Otro rostro sale de pantalla: Catalina Edwards renuncia al área de prensa de Mega

EDWARDS CATA_phixr

Luego de 13 años en el canal privado, la periodista decidió no renovar contrato con la señal del grupo Bethia por razones personales. Si bien presentó su renuncia en octubre, Edwards se mantuvo en pantalla hasta fines de noviembre pasado y seguiría desempeñándose en radio Infinita, propiedad del mismo holding.




El martes 15 de octubre, tres días antes de que se desatara el estallido social en Chile, Catalina Edwards presentó su renuncia a Mega, su casa televisiva por más de una década y donde llegó en 2006 para terminar convirtiéndose en uno de los rostros emblemáticos de su departamento de prensa.

Y aunque la decisión de la periodista fue pensada y analizada por varios meses, y responde -según cercanos a la profesional- a inquietudes personales, la situación que comenzó a vivir el país aquel viernes 18 de octubre la llevó a congelar su determinación y a seguir en pantalla a cargo de diversas entregas informativas de prensa, como parte de las extensas transmisiones diarias de noticias que se tomaron la televisión abierta en las primeras semanas de la crisis social.

De esta forma, Edwards se mantuvo al aire en el canal del grupo Bethia durante todo octubre y hasta fines de noviembre pasado, hasta finalmente materializar su partida definitiva de la señal, tras no renovar contrato con la televisora. Una determinación que, según comentan fuentes de Mega, fue respetada y bien recibida por los ejecutivos de Vicuña Mackenna.

Con todo, la intención de la periodista es seguir dedicada a su programa Divina proporción, en Radio Infinita, también parte del holding de Bethia. Por esto mismo, la ahora ex conductora de Meganoticias continúa yendo a diario al edifico corporativo de Vicuña Mackenna, donde se encuentran las radios de dicho consorcio.

Si bien Edwards no se quiso referir a este tema, cercanos a la lectora de noticias comentan que los motivos tras su determinación tienen que ver con su intención de alejarse momentáneamente de la televisión, luego de más de dos décadas en pantalla -contando los años en que estuvo trabajando en prensa de Canal 13- y concentrarse en proyectos personales, como realizar estudios de posgrado y la actividad deportiva.

Si bien existen versiones que vinculan a la periodista con otros canales, que la habrían contactado en las últimas semanas, cercanos a Edwards aseguran que su decisión no tendría relación con ofertas de otras señales.

Hasta antes del estallido de octubre, Edwards, que también fue panelista del matinal Mucho gusto, llevaba cerca de un año alejada de la pantalla abierta y enfocada en su programas en la señal de cable Mega Plus y en la radio.

Actualmente, el área de prensa del canal privado tiene como rostros femeninos a Soledad Onetto, conductora del noticiero central, además de Priscila Vargas y Andrea Arístegui.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.