Merino, Kast y Chahuán: los urgentes telefonazos para contener la tensión oficialista tras caso Vitacura

Raúl Torrealba y Camila Merino, ex alcalde y actual jefa comunal de Vitacura, respectivamente.

La alcaldesa de Vitacura y las cúpulas de Evópoli han sostenido diálogos con la tienda de Antonio Varas, para evitar que la denuncia interpuesta en contra del exalcalde Raúl Torrealba (exRN) se vea como un enfrentamiento entre partidos políticos. Mediante diversas gestiones, se ha intentado contener las tensiones a casi dos meses de las elecciones parlamentarias en que cualquier acción judicial podría verse como un eventual aprovechamiento político.




Con carácter de urgente se iniciaron conversaciones cruzadas entre dirigentes de RN y Evópoli, antes y después de que se conocieran las denuncias en Vitacura que afectan a la gestión del exalcalde Raúl Torrealba, a fin de contener tensiones entre ambos partidos. Porque, en medio de una campaña electoral, causó polémica y preocupación en las filas oficialistas la denuncia y querella que interpuso el municipio que comanda la edil Evópoli Camila Merino en contra de su antecesor, un histórico e influyente militante de RN.

En la acción judicial, la municipalidad acusó que Torrealba recibió sobres con $5 millones mensuales en los últimos tres años. Ello abrió una causa que hoy investiga el Ministerio Público sobre presuntas irregularidades en los llamados “programas Vita”, las que incluso se investigan bajo la arista de lavado de activos.

El tema generó revuelo en RN, ya que le abrió un flanco a la directiva liderada por el senador Francisco Chahuán, respecto de la suspensión o no de la militancia de Torrealba. Si bien éste renunció a la colectividad con el argumento de no hacerle daño, en Vitacura y el entorno de Merino buscaron generar acciones para evitar que la denuncia se viera como una pelea entre RN y Evópoli, y un aprovechamiento político de esta última tienda.

Esto aún más considerando que Vitacura es parte del distrito 11 (que incluye a Las Condes, Lo Barnechea, La Reina y Peñalolén), bastión electoral de la derecha y donde las colectividades del oficialismo se suelen disputar el poder.

Ahí, por ejemplo, RN tiene a tres diputados con los que buscará la reelección: los incumbentes Gonzalo Fuenzalida, Catalina del Real y Karin Luck. Evópoli ganó poder con la victoria de Merino y del concejal Tomás Kast, hermano del senador Felipe Kast, en Vitacura y busca la reelección del diputado Francisco Undurraga.

Con miras a contener las tensiones, es que Merino tuvo al propio Felipe Kast como uno de sus consejeros sobre cómo contener las relaciones políticas. El senador le transmitió la necesidad de cuidar que no se viera como pelea entre partidos políticos o aprovechamiento político, especialmente en época de elecciones.

En Evópoli aseguran que siempre se mantuvo informado a RN de lo que se haría en términos judiciales, para así mantener las buenas relaciones y evitar herir sensibilidades. A la colectividad se le explicó -agregan- que no se podía demorar en hacer las denuncias penales y que lo lógico era que las comunicaciones continuaran fluidas.

El timonel Chahuán dice que “la denuncia de la alcaldesa nada tiene que ver con la relación permanente que hemos tenido entre RN y Evópoli. Eso ha quedado de manifiesto, hemos reconstruido el espíritu de coalición y todas las conversaciones posteriores han ido en esa línea. Acá la justicia tiene que hacer su trabajo, tiene que llegar hasta las últimas consecuencias, y eso nada debe ni deberá entorpecer la relación entre RN y Evópoli. Ese es el espíritu”.

Mientras que el presidente de Evópoli, Andrés Molina, sostiene que “el tema de irregularidades está en todos los sectores políticos. No veo que vaya a afectar en particular al sector. Nadie puede sacar cuentas alegres de un tema como ese, pero es una mala noticia para Chile”.

La propia Merino ha sostenido reuniones con parlamentarios de RN, como un encuentro que tuvo con el diputado Fuenzalida antes de presentar la querella. Aunque fue agendada para tratar otro tema, la alcaldesa abordó las acciones que venían y le transmitió su preocupación de que no apareciera que la acción era dirigida contra RN, a lo que Fuenzalida le dio su apoyo.

De hecho, desde la Municipalidad de Vitacura se indicó que la alcaldesa, una vez que conoció las denuncias, informó tanto a su partido como a RN que había entregado la información al Ministerio Público.

Para reforzar el plano comunicacional, Merino contrató en septiembre a la agencia de comunicaciones Extend, de las hermanas María de la Luz y María del Pilar Velasco, para asesorarse respecto de la contingencia que vive el municipio.

De todas formas, el tema todavía genera incomodidad al punto que varios representantes de la zona, como concejales y la alcaldesa, no contestaron los llamados de este medio.

Eventuales “aprovechamientos políticos”

En RN ven con especial preocupación que el Partido Republicano de José Antonio Kast pueda sacar un aprovechamiento político de la materia. Esto debido a que la colectividad lleva dos cartas a competir por el distrito 11, el excandidato a alcalde de Las Condes, Gonzalo de la Carrera, y el expostulante a jefe comunal de Vitacura, Cristián Araya.

Si bien ambas candidaturas fueron rechazadas por el Servel y están a la espera de lo que resuelva el Tricel, en el oficialismo recuerdan que en las pasadas municipales el Partido Republicano tuvo un estilo de campaña fiscalizador. Ejemplo de ello fue la campaña de De la Carrera, en la que cuestionó a su contrincante Daniela Peñaloza (UDI) por temas como el pago de horas extras en la municipalidad y las platas usadas en los funcionarios de las corporaciones municipales.

De todas maneras, en RN otros desestiman que pueda afectar a sus tres incumbentes. Primero, dicen estas fuentes, porque Araya fue concejal en Vitacura y por lo que si cuestiona el tema de probidad, se le puede interpelar de vuelta de por qué no fiscalizó estos temas cuando él era un edil.

Y en segundo lugar, explican, porque los electores del distrito 11 sabrían diferenciar que los diputados están más ajenos al trabajo de las municipalidades, y difícilmente se les pueda vincular a ello.

De igual manera, en RN agregan que ahora que Torrealba renunció al partido las responsabilidades son personales y apuestan a que no signifique un costo para la colectividad, mientras que en el Partido Republicano hasta ahora no han arremetido por el tema.

Monitoreo de La Moneda

En La Moneda inquieta el tema. Sobre todo, pues Torrealba es una persona cercana a varios dirigentes que van a la reelección y que, por lo mismo, podría derivar en un costo electoral.

En ese sentido, en Palacio reconocen que han estado monitoreando el tema, pero que las investigaciones tienen que seguir su curso.

No hay claridad respecto de si el Presidente Sebastián Piñera ha hablado o no con Torrealba. Con quien sí conversó fue con el alcalde de Lo Barnechea, Cristóbal Lira (UDI). En el marco de un encuentro extra laboral que hubo entre el Mandatario y algunos de sus cercanos, hace unos días atrás, el Jefe de Estado le consultó por el sumario que pidió para indagar respecto de la gestión de su antecesor Felipe Guevara, quien ahora es delegado presidencial de la Región Metropolitana.

Como sea, en La Moneda recalcan que, el caso de Guevara es distinto, debido a que es solo el inicio de un sumario y que, por lo mismo, no se justifica que se tenga que tomar alguna acción como, por ejemplo, dejar su cargo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.