El áspero diálogo en que la oposición notificó a Larraín que no apoyará la nominación de Mera a la Suprema

Una de las causas que más pesa en la oposición contra el candidato del presidente Sebastián Piñera es su fallo absolutorio de 2010 en el caso Los Queñes, en el cual absolvió a los carabineros acusados del crimen de los ex frentistas Raúl Pellegrin Friedmann y Cecilia Magni Camino, en octubre de 1988.




El miércoles de la semana pasada, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, se comunicó vía Zoom con el presidente de la comisión de Constitución del Senado Alfonso de Urresti (PS) y con el senador Pedro Araya (IND), representante del PPD en esa misma instancia parlamentaria.

La cita era para notificar a ambos que el gobierno nombraría al ministro Raúl Mera Muñoz (64) como candidato del gobierno a la Corte Suprema en el cupo que dejó el ministro Hugo Dolmesch.

No era la primera vez que el ministro recogía las impresiones de la oposición sobre el nombre de Mera. Ya lo había hecho hace varias semanas y la respuesta que obtuvo en esta oportunidad fue la misma: Mera no tendrá los votos de la mayor parte de la oposición.

El principal argumento que han vertido los parlamentarios opositores para negarse al ascenso a la Suprema del ministro de la Corte de Apelaciones de Valparaíso es su fallo absolutorio en el caso Los Queñes, cuando fue ministro de Corte de Apelaciones de Rancagua, en 2010.

En esa sentencia -ratificada por la Corte Suprema en 2014- quedaron absueltos los ex oficiales Julio Costa Chávez y Mauricio Bezmalinovic Hidalgo; y los ex suboficiales Juan Ernesto Rivera Iratchet y Walter Soto Medina, acusados del crimen de los ex frentistas Raúl Pellegrin Friedmann y Cecilia Magni Camino, cuyos cuerpos aparecieron en el río Tinguiririca en octubre de 1988 con evidentes signos de tortura.

En el diálogo con Larraín, los parlamentarios plantearon que para sus respectivas bancadas era infranqueable pasar por alto un caso de derechos humanos emblemático como el de “Los Queñes”.

Lamentando la postura de la oposición, el ministro Larraín -según aseguran en la oposición- llamó a no juzgar la carrera de un ministro por un fallo y reafirmó que seguirían adelante con la postulación, dado que el ministro Raúl Mera es el candidato elegido por el Presidente Sebastián Piñera.

“Es un ministro que genera resistencia en materia de derechos humanos. Lo veremos en la audiencia”, comentó esta mañana el senador de Urresti a La Tercera PM.

“Una vez que lleguen los antecedentes a la comisión de Constitución tomaremos una definición final”, añadió esta mañana el senador Araya.

A su turno, el senador de RD Juan Ignacio Latorre planteó también su disconformidad con la nominación, argumentando que a los fallos en derechos humanos se suman -a su juicio- sentencias cuestionables en materia ambiental.

“Tengo una opinión crítica de este nombramiento del gobierno par la Corte Suprema, dado los antecedentes en materia de DD.HH. y también en materia recursos de protección sobre el agua en Petorca, recursos sobre Puchuncaví y Quinteros, por las intoxicaciones del 2018, algún otro caso de una mujer víctima de violencia sexual (...). Hay varios antecedentes que hay que mirar con mucho detalle, con una mirada crítica, dada la relevancia de un juez de la Corte Suprema, que va a impactar con sus decisiones en una sede que afecta el bien común de la sociedad”, planteó.

El senador Alejandro Navarro (IND) también difundió esta mañana su decisión de votar en contra de Mera una vez que su postulación llegue a la sala del Senado. Su principal argumento es la sentencia en el caso Los Queñes.

El gobierno necesita 29 votos para aprobar el nombramiento de Mera. Quienes conocen las tratativas, aseguran que en la bancada PS el único voto en contra que está en duda sería el del senador Juan Pablo Letelier.

Consultado por este medio, el senador por la Sexta Región dijo: ”Me acerco sin ningún prejuicio y he procurado informarme con la Comisión Chilena de DD.HH. de la región de O’Higgins”.

En el PPD también habría un rechazo mayoritario y esta mañana la bancada de diputados de ese partido pidió públicamente votar en contra. Un llamado que el senador Guido Girardi acogió, según publicó en su cuenta de Twitter.

Consultado al respecto, el senador PPD Felipe Harboe, evitó adelantar su decisión. “Nunca he dado opiniones previas, por respeto a los postulantes. Primero veré la sesión donde se presentará y pediré los antecedentes que el gobierno y la BCN entregue al Senado”, dijo.

Melo y Carroza quedaron en el camino

Aunque hubo presión para que el gobierno aceptara que el reemplazo del ministro Dolmestch fuera de sensibilidad progresista, en la oposición saben que este nombramiento corresponde por calendario a la centro derecha.

Por eso de la quina elegida por la Corte Suprema en marzo corrían con ventaja Mera y la ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago, María Soledad Melo. Los otros integrantes de la quina eran Sergio Mora, Jéssica González y el juez Mario Carroza.

El gobierno -según aseguran fuentes de oposición y del oficialismo- evaluó el nombre de la ministra Melo. No obstante, el Ejecutivo habría llegado a la convicción de que, pese a tener la trayectoria necesaria para el ascenso, su nombramiento habría generado un conflicto público, debido a que es la esposa del ministro del Tribunal Constitucional Nelson Pozo.

“Aunque es de derecha, a nosotros nos parecía un buen nombre. Pero con el ruido que hay con el TC el gobierno evaluó que era mejor evitar nuevos conflictos”, dice un parlamentario de oposición.

Otro senador opositor comenta que el nombre de Mario Carroza también se evaluó, no obstante, el gobierno habría llegado a la convicción de que no contaba con suficiente respaldo en el oficialismo.

Comenta