Los reclamos que obligaron a la comisión de Ética a frenar a los diputados “rostros” de matinales

Matinales final

El miércoles, desde esa comisión se publicó un instructivo donde se les "recordó" el reglamento del Congreso a los parlamentarios para que así no participen en programas de televisión o radio durante horarios de Sala. La próxima semana varios esperan que el debut provoque una disminución en matinales entre el martes y el jueves cuando hay sesiones de sala y comisiones.




El miércoles, pocos minutos después que la comisión de Ética y Transparencia de la Cámara hiciera público el instructivo donde se les recomienda a los diputados y diputadas regular la aparición en radio y programas de televisión, los diputados Mario Desbordes (RN) y Pablo Vidal (RD) estaban listos para conectarse desde sus casas al matinal de Chilevisión.

Apenas vieron el documento de cuatro páginas, los dos se llamaron y acordaron que lo mejor era ausentarse del programa que conducen Julio César Rodríguez y Montserrat Álvarez. Justo a esa hora ya había comenzado una sesión de sala de la Cámara.

“Uno tiene que cumplir sus obligaciones que son estar en la sesión, votar los proyectos y participar de las comisiones. En general, yo no iba a matinales pero últimamente sí he aceptado invitaciones y me parece bien el documento que sale de la comisión de Ética porque si bien no es obligatorio, es una recomendación y lo voy a acatar 100%. Nosotros tenemos una mirada, podemos aportar al debate y me parece legítimo que uno pueda ir a todo tipo de programas, el punto es que no choque con los horarios de sala y sesión”, señaló Desbordes.

El hecho da cuenta del ya conocido aumento de la participación de parlamentarios en programas de televisión y radio pero, principalmente, en matinales televisivos. Según señalan, lo publicado el miércoles por la comisión de Ética de la Cámara es la conclusión de un tema que se viene discutiendo desde hace al menos un mes. Esto, luego de que varios pares denunciaran a otros, informalmente, de que no estaban respetando el reglamento del Congreso al ausentarse de sesiones de sala y comisiones por estar, a esa hora, en esos espacios televisivos.

A eso se sumó que en marzo, la Contraloría publicó un dictamen donde se cuestionó la “participación recurrente” de alcaldes en matinales de televisión, señalando que “frivoliza” lo que provocó que varios de ellos se “rebelaran” argumentando de que el ente no les puede prohibir su participación en estos espacios.

“Hace rato que veníamos escuchando a personas tanto en el Congreso como en la ciudadanía que criticaban que muchos parlamentarios asistían a distintos matinales y programas de radio en horas que se supone que deben estar efectuando su trabajo parlamentario. Entonces, decidimos escribir el instructivo para que se ordene la cosa, ya estaba desordenando mucho”, comentó el diputado Bernardo Berger (RN), presidente de la comisión de Ética.

Pero apenas se hizo conocido el instructivo varios en la Cámara hicieron ver dos puntos: el documento no es “restrictivo ni sancionatorio” ya que solo se pide que “no exista tope de horario con el desarrollo de la Sala o comisiones” y, además, varios cuestionaron que algunos de los que conforman la comisión de Ética son parlamentarios que, durante la pandemia, han sido invitados de forma regular a matinales. Estos son: María José Hoffmann (UDI), Javier Macaya (UDI), Jaime Bellolio (UDI), Juan Luis Castro (PS) y Vlado Mirosevic (PL).

En esa línea, varios en la Cámara señalan que son 10 ó 15 los diputados y diputadas que regularmente asisten a este tipo de programas. A los ya mencionados se suman Pablo Vidal (RD), Gonzalo Winter (CS), Guillermo Ramírez (UDI), Diego Schalper (RN), entre otros.

Sobre el primer punto, Berger explica que “el instructivo es una especie de recordatorio del reglamento que regula la función parlamentaria y que ahora van a tener que tomar los resguardos pertinentes y estar dispuestos a recibir sanciones”. Por eso, varios en el Parlamento señalan que la próxima semana, y específicamente entre el martes y el jueves cuando hay sesiones de Sala en las mañanas, será clave para ver si lo emanado por la comisión de Ética permeará en la conducta de los miembros de la Cámara Baja e incluso en los senadores, que hasta ahora no han hecho una recomendación de este tipo.

Varios en la comisión de Ética señalan que la próxima semana será “clave” y que se estará “atento” para ver si procede presentar acusaciones por oficio a la comisión.

“Si alguien reclama que un parlamentario no fue a una comisión, o no votó, ahí se hará una presentación, se evaluará en su mérito y se verá si procede una multa”, comenta la diputada Karín Luck (RN), también parte de la comisión de Ética.

Las sanciones

La directora de Incidencia de Espacio Público, María Jaraquemada, cree que es positivo que autoridades asistan a matinales para “acercar la toma de decisiones a la ciudadanía, además de poder constituir un espacio de rendición de cuentas”. El problema, advierte, está en las sanciones.

“Hay dos áreas sensibles: la pluralidad de voces en esos espacios –tanto política como también de regiones- y que prime el cumplimiento de las funciones por las cuales fueron electos o nombrados. Por ejemplo, debería ser prioridad para un parlamentario asistir a las sesiones antes que a un matinal o espacio televisivo. En ese sentido, me parece bien la recomendación de la Comisión de Ética pero volvemos a caer en un problema usual: la falta de fiscalización y sanción externa en el Congreso ante el incumplimiento de sus deberes”, comentó Jaraquemada.

Sobre las sanciones externas, la directora de Espacio Público agrega que hay un proyecto de ley en el Senado para crear una comisión común de ambas cámaras pero integrada por personas externas que no sean parlamentarios para que resuelvan este tipo de temas.

Por su parte, Alberto Precht, director ejecutivo de Chile Transparente, señala que la labor parlamentaria “a nuestro juicio nunca puede ir en detrimento a la función legislativa por lo que claramente parecería lo correcto que , si un parlamentario tiene citación de sala o comisión a la misma hora que es invitado a un programa en un medio de comunicación, deba dar preeminencia a su presencia en dicha sesión, más cuando lamentablemente algunas veces el quórum escasea”.

Sobre las sanciones, agrega que “al ser esta una práctica transversal y hasta hoy extendida entiendo que los mismos parlamentarios no sancionarían a sus pares. Como hemos dicho otras veces este es el problema del autocontrol ético que hoy es junto con el voto popular las únicas vías que tenemos de evaluar a un parlamentario”.

Comenta