“Tras dos años desde el alzamiento popular, no hemos conseguido nada”: Las movilizaciones estudiantiles que estresaron aún más a La Moneda

Centenares de estudiantes se movilizan por la Alameda en dirección a Palacio La Moneda.

Una masiva marcha de secundarios llegó hasta las inmediaciones de Palacio, donde estaban preocupados del cambio de gabinete. Para este jueves hay convocada otra.


Si La Moneda ya estaba tensionada por el cambio de gabinete -el que por cierto sufrió giros inesperados-, se estresó aún más cuando, antes del mediodía, cientos de estudiantes marcharon por la Alameda.

Una vez conocidos los resultados de plebiscito, la Articulación Providencia convocaba para este martes 6 de septiembre, a las 10 de la mañana, a marchar en dirección a La Moneda. “Movilización estudiantil: ante un pueblo sin memoria, estudiantes haciendo historia...”, rezaba el llamado que se difundió en redes sociales.

Así las cosas, la marcha que comenzó en Providencia, luego poco a poco fue sumando estudiantes de Santiago. De hecho, alumnos del Instituto Nacional ya habían comenzado a causar destrozos y prender fuego adentro y afuera de su recinto educacional, para luego algunos sumarse a la marcha que al mediodía ya era masiva y visible desde varias cuadras.

Rodrigo Roco, jefe de la Dirección de Educación de la Municipalidad de Santiago, confirmó que “efectivamente un grupo de encapuchados derramó bencina en un pasillo del Instituto Nacional y le prendió fuego. Este foco fue rápidamente controlado por personal del establecimiento, pero no es tolerable que sigan tratando de destruir la infraestructura y equipos del liceo y amenazando a las y los integrantes de su comunidad, interrumpiendo la jornada escolar y obligando a despachar a los estudiantes. Con posterioridad a eso, Carabineros ingresa al recinto para constatar que no existían ya riesgos a ese respecto”.

Debido a los incidentes al interior de ese centro educacional, Carabineros entró al recinto “por flagrancia de lanzamiento de artefactos incendiarios”. Según explicaron desde la institución, ese procedimiento se realizó a petición de la Municipalidad de Santiago y de las autoridades del colegio. En el interior del Instituto Nacional, y tras el ingreso de los funcionarios policiales, se incautaron bombas molotov y overoles blancos.

Overoles blancos encontrados al interior del Instituto Nacional durante esta jornada.

La tensión se apoderó de todos cuando la masa de gente comenzó a llegar hasta las dependencias de Palacio, donde estaban preocupados del cambio de gabinete, pero a su vez ponían un ojo en lo que acontecía en las calles. Más aún cuando los estudiantes lograron avanzar y comenzaron a enfrentarse con Carabineros, a la vez que comenzaron a causar desmanes, destrozos y prender fuego.

De hecho, mientras se desarrollaba la ceremonia del cambio de gabinete, era posible escuchar desde el exterior los gritos y consignas de quienes se manifestaban.

A través de sus redes, Carabineros informó de la vandalización de un paradero del transporte público en la Alameda con Amunátegui, así como que sujetos lanzaron artefactos incendiarios a personal de Control de Orden Público (COP). Consultados por La Tercera, desde la institución informaron que hasta las 18.30 horas del martes habían 35 detenidos por los diversos desórdenes en la Alameda y alrededores, de estos 14 son menores de edad.

Más avanzada la tarde, fue el propio ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, quien informó que algunos ventanales del Mineduc fueron quebrados con piedrazos, con motivo de estas mismas movilizaciones. “La violencia nunca es el camino, menos contra trabajadoras y trabajadores”, escribió en sus redes para dar cuenta de los hechos que afectaron al edificio que se ubica en Av. Libertador Bernardo O’Higgins 1371, entre Teatinos y Amunátegui.

Luego de los enfrentamientos entre manifestantes y carabineros, los cuales se concentraron en Amunátegui con la Alameda, un grupo de estudiantes se desplazó por la principal arteria capitalina en dirección poniente. Esto hasta que fueron dispersados -mientras atacaban a funcionarios policiales- en la intersección de la misma Alameda con Manuel Rodríguez.

