Los guiños a la DC y las gestiones de último minuto para salvar la postulación de Mera a la Suprema

En su presentación ante la comisión de Constitución la semana pasada, el ministro Raúl Mera recordó un fallo absolutorio en favor de la cúpula DC en Magallanes durante la dictadura. Ese día el senador Francisco Huenchumilla le dio su voto a la carta del gobierno a la Suprema. El Ejecutivo espera contar con el apoyo del resto de la DC y de algunos descolgados de oposición. Aun así las cuentas están difíciles.




Esta semana, el Senado debe poner en tabla la postulación del ministro Raúl Mera Muñoz (64) como candidato a la Corte Suprema en el cupo que dejó el ministro Hugo Dolmestch, cumpliendo el plazo de un mes desde que el gobierno hizo efectiva la candidatura.

Desde que el presidente Sebastián Piñera optó por el ministro de la Corte de Apelaciones de Valparaíso como su carta a la Suprema, el Ejecutivo sabe que sus posibilidades son inciertas dado que el grueso de la oposición notificó tempranamente que votará en contra. El principal argumento es la presión de las agrupaciones de derechos humanos que cuestionan el fallo absolutorio emitido por Mera en el caso Los Queñes, donde exculpó a los oficiales de Carabineros acusados del crimen de los ex frentistas Raúl Pellegrin Friedmann y Cecilia Magni Camino.

Para conseguir que Mera acceda a la Suprema, el gobierno requiere el apoyo de 2/3 de los senadores en ejercicio, es decir 29 votos. Una meta imposible hasta hace unos días. Pero que el Ejecutivo apuesta a acortar, particularmente a través de los senadores de la DC y a los votos en duda en las bancadas del PPD, el PS y de los independientes.

Mera aludió a fallo en favor de la DC

La presentación del ministro Mera en la comisión de Constitución el jueves 29 de julio pasado, abrió la esperanza del gobierno de conseguir el voto favorable de los senadores de la DC. Ese día, el senador Francisco Huenchumilla, anunció su voto favorable al ministro, luego de escuchar su exposición basada en demostrar la imparcialidad de sus fallos.

Ante los senadores, Mera defendió su decisión en el caso Los Queñes, señalando que “no hubo en ese sentencia ninguna decisión que tuviera relación alguna con ideologías, ni con desconocimiento de normas nacionales o internacionales de protección a los derechos humanos”. Y refrendó sus dichos añadiendo que su criterio fue respaldado por la Corte Suprema y en particular por el ministro Milton Juica, “considerado con razón un ejemplo de interés y respeto por los casos de derechos humanos”. “¿Alguien osaría calificar a tan distinguido ministro como cómplice de la impunidad? Desde luego que no...”, insistió.

Enseguida, Mera aludió a uno de sus fallos que fue en directo beneficio de la DC durante la dictadura, en particular de los dirigentes Carlos Mladinic y José Ruiz di Giorgio.

“Yo di esa garantía (de imparcialidad) en la época más difícil. En 1985, cuando nadie sabía cuando se reestablecería la democracia y pocos osaban mantener su independencia, le di esa garantía a los dirigentes del partido democratacristiano de Punta Arenas, entre los que estaban don Carlos Mladinic, luego ministro de Estado, y don José Ruiz di Giorgio, luego senador, siendo yo apenas secretario de la corte y estando accidentalmente subrogando la fiscalía judicial”, recordó Mera.

El ministro aludía a un requerimiento penal de la intendencia de Magallanes en contra de los dirigentes falangistas en el año 1985. “Emití un razonado informe demostrando que no habían cometido delito algunos y reclamando el correspondiente sobreseimiento definitivo. El minsitro instructor solo sobreseyó temporalmente la causa y a mí -que era su subordinado- no me pareció suficiente... Apelé de la decisión de mi superior, pidiendo lo que mi imparcialidad y mi independencia en tan difíciles tiempos para sostenerlas me exigía”, detalló.

Los votos

Si al voto favorable de Huenchumilla se sumaran los otros cuatro senadores DC, el panorama sigue siendo complejo para Mera que en el mejor de los casos llega a 25 votos, contando a los 17 senadores de UDI, RN y Evópoli, y a un par de descolgados.

En el PS están alineados con el rechazo, salvo el senador Juan Pablo Letelier que ya ha dicho que respaldará la opción del magistrado.

En el PPD, el senador Pedro Araya le ha asegurado al gobierno que la bancada votará en contra. Sin embargo, el Ejecutivo cree que puede contar con el voto del senador Felipe Harboe, que no ha develado su opción.

En la misma línea se pronunció esta mañana el senador independiente Carlos Bianchi. “Tengo una opinión ya formada, pero prefiero no adelantarla”, dijo a La Tercera PM.

“Nosotros argumentamos que el caso de Raúl Pellegrin es una herida abierta”, dijo el senador y presidente de la Comisión de Constitución, Alfonso De Urresti (PS), quien esta mañana hacía gestiones para evaluar si la Sala vota el jueves. Esta semana no hay permisos constitucionales que bajen el quorum del Senado.

Comenta