“Mis hijos me defendieron”: la cruda narración de la madre de los niños que portaban cuchillos en el Paseo Ahumada

La mujer entregó su declaración a los funcionarios policiales que la fiscalizaron el día que se viralizó el video. Sandra Silva Rangel (43) explicó que todo comenzó como una riña con otra vendedora ambulante del sector, quien le botó el carro de mercadería en el cual vendía frutas. El Ministerio Público pidió sus antecedentes a Extranjería.


Fue un video que graficó el crítico estado del centro de Santiago, donde el comercio ambulante tiene un rol protagónico. Era el registro de imágenes que comenzó a circular la tarde del lunes 28 de noviembre en redes sociales. Ahí se veía cómo dos niños armados con cuchillo intimidaban a un grupo de personas en la intersección del Paseo Ahumada con Agustinas.

Las imágenes desataron una ola de reacciones entre las autoridades. “Es evidente la gravedad de lo que observamos en este video que se ha difundido”, dijo la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, y, por su parte, la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler, sostuvo que “lo que vimos en el Paseo Ahumada realmente es una situación crítica y yo creo que no se puede naturalizar. Mi llamado al gobierno es que esto no se puede naturalizar, aquí necesitamos tomar acciones concretas”.

A partir de la difusión del video, Carabineros comenzó una verdadera “operación rastrillo” por la Alameda y las calles del centro para encontrar a la madre de los niños que se ven en las imágenes, situación que no resultó fácil. Como en la intersección no habían cámaras de seguridad, ni del municipio, ni de la delegación, se debió recurrir a las imágenes que captaron las tiendas del retail que están ahí.

Fue así como lograron identificar a la mujer. Se trata de Sandra Silva Rangel (43), de nacionalidad colombiana y vendedora ambulante del centro de la capital, quien fue encontrada por los funcionarios policiales, quienes al momento de abordarla le mostraron el video que estaba circulando en redes sociales. La mujer solo se limitó a decir: “Sí, soy yo la madre de los niños”.

Según su testimonio, al cual accedió La Tercera PM, la mujer explicó a los policías que “tuvimos una pelea con una mujer que vende pimentones, el lunes a las 13.00 de la tarde, luego llegaron tres mujeres, familiares de la comerciante, quienes me botaron el carro donde mantenía las frutas a la venta”.

De acuerdo a la información recabada por Carabineros, los niños del video, e hijos de Sandra, tienen 12 y 14 años, y son de nacionalidad venezolana. El rol que tuvieron ellos en la pelea entre ambulantes, lo explicó su madre a los efectivos policiales: “Cuando me botaron el carros mis hijos reaccionaron, mis hijos me defendieron, tomando el cuchillo e intimidando a estas tres mujeres”, señaló.

La policía tomó contacto telefónico con el Juzgado de Familia de Santiago y también con el Ministerio Público. El fiscal de turno pidió la incautación de las cámaras de seguridad, oficiar a Extranjería para conocer los antecedentes de la mujer y los niños.

¿Qué pasó con la mujer a cargo de los niños? Quedó apercibida por el ente persecutor y a la espera de una instrucción por parte de los Tribunales de Familia, respecto de lo que pueda ocurrir con la mujer.

La defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, sostuvo que “acá la responsabilidad de los adultos de proteger a los niños es esencial, y por lo tanto situaciones como esta no son admisibles y representan una manifiesta vulneración a los derechos, razón por la cual no solo denunciaremos estos antecedentes al Tribunal de Familia de manera que adopte las medidas que corresponde desde esa perspectiva, sino que esto configura también el delito de maltrato relevante o trato degradante que está establecido en nuestra legislación penal, y por eso remitiremos la denuncia al Ministerio Público”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Eleanor Woods, de 12 años, creo una mochila alimentada con energía solar y un dinamo, que es capaz de filtrar eficientemente el aire.