Oksana Baulina, la opositora rusa que se convirtió en la sexta periodista muerta en Ucrania

La periodista Oksana Baulina, que murió durante un bombardeo en Kiev según un sitio web de investigación ruso, en una selfie obtenida de su perfil de Facebook. Foto: Reuters

La profesional falleció mientras grababa imágenes de la destrucción provocada por las tropas rusas en un centro comercial en Kiev. Se cree que podría tratarse de un "asesinato de precisión" del Kremlin. Baulina había sido productora para la Fundación Anticorrupción del líder opositor Alexei Navalny.


La periodista rusa del portal The Insider, Oksana Baulina, de 42 años, falleció en Kiev por un bombardeo mientras grababa imágenes de la destrucción provocada por las tropas rusas en un centro comercial en el distrito de Podil, de la capital de Ucrania.

“También ha muerto otro civil, y dos personas más que la acompañaban resultaron heridas y hospitalizadas”, indicó el medio independiente ruso. “Antes de unirse a nuestro proyecto de medios, Oksana trabajó como productora para la Fundación Anticorrupción (del líder opositor ruso Alexei Navalny, actualmente detenido). Después de que la organización fuera catalogada como una organización extremista, tuvo que abandonar Rusia para continuar informando sobre la corrupción del gobierno ruso para The Insider”, añadió.

La ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF) indicó en su perfil oficial de Twitter que “los periodistas no deben ser objetivos de guerra”, mientras que la Federación Europea de Periodistas (EFJ) también condenó el “bombardeo de objetivos civiles por parte del Ejército ruso”.

“Algunos periodistas son atacados deliberadamente con la clara intención de intimidar a toda la profesión, lo que constituye un crimen de guerra. A otros les disparan en áreas residenciales con múltiples víctimas civiles”, sostuvo el secretario general de la EFJ, Ricardo Gutiérrez, quien dijo que estas acciones “no pueden quedar impunes”, según consignó la agencia Europa Press.

La periodista rusa Oksana Baulina se toma una selfie en una foto obtenida de su perfil de Twitter. Foto: Reuters

En su cuenta de Twitter, la corresponsal del diario The Guardian, Isobel Koshiw, señaló que Baulina murió mientras filmaba las secuelas del bombardeo en el distrito de Podil, en Kiev. “Parece que pudo haber muerto como resultado de un doble toque (o par controlado, que es una técnica que consiste en realizar dos disparos bien apuntados al mismo blanco en muy poco tiempo) del tipo que Rusia usó en Siria para atacar a los rescatistas y periodistas que llegan a la escena”, indicó.

En la misma línea, el destacado analista y experto en Medio Oriente Charles Lister, en la misma red social indicó que “Rusia parece estar empleando ataques de ‘doble toque’ en Ucrania. Es decir, atacar un objetivo una vez y esperar a que los rescatistas lleguen a la escena, antes de volver a atacarlo. Es una táctica brutal empleada para obtener el máximo efecto y sembrar el terror. Y una vez más, Siria fue su campo de pruebas”, sostuvo.

El periodista español Alberto Sicilia, que se encuentra en Ucrania realizando la cobertura de la invasión rusa, indicó en un hilo en su cuenta de Twitter que, “a diferencia de otros compañeros que han muerto aquí, Oksana no se encontraba cerca de la front-line. Fue un ‘asesinato de precisión’”.

Baulina era “una periodista rusa increíblemente valiente”, tuiteó Christo Grozev, reportero de investigación de Bellingcat, y agregó que fue “asesinada por el Ejército de su propio país que bombardeaba áreas civiles en el distrito de Podol en Kiev”.

Antes de involucrarse en el activismo político, Baulina trabajó en Time Out Moscow, InStyle Russia y Glamour, dijo Alexey Kovalyov, excompañero de trabajo y amigo. Cuando se conocieron, Kovalyov recordó que Baulina le preguntó acerca de cubrir un viaje en bicicleta para Time Out Moscow. Se rió de la sugerencia, recordó Kovalyov más tarde.

“¿Qué sabría esta chica con su maquillaje llamativo y sus tacones de aguja imposiblemente altos sobre andar en bicicleta?”, dijo al diario The Washington Post. “Solo más tarde descubrí que Oksana era mucho más resistente, tanto física como moralmente, de lo que yo podría ser. Siempre poniendo a los demás primero, a menudo bajo su propio (riesgo)”, añadió.

Hace unas semanas, mientras Kovalyov planeaba la logística para que otro reportero viajara a Kiev, Baulina se centró en organizar la entrega de un chaleco antibalas y un casco para un colega que ya estaba en el terreno.

Michael Elgort acababa de hablar con Baulina al menos un día antes de su muerte, cuando ella se fue de Lviv a Kiev. Ella le dio consejos a Elgort para que sus parientes evacuaran Odesa para escapar a Praga. Baulina no mencionó preocupaciones sobre su seguridad durante su última conversación, recordó Elgort. En cambio, envió un meme sobre lo difícil que había sido el año. “Estaba bromeando como siempre”, dijo Elgort al periódico.

Vista de un centro comercial destruido después de un ataque militar en el distrito Podil de Kiev, el 21 de marzo de 2022. Foto: Reuters

En un mensaje de voz compartido horas antes de su muerte, obtenido por The Washington Post, Oksana le comentó a una amiga que estaba en Kiev, que se encontraba alojando en un departamento en la esquina de la Plaza de la Independencia, donde escuchó el estruendo de la defensa aérea ucraniana que contrarrestaba los ataques rusos. Dijo que no tenía agua caliente y que consiguió un poco de comida antes del toque de queda. Ella describió los restos que presenció de un cohete que golpeó un edificio residencial.

“El vidrio se cayó y dejó un enorme cráter”, dijo. “Y por la noche, como saben, bombardearon un centro comercial en el distrito de Podil”.

Ella dijo que las calles de Kiev, salpicadas de metal, barricadas de concreto y sacos de arena, estaban vacías de civiles o automóviles.

El Sindicato Nacional de Periodistas de Ucrania (NUJU) ha confirmado su deceso, la sexta periodista en morir desde que comenzó la invasión rusa en Ucrania, según recoge la EFJ en un comunicado en su página web.

Los otros cinco profesionales son Yevhenii Sakun, un camarógrafo ucraniano asesinado el pasado 1 de marzo durante un ataque a la torre de televisión en Kiev; el periodista ucraniano Viktor Dedov, asesinado el pasado 11 de marzo en Mariupol; el periodista estadounidense muerto a tiros en Irpin, Brent Renaud, además del camarógrafo de la cadena de televisión Fox News, Pierre Zakrzewski, y de la periodista ucraniana Oleksandra Kuvshinova, ambos fallecidos tras un ataque en Kiev.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Arqueólogos encontraron los restos que corresponderían a Ankhesenamun, esposa de Tutankamón, y su madre Nefertiti, la legendaria faraona que gobernó Egipto hace 5.500 años.