La sombra de Felicevich en la U: el hilo de la sospecha y la defensa del argentino

felicevich

Al empresario se le vincula como nuevo dueño de Azul Azul. Episodios y decisiones en la actual administración de la SA alimentan tal versión. En conversación con El Deportivo, sin embargo, el agente de Vidal y Alexis responde: “Debe ser la ANFP la encargada de informar acerca de los propietarios de los clubes, de modo de terminar con los rumores malintencionados"


Azul Azul sigue sin presentar a sus dueños de manera formal. Casi seis meses después de que Tactical Sport, el fondo de inversión que se hizo acreedor del club, tras la compra de las acciones de Carlos Heller a cambio de US$ 15,5 millones, el nombre o rostro de los personeros que deben tomar las decisiones de uno de los clubes más importantes del país sigue sin esclarecerse.

La propia casa de estudios se manifestó en El Deportivo y endureció su posición frente a la poca claridad que existe. “No tenemos más antecedentes que lo que ha sido público. Todo lo que hemos conversado con Azul Azul ha sido público, ha aparecido en los diarios, yo he hecho declaraciones. Son las personas con las cuales hemos conversado, quienes se han autoproclamado inversionistas. Si hay otras personas involucradas no lo sabemos”, decía Ennio Vivaldi, el rector de la casa de Bello.

Sin embargo, las miradas desde el momento en que se gestó la salida de Heller apuntaron a Fernando Felicevich, el agente más poderoso del fútbol chileno. El periodista Juan Cristóbal Guarello, también columnista de El Deportivo, lo apuntó directamente. En su cartera, el argentino tiene a más de 300 jugadores, entre los que destacan las figuras de Medel, Alexis, Vidal, entre otros de la Generación Dorada. Poco importa que el mismo expropietario del chuncho anunciara que se preocupó de no transferirle el club a agentes relacionados con la actividad.

Su presencia en el fútbol chileno viene dando vuelta hace muchos años. Se le vincula, sin ningún documento que se le verifique hasta ahora, su participación en elencos como La Serena, Huachipato y ahora Universidad de Chile. Sí han existido denuncias directas contra el representante, de dirigentes de otros clubes.

En el elenco de la Cuarta Región empezaron las primeras pistas. Su mano derecha, Daniel Behar, quien aparece como Director Deportivo en TwentyTwo Sports Management desde octubre de 2009 a la actualidad, se encarga de potenciar directamente a un equipo que ha sumado a figuras de su corral, como Humberto Suazo, en su momento. O que también tiene a futbolistas de proyección, como el portero Zacarías López, que hoy también suena como refuerzo de la U.

Antes y después de la venta

Pero, ¿dónde nacen las sospechas que vinculan a Felicevich con Azul Azul? Si bien en la concesionaria aseguran que no existe ningún vínculo especial con el representante, más allá de su trabajo como profesional y la cercanía que tiene con Cristian Aubert, el ex presidente y hoy director del equipo laico, lo cierto es que existen una serie de episodios que se fueron desencandenando tras el arribo de los nuevos dueños de la U y que apuntan directamente al trabajo del empresario.

Uno de ellos es el fichaje del venezolano Anderson Contreras, a quien representa la sociedad de Felicevich. La joven proyección, que en su momento fue ofrecido a Rodrigo Goldberg y Sergio Vargas por el propio agente, a comienzo de temporada, recibió la negativa de los exdirectores deportivos. Si bien no se desconocía su talento y potencial aporte al largo plazo, sí generaban dudas las lesiones que arrastraba. Más cuando su arribo era un préstamo con opción de compra. No se sabía cuánto tiempo se podría contar con él. Hoy, en el CDA, con los nuevos inversionistas, y con los exfutbolistas fuera del club, el llanero firmó por Azul Azul. ¿Su condición física? Puso la rúbrica ya lesionado y aún no hay fecha para su debut.

