Locura en París: cientos de hinchas y $ 3 mil millones al mes aguardan a Messi en el PSG

People gather outside the Parc des Princes stadium in Paris as Argentinian football player Lionel Messi is expected to arrive on August 9, 2021, a day after the 34-year-old told at his tearful farewell news conference in Barcelona that joining French football club Paris Saint-Germain was a "possibility. (Photo by Zakaria ABDELKAFI / AFP)

Según la prensa española y francesa, solo restan algunos detalles referentes a los derechos de imagen para oficializar el fichaje de Lionel Messi por el Paris Saint-Germain. El ídolo del Barcelona firmará un contrato por tres años, a cambio de US$ 141 millones. Mientras tanto, los fanáticos invanden el aeropuerto Le Bourget y el estadio Parque de los Príncipes, a la espera del arribo de Leo.




La expectación en París es total. En la capital francesa no se habla de otra cosa que de la inminente llegada de Lionel Messi al PSG, donde formará un tridente de ataque realmente temible, junto a Neymar y Kylian Mbappé.

Hasta ayer, el futuro del exBarcelona era pura especulación. Sin embargo, fue el propio argentino quien confirmó que estaba en negociaciones con el poderoso club galo. “El PSG es una posibilidad. A estas horas no tengo nada arreglado con nadie. Cuando salió el comunicado tuve muchas llamadas, varios clubes que se interesaron. No tengo nada cerrado, pero obviamente estamos hablando”, aseguró Leo.

Bastaron esas palabras para que se desatara una verdadera locura en la Ciudad de la Luz. Sin ir más lejos, apenas culminó la conferencia en la que el astro se despidió del cuadro catalán y de sus compañeros, cientos de hinchas del Paris Saint-Germain llegaron hasta el aeropuerto de Le Bourget, ya que algunas versiones de prensa indicaban que viajaría inmediatamente a Francia para firmar su contrato.

Incluso, en un momento, corrió el rumor de que el transandino había aterrizado y que era transportado en una van negra, lo que movilizó a un centenar de aficionados por los alrededores del recinto, los que corrieron desesperados al divisar un auto de ese color. Éxtasis total.

Sin embargo, lo concreto es que, a esta hora, la Pulga sigue en la ciudad condal. Según reporta la prensa catalana, Messi aún se encuentra estudiando algunas cláusulas de la suculenta oferta recibida por el subcampeón francés. Se trata de algunos “flecos”, término que utilizan los españoles para referirse a los detalles de un acuerdo que está al caer, y que tienen que ver con los derechos de imagen de la superestrella.

Claro, porque en cuanto a sueldo ya existe un pacto entre las partes. Será un vínculo de tres años a cambios de 120 millones de euros. Es decir, 40 millones de la moneda europea por temporada. En dólares, son 141 millones por ese período y 47 millones anuales. En pesos, su salario mensual resulta mucho más exorbitante: $ 3.068.120.833 cada 30 días.

Cifras que, evidentemente, han generado una enorme impresión en Europa y, al mismo tiempo, una gran alarma en torno al presupuesto del PSG. La prensa catalana se pregunta si el club parisino podrá cumplir con el fair play financiero al aumentar el costo de su plantilla de manera tan abultada.

De hecho, en las últimas horas, un grupo de socios del FC Barcelona presentó una demanda que busca bloquear el fichaje de Leo en el equipo del Parque de los Príncipes, que es presidido por el multimillonario empresario qatarí Nasser Al-Khelaïfi, y propiedad de Qatar Investment Authority, cuyo dueño es el jeque Hamad bin Jassem bin Jabr Al Thani.

La denuncia fue presentada en la Comisión Europea por el abogado Juan Branco. “Los ratios del PSG en términos de Fair Play financiero son peores que los del Barcelona. En la temporada 2019/20, el ratio entre salarios e ingresos del conjunto parisino fue del 99%, mientras que el del Barça fue el del 54%”, dice el escrito interpuesto en la Corte de Apelaciones de París.

Y aunque aún la operación no es oficial, el jeque Mohammed bin Hamad bin Khalifa Al Thani, hermano del emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad Al Zani, tuiteó el domingo que el fichaje de Messi por el PSG ya era un hecho. Y así como hay cientos de fanáticos parisinos que hacen guardia en el aerpuerto de la capital francesa, otros cientos de aficionados también hacen lo propio en la entrada del estadio Parque de los Príncipes, a la espera de la llegada triunfal del mejor futbolista del mundo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.