Finalmente, cerca de las 17 horas de este martes, un grupo de sujetos a rostro cubierto prendió fuego al interior de un bus del transporte público en la intersección de la Alameda con Portugal, mientras marchaban estudiantes universitarios. El fuego fue controlado por personal de Carabineros, quienes a través del uso del guanaco impidieron que las llamas se propagaran.

Ante este hecho, la delegada presidencial de la Región Metropolitana, Constanza Martínez, anunció que desde la delegación presentaron una querella “contra quienes resulten responsables por los hechos ocurridos en Portugal con la Alameda, en donde personas cometen graves desórdenes que alteran el orden público, entre ellos, prender fuego a una parte de un bus de Transantiago, que fue controlado por Carabineros”.

La convocatoria de los estudiantes

Al margen de los hechos violentos que se vivieron en su recinto, el centro de estudiantes del Instituto Nacional ya había adelantado que mantendrían vivas las movilizaciones luego del triunfo del Rechazo en el plebiscito.

Así, en un comunicado expusieron que “al igual que una gran parte de la ciudadanía y especialmente los estudiantes de este país, nos ilusionamos con un proceso constituyente el cual resultó fruto del descontento social en el que fuimos actores principales en 2019 (...) y por sobre todo nos ilusionamos con ser la generación que por fin borraría el legado de una dictadura que impuso la actual Constitución mediante el miedo, la tortura, la persecución y la muerte”.

Tras el resultado de la consulta ciudadana, agrega el escrito, “sentimos frustración y por sobre todo indignación ante (dejar pasar) la oportunidad de una Carta Magna donde se garantizarían derechos sociales, en donde también se establecía el Estado de derecho sobre el actual Estado subsidiario, el cual permite el lucro en la educación”.

“Como centro de estudiantes hacemos el llamado a nuestras bases a seguir luchando y no bajar la guardia ante el resultado del plebiscito, la lucha contra el negocio de la educación no debe decaer ante la negativa, de lo contrario debe levantarse nuevamente con más fuerza, más ímpetu y mayor unión como estamento, para mostrar nuestro descontento ante las distintas autoridades correspondientes. La demanda histórica estudiantil por una educación de calidad, gratuita e inclusiva seguirá estando vigente ahora más que nunca”.

Asimismo, el desde el Liceo de Aplicación difundieron un nuevo petitorio, similar a los anteriores en este semestre de movilizaciones, en el que llamaban “al movimiento estudiantil a enarbolar el Petitorio Secundario, a diversificar las formas de lucha, impulsar con más fuerza que nunca las demandas del estudiante popular y agruparnos bajo esta plataforma de lucha. Porque tras dos años desde el alzamiento popular, no hemos conseguido nada. Avanzamos decididamente en conquistar la educación que anhelamos”.

En esa línea, por ejemplo, el Liceo 7 tuvo una asamblea este mismo martes para definir su participación en movilizaciones, así como desde el INBA los estudiantes escribieron que “bajo la línea de lo que en todo momento dejamos claro respecto a nuestro rol como estudiantes críticos, conscientes y que tienen la capacidad de ser actores sociales de cambio, no podemos quedarnos al ajenos a la realidad que nos enfrenta”.

Y siguen: “Debemos seguir hoy más que nunca en la línea agitadora que nos caracteriza, en ese rol subversivo y disidente, que por lo demás puede llegar a ser disruptivo, aquel rol que a pesar de los ataques sistemáticos por parte de la clase acomodada debemos mantener en pie con firmeza, porque sin nuestra presión, sin las movilizaciones hechas a base de esfuerzo y esperanza por crear una sociedad mejor para la clase trabajadora”.

Así, ha surgido también una organización llamada Coordinadora Secundaria Revolucionaria, la que en sus redes sociales ya convocó para el jueves venidero a nuevas movilizaciones: “Ante las actuales condiciones de nuestra educación, llamamos a todos los liceos a luchar por El Petitorio Secundario. Ya no queremos migajas, ni soluciones parche. Por eso este jueves a desbordar las calles en una nueva Jornada de Protesta Secundaria”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.