Uriarte se queda con plan para contener crisis en La Araucanía: ¿En qué pie quedan Tohá y Jackson?

Foto: Leonardo Rubilar/AGENCIAUNO

El denominado Plan Buen Vivir -anunciado a inicios de mayo por la exministra Izkia Siches- dejará de depender administrativamente del Ministerio del Interior y pasará a ser coordinado por la Segpres, liderado hoy por Ana Lya Uriarte. Los equipos a cargo del conjunto de iniciativas para enfrentar el conflicto en la Macrozona Sur pasarán a formar parte de la repartición que encabeza la socialista y dejarán la cartera de Carolina Tohá. El titular de Desarrollo Social, Giorgio Jackson, en tanto, seguirá supervisando los temas de restitución de tierras e inversión, pero no jugará un rol político.


Una recomendación hizo la oficina de Naciones Unidas en Chile al gobierno del Presidente Gabriel Boric. En el proceso de acompañamiento que ha realizado el organismo -en el marco de la apuesta de La Moneda de abrir diálogos con comunidades mapuches como una vía para resolver el conflicto que se ha recrudecido en la Macrozona Sur-, funcionarios de la instancia instaron al Ejecutivo a que el denominado Plan Buen Vivir no estuviese a cargo de una repartición que -a la vez- tiene entre sus funciones garantizar la seguridad de la población.

El fundamento, según fuentes de gobierno, apunta a que bajo la mirada de la ONU, y en lo que han sido experiencias comparadas, se requiere separar ambas vías de acción cuando se trata de resolver conflictos tan complejos como los que enfrentan las regiones del Biobío, La Araucanía, Los Lagos y Los Ríos.

Esa una de las consideraciones que se tuvo en cuenta en el Ejecutivo y por la que el conjunto de iniciativas que impulsa desde mayo el gobierno y que fueron anunciadas por la exministra del Interior Izkia Siches tras la muerte del trabajador mapuche Segundo Catril, pasará de esa cartera -que encabeza ahora Carolina Tohá- a la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), bajo la supervisión de la ministra Ana Lya Uriarte.

Pero más importante, señalan en Palacio, es la necesidad de que sea el ministerio a cargo de la relación con el Congreso el que impulse las iniciativas legislativas que contempla su implementación, como la creación del Ministerio de Asuntos Indígenas.

Es así que, de forma inusual, las medidas para enfrentar el conflicto ya no estarán en manos de la coordinación de Interior y el Ministerio de Desarrollo Social, que encabeza Giorgio Jackson, y estarán a cargo de la Segpres, que -por naturaleza- tiene amplia coordinación con el resto de gabinete.

“Era un movimiento natural pensando en que este plan tiene una perspectiva transversal”, dicen en La Moneda.

De hecho, Víctor Ramos (CS), quien hasta ahora estaba a cargo de Plan Buen Vivir, cruzará a las oficinas de la Segpres en La Moneda, junto al resto de sus equipos, que se encuentran desplegados en la Macrozona Sur. Esta fórmula, dicen en Palacio, permitirá al gobierno formalizar e institucionalizar administrativamente la coordinación interministerial que requiere el plan, el que -esperan- se transforme en una política de Estado, más allá del gobierno de turno.

El Plan Buen Vivir contempla, además de medidas de seguridad, cuestiones como la restitución de tierras, materias culturales, deportivas y educacionales. Y es en la Segpres, donde se alojará la partida presupuestaria que se le asignará en el Presupuesto 2023 y cuyo ingreso al Congreso será anunciado hoy, mediante una cadena nacional, por el Presidente Boric.

En Palacio explican que aún no estaría definida la estructura y organigrama del plan. Sin embargo, una de las ideas que están sobre la mesa es que exista un consejo municipal, uno parlamentario y un directorio tripartito con representantes mapuches, sociedad civil y gobierno.

Las mismas fuentes señalan que tanto Tohá como Jackson seguirán a cargo de las materias que les competen desplegar y que habrá coordinación entre las tres carteras.

Jackson ya fijó entre sus prioridades avanzar en soluciones para La Araucanía y otras zonas del sur de Chile durante su gestión, eso sí, desde una perspectiva enfocada en destrabar la inversión y avanzar en restitución de tierras, pero sin asumir un rol político en los diálogos como lo hicieron sus antecesores, entre ellos Alfredo Moreno. Con esa tarea, es que la semana pasada viajó a la zona y sostuvo reuniones con diversas autoridades, además de participar en una ceremonia de entrega de terrenos.

En Palacio aseguran que, tras el cambio de gabinete y su salida de la Segpres, el militante de RD se ha replegado y estaría buscando cultivar un “perfil bajo”.

Por su parte, la ministra Tohá ya tiene definido un viaje a esa región, donde el foco principal -dicen en La Moneda- estará puesto en temas de seguridad. Si bien inicialmente estaba previsto para la próxima semana, su visita podría aplazarse por motivos de resguardo, transmiten desde sus equipos.

La ministra del Interior anunció esta semana en el Congreso que el gobierno alista reeditar un nuevo proyecto para el resguardo de la infraestructura crítica, el que no tuvo éxito en el Congreso hace algunos meses y fue desechado. Esto, para evitar seguir extendiendo el estado de excepción constitucional en la zona y cuya octava prórroga fue aprobada esta semana.

El cambio en la coordinación del denominado Plan Buen Vivir ocurre, además, en la antesala de que el Mandatario viaje a La Araucanía. Si bien el Jefe de Estado no ha dado una fecha, sí ha dicho que visitará la zona antes que concluya este año.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.