Laboristas piden investigación y otros solicitan que les quiten títulos: las réplicas en Reino Unido a la entrevista de Harry y Meghan

Foto: AP

Los duques de Sussex hicieron incendiarias declaraciones ayer en su conversación con la presentadora estadounidense Oprah Winfrey, y aunque la entrevista será emitida hoy en Reino Unido, sus comentarios dieron la vuelta al mundo en pocas horas.


“Meghan acusa al Palacio de racismo”, decía hoy la portada del tabloide británico Daily Mail. “Preguntaron qué tan oscura sería la piel de Archie”, complementaba el sensacionalista Daily Mirror en la suya, en alusión al hijo de los duques de Sussex.

Así reaccionaba la prensa británica a la reveladora entrevista de la presentadora estadounidense Oprah Winfrey a Harry y Meghan, que fue transmitida anoche en Estados Unidos. Aunque esta noche será emitida en Reino Unido, los comentarios de la pareja dieron la vuelta al mundo en pocas horas, y han generado todo tipo de reacciones entre los británicos.

Harry y Meghan, duques de Sussex, son entrevistados por Oprah Winfrey. Foto: Reuters

En la entrevista, Meghan dijo que cuando estaba embarazada de su primer hijo, Archie, hubo por parte de la realeza “preocupaciones y conversaciones sobre qué tan oscura podría ser su piel cuando naciera”. Winfrey preguntó si eso significaba que les preocupaba que su hijo fuera “demasiado moreno”, a lo que la esposa de Harry contestó “si esa es la suposición que estás haciendo, es bastante segura”.

Pese a que Harry no quiso revelar qué miembros de la familia habían hecho esta pregunta, Winfrey aseguró hoy que no habían sido ni la reina Isabel II ni su esposo, el príncipe Felipe. Según la presentadora, el duque de Sussex enfatizó que “no era su abuela ni su abuelo quienes formaban parte de esas conversaciones”.

El presentador británico Piers Morgan, quien constantemente lanza duras críticas contra Markle, se refirió a la entrevista en su programa de televisión Good Morning Britain. “Estoy enfadado hasta el punto de desbordar. Me enferma lo que acabo de ver. Este es un maratón de basura de dos horas de nuestra monarquía y familia real”, dijo Morgan.

Harry y Meghan llegan a los premios Endeavour Fund, en marzo de 2020, en Londres. Foto: Reuters

“Destrozan a todo el mundo. Básicamente hacen que todos los miembros de la familia real sean supremacistas blancos. Simplemente no creo que eso sea aceptable”, agregó el presentador británico de 55 años.

“Esta entrevista es una traición absolutamente vergonzosa a la reina y la familia real. Espero todas estas viles y destructivas tonterías egoístas de Meghan Markle, pero que Harry deje que ella acabe con su familia y la monarquía de esta manera es vergonzoso”, tuiteó anoche Morgan.

Los comentarios generaron molestias de varios televidentes, y algunos incluso se organizaron para denunciar al programa al regulador de medios británico Ofcom, difundiendo el link a través de redes sociales.

Clare Foges, columnista del periódico británico The Times, también fue tajante al señalar hoy que “Harry y Meghan deben pagar el precio de sus puentes quemados”, asegurando que “los Sussex no pueden disfrutar de las ventajas de la realeza mientras destrozan la institución: es hora de eliminar sus títulos”.

El príncipe Carlos, Guillermo, Kate, Harry y Meghan participan en un servicio en la abadía de Westminster, el año pasado en Londres. Foto: Reuters

Sin embargo, las revelaciones de anoche generaron más empatía que críticas. “Ahora comprendemos mucho mejor el terrible estado en el que se encuentran”, dijo Roya Nikkhah, corresponsal de The Sunday Times Royal, en el programa Breakfast de la BBC.

“La monarquía acaba de sufrir su peor crisis desde la abdicación en 1936. Ya sea por el bien de Gran Bretaña o por el bien de la realeza más joven, esta podrida institución debe desaparecer”, señaló el grupo británico Republic, que defiende la abolición de la monarquía.

La reina Isabel II, después de un servicio en la abadía de Westminster. Foto: Reuters

La secretaria de Educación en la sombra, Kate Green, dijo que las declaraciones de Meghan eran “realmente angustiantes, impactantes”, y que el Palacio de Buckingham debería investigar cualquier acusación de racismo. “Si hay acusaciones de racismo, esperaría que el Palacio las trate con la mayor seriedad y las investigue a fondo”, señaló la parlamentaria laborista a Sky News.

“Estoy segura de que el Palacio pensará con mucho cuidado sobre eso, y ciertamente creo que la gente se estará preguntando qué se va a decir. Pero nunca hay excusa, en ninguna circunstancia, para el racismo, y creo que es importante que se tomen medidas para investigar las acusaciones”, agregó Green.

La reina Isabel II, Meghan y el príncipe Harry en un balcón del Palacio de Buckingham, en 2018, en Londres. Foto: AP

Vicky Ford, ministra de la Infancia, dijo a la BBC que no había visto la entrevista. “No hay lugar para el racismo en nuestra sociedad y todos debemos trabajar juntos para detenerlo”, señaló la conservadora durante una conferencia de prensa sobre la reapertura de las escuelas en el país.

El primer ministro británico, Boris Johnson, tampoco ha visto las declaraciones de Meghan y Harry, según afirmó un portavoz. Sin embargo, aclaró que cualquier tema que surja de la entrevista es asunto del Palacio.

En la conversación con Winfrey, Meghan también señaló que Kate Middleton, esposa de Guillermo, la había hecho llorar, y Harry dijo que tenía miedo de que “la historia se repitiera”, en relación a cómo sufrió su madre, Diana, tras su salida de la familia real.

El príncipe Carlos y Diana, padres de Harry, en el balcón del Palacio de Buckingham luego de su matrimonio, el 29 de julio de 1981. Foto: Reuters

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.