Otro de los puntos que apuntan al agente es el arribo de Junior Fernandes y la salida de Ángelo Henríquez. Fernandes fue ofrecido a principio de año, pero el club no quiso insistir por el escaso conocimiento que existía sobre el equipo en el que jugaba el exseleccionado chileno. Además, no estaba siendo titular y su alto salario complicaba cualquier tipo de transacción. Durante el segundo semestre, en pleno proceso de entrada de los nuevos dueños, el amigo de Alexis Sánchez firmó en la U.

El caso de Ángelo Henríquez es bastante particular. En el propio club cuentan que en varias oportunidades se realizaron gestiones para poder sacar al ariete para concretar una rebaja importante en la planilla. “Ángelo era casi el 20% del costo del plantel. Era imposible tenerlo. Lo intentamos muchas veces y la respuesta de su representante siempre fue negativa”, dice un exdirector. A menos de dos meses del cambio de mando en la mesa, Henríquez dejó la institución para fichar en Brasil facilitándole el trabajo de reducir costos a los nuevos propietarios.

El cambio que sucedió en las inferiores del elenco que entrena en La Cisterna también causó sorpresa. Se despidió a un histórico como Marcelo Jara para poner en ese cargo a Sebastián Miranda, el ex miembro del cuerpo técnico de la Sub 20 de la Roja, al que asesora Felicevich. Su llegada fue comentada en esa dirección, pese a la experiencia del exlateral en el fútbol formativo.

No todo fue en la cancha. En las oficinas del segundo piso se dejó de contar con los servicios del abogado José Joaquín Laso para darle paso a Javier Gasman, quien lleva la cartera de clubes que se le relacionan al agente argentino, tales como Huachipato, La Serena y Rodelindo Román, el equipo de Arturo Vidal, uno de los principales activos de Felicevich. Cabe mencionar que el jurista también presta servicios a Antofagasta y Cobreloa, entre otros equipos. En Huachipato se defienden de la acusación que se les hace: “Felicevich no es dueño del club. Solo participa como un representante más dentro de la lista que tenemos. No toma ninguna decisión acá”.

En lo comercial se suma la última arista. La U negocia por estas semanas con Betano, marca de apuestas online, para que se transforme en su mainsponsor. La empresa productora Vibra, propiedad del argentino en Chile, es la que acercó la firma al CDA. Una diligencia que también ha realizado con otros elencos del medio local, advierten desde el círculo del transandino. Tal como en su momento negoció con diferentes equipos el arribo de las marcas DiDi o Sika, explican. Hace menos de dos meses, esta empresa firmó un acuerdo comercial con La Serena.

Más allá de las coincidencias, consultada por El Deportivo, en la concesionaria aseguran que no existe ningún documento que se pueda vincular al representante con el elenco que hoy entrena en La Cisterna.

La respuesta de Felicevich

Fernando Felicevich había guardado silencio. Si bien el agente de jugadores estaba al tanto de las vinculaciones que se le imputan, había preferido mantenerse al margen. Sin embargo , al ser contactado por El Deportivo, decidió entregar su versión.

“Yo no participo de la propiedad de la U, ni a modo personal ni a través de ninguna sociedad, fondo de inversión ni de ningún modo. La relación de mi empresa con el Club es la misma que puede tener cualquier otro agente. Y la misma relación que podemos tener con cualquiera de los demás clubes de Chile y el mundo”, dice el transandino mediante mensaje de WhatsApp.

Al mismo tiempo, el agente insta a la ANFP a que entregue detalles de los nuevos dueños del club. “Creo que debe ser la ANFP la encargada de informar acerca de los propietarios de los clubes, de modo de terminar con los rumores malintencionados que nacen siempre de las mismas ‘fuentes’”, comenta, de manera enfática.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

A mediados del siglo XVI, los tejedores de Nimes en Francia, intentaron replicar un tejido italiano llamado Gene, y aunque fallaron, lograron desarrollar una tela única y resistente, que se ha convertido en una prenda indispensable en los closets del mundo.