ofrecen libremente. Es un monitoreo que se hace con todos los medicamentos”.

Consultado por La Tercera PM, el alcalde Daniel Jadue y el Municipio de Recoleta, descartaron referirse al tema.

Versión de los expertos

La viróloga de la Universidad de Chile, la doctora Vivian Luchsinger, consultada si es que se recomienda este medicamento en pacientes con Covid-19, es enfática: “No, definitivamente no”. ¿La razón? La experta aborda que “no hay estudios que demuestren su eficacia, puede tener efectos adversos, no se puede utilizar un medicamento sin estar aprobado y habiendo demostrado su poca eficacia. Los medicamentos antivirales tienen efectos adversos, no se pueden administrar sin control, eso es muy irresponsable”.

Luchsinger explica que su popularidad como un medicamento supuestamente eficaz contra el coronavirus viene de estudios previos para combatir la influenza. “Dejó de usarse porque los estudios demostraron que no era muy eficaz. Es un antiviral y puede inhibir la replicación viral, sobretodo porque se ha visto en estudios in vitro. Pero una cosa es in vitro, en el laboratorio en cuestión celular o en modelos animales, uno puede ver que se ve que inhibe la replicación viral. Otra cosa es que se pueda extrapolar al ser humano”, explica.

En esa línea, discrepa de la autorización para un uso experimental, y sugiere que si se quiere probar su eficacia en personas con Covid-19, la forma debe ser bajo un estudio clínico.

“Tiene que ser hecho bajo los procedimientos de un estudio clínico, eso significa que tiene que tener aprobación del comité de ética, las personas que lo prueben tienen que ser voluntarias, firmar un consentimiento informado, y especialmente tienen que haber personas a cargo que vigilen el procedimiento: que vean a quiénes se administra, que registren los datos, bajo qué condiciones se administra el medicamento, qué efectos tiene. Entonces eso significa un seguimiento a cada persona, con registros clínicos y de laboratorio. No es llegar y dar el medicamento y que se vayan a su casa”, recalca la viróloga.

La infectóloga Jeannette Dabanch, aborda el tema en una línea similar. “Hasta hace pocas semanas, los estudios no mostraban mayores beneficios. Cuando las entidades regulatorias dan la aprobación de un producto, estos estudios tienen que estar muy bien realizados, los datos tienen que estar disponibles”, señala.

Desde el Colegio Médico (Colmed), y tras el emplazamiento de Jadue, su secretario nacional, el doctor José Miguel Bernucci, respalda lo señalado por la presidenta del gremio.

“Todos los fármacos antiviral inducen a inhibir la replicación viral una vez que el virus está dentro de la célula. Inhibiendo la replicación, esto genera que las células no puedan seguir generando mayor cantidad de virus, por lo tanto se controla la infección. Otra cosa es la recomendación de usarlo como tratamiento médico, en ese sentido, lo ha señalado el Colmed y otras organizaciones científicas, es que no es recomendable el uso de este antiviral, principalmente porque no ha logrado demostrar una utilidad suficiente, sobre todo en el contexto de que se está conversando”, aborda Bernucci.

Con todo, las aspiraciones de seguir importando fármacos por parte del edil de Recoleta no cesarán con el Avifavir. En medio del anuncio del lunes, el alcalde señaló a Radio Usach que ya se están realizando las gestiones para internar la vacuna cubana “Soberana”. “Ya estamos haciendo los trámites para traerla”, confirmó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.