Piñera, el “elector” casi ausente de la primaria de su coalición

Los abanderados oficialistas se han desmarcado del gobierno para desligarse de una administración con baja popularidad. Así, el Presidente ha mantenido un rol replegado y solo se ha comunicado con los candidatos para temas puntuales, en un papel muy distinto al que jugó el 2013, cuando sí intervino. Este domingo, en todo caso, acudirá temprano a sufragar.




“En lo que respecta a mí, yo no quiero ser el continuador de Piñera”. Así de tajante respondió, la semana pasada, el abanderado presidencial de la UDI, Joaquín Lavín, en una entrevista con TVN.

El exalcalde de Las Condes así daba cuenta de la distancia que ha ido tomando con el Presidente Sebastián Piñera de cara a las primarias presidenciales de este domingo. En esa línea, recalcó que quiere ser el mandatario de “un nuevo ciclo”.

Asimismo, fue enfático en señalar que el gobierno se ha demorado en las ayudas sociales en el marco de la pandemia y recalcó que Piñera no cumplió con su promesa de que a los delincuentes se les “acabó la fiesta”.

Sin embargo, no solo Lavín ha tenido desmarques con Piñera. Lo propio han hecho también los otros abanderados del sector: Ignacio Briones (Evópoli), Mario Desbordes (RN) y Sebastián Sichel (ind). Todos ellos, de hecho, han coincidido en que el Ejecutivo tuvo una tardía reacción para entregar ayudas sociales en la pandemia.

El escenario muestra cómo el Jefe de Estado tuvo un rol en la segunda línea durante la campaña, en la que todos evitaron aparecer cerca de él. Esto, en un contexto marcado por la derrota electoral del pasado 15 y 16 de mayo, y la baja aprobación ciudadana del Mandatario, la que, según las últimas encuestas, se encuentra por debajo del 25%.

De hecho, la última vez que estuvo públicamente con cuatro de los cinco entonces candidatos -cuando aún corría Evelyn Matthei (UDI) como carta presidencial-, fue cuando los convocó a La Moneda el 25 de abril, para anunciar un proyecto paralelo de tercer retiro para contener la moción de la oposición que se encontraba en revisión por el Tribunal Constitucional (TC), el que tuvo que terminar echando pie atrás debido a que el TC no acogió a trámite el requerimiento del Ejecutivo. En esa oportunidad, solo Briones se excusó.

El episodio significó un duro fracaso para Piñera y también un costo para los abanderados, según reconocen en sus entornos, pues aparecieron apoyando un fallido intento por frenar el tercer retiro de la centroizquierda.

Poco más de un mes después, Piñera inició una ronda de reuniones con las directivas de los partidos de Chile Vamos y presidenciables, a excepción de Sichel, con quien solo habló por teléfono. Esos encuentros los encabezó en su casa de manera reservada.

En privado, los comandos de los candidatos reconocen que buscan evitar aparecer cerca de Piñera y de que los relacionen con su gobierno. Esto, a pesar de que los cuatro han sido ministros de él en alguno de sus dos gobiernos. En el lavinismo, por ejemplo, reconocen que parte de la estrategia utilizada para enfrentar a Sichel en las primarias -quien se visualiza como su principal rival- es asociarlo a que es la continuidad del actual Mandatario.

Así, en los últimos meses Piñera ha estado al margen, salvo para comunicarse con los candidatos para determinados temas. Uno de ellos fue la iniciativa paralela al 10%, también lo hizo para consultar opiniones cuando se intentó levantar el acuerdo de mínimos comunes con la oposición y decidió reunirse con la presidenta del Senado, Yasna Provoste.

En esa oportunidad, según cuentan en el sector, Desbordes le advirtió que sería inconveniente esa jugada, porque podría “levantar” la candidatura de Provoste.

Piñera, dicen en el oficialismo, también les ha pedido la opinión a los abanderados sobre la idea de reponer el voto obligatorio a través de sus asesores o ministros del comité político. Por ejemplo, a Sichel lo contactó el titular de la Segpres, Juan José Ossa, mientras que a Desbordes, dicen en el sector, lo hizo el jefe del Segundo Piso, Cristián Larroulet.

En el caso de Briones, desde su equipo transmiten que no se han desmarcado mucho y que ha sido más bien “leal” con el gobierno. Y agregan que lo más cercano a eso fue cuando Piñera lo invitó a La Moneda por la propuesta alternativa del 10% y se rehusó a ir porque no compartía la medida. Sin embargo, en Palacio también leyeron como un distanciamiento el plan de derechos humanos que presentó, lo que, incluso, generó molestia al interior del Ejecutivo.

A diferencia de su último año del primer gobierno, esta vez Piñera no ha lanzado a nadie. En 2013, luego de que Pablo Longueira (UDI) se bajara de la carrera presidencial, fue él quien lanzó a Evelyn Matthei como candidata mientras participaba de un matinal, y luego se supo que también había aportado dinero a su campaña.

Jornada de primarias

A pesar de esta segunda línea, en Palacio sostienen que Piñera está encima de lo que ocurra este domingo. Su principal inquietud es que la elección de la centroderecha tenga más votos que la primaria de Apruebo Dignidad, donde se medirán Daniel Jadue (PC) y Gabriel Boric (CS), pues comparte la tesis de que un escenario contrario podría generar un precedente de cara a la primera y segunda vuelta presidencial. A él -remarcan en Palacio- le interesa pasar su banda a alguien del sector.

Este domingo está contemplado que Piñera y su comité político, al igual que en las otras elecciones, vayan a votar y convoquen a que haya una alta participación, tal como lo hicieron esta jornada los titulares de la Segpres y la Segegob, Jaime Bellolio.

De igual manera, están estipuladas algunas vocerías en La Moneda para dar cuenta de la jornada. En Palacio, además, transmiten que una vez que se sepa quién es el candidato ganador del sector, Piñera lo llamará para felicitarlo, aunque existen dudas respecto de si se juntará con él.

Esto, en un contexto en que cada miembro del gabinete tiene su favorito entre los cuatro abanderados y en donde se especula -porque aseguran en La Moneda que no lo ha transmitido ni en privado-, Piñera se inclinaría por votar por Sichel.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.