Primer Comando Capital y Tren de Aragua: los grupos criminales que estarían detrás del asesinato de fiscal paraguayo en Colombia

El asesinado fiscal paraguayo Marcelo Pecci junto a su esposa, Claudia Aguilera.

Según la policía colombiana, el PCC de Brasil, uno de los grupos mafiosos más poderosos de Sudamérica, coordinó el homicidio de Marcelo Pecci. La prensa local también apunta al rol del Tren de Aragua, una pandilla venezolana muy violenta, que en la última década se ha expandido hacia Brasil, Perú, Ecuador, Bolivia, Chile y en zonas de la frontera con Colombia.




“Hemos capturado a todos los presuntos involucrados, incluyendo al autor material del asesinato del fiscal Marcelo Pecci, esta es una operación de inteligencia de trabajo meticuloso que nos ha permitido llegar a esta estructura criminal”, aseguró el viernes pasado el Presidente de Colombia, Iván Duque, al informar de las pesquisas en torno al asesinato del fiscal antidrogas paraguayo, abatido a balazos en una playa del Caribe colombiano hace casi un mes.

Pecci fue asesinado el 10 de mayo en la isla de Barú, cerca de Cartagena, mientras disfrutaba de su luna de miel con su esposa, la periodista paraguaya Claudia Aguilera, con quien se había casado en Asunción el 30 de abril y esperaban un hijo. De 45 años, era fiscal especializado contra el Crimen Organizado, Narcotráfico, Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo. Su asesinato, cometido por un sicario que llegó en una moto acuática a la playa del hotel Decameron donde se hospedaba la pareja, conmovió a la sociedad paraguaya.

La policía escolta a Wendre Still Scott Carrillo, acusado de participar en el asesinato del fiscal Pecci, luego de ser capturado en Medellín, el 3 de junio de 2022. Foto: AP

Si bien se había informado de la captura en Medellín de cinco supuestos involucrados en el asesinato de Pecci, ahora, según informaron las autoridades de Colombia, están tras los pasos de una sexta persona. “Esa persona vinculada al hecho es Gabriel Carlos Luis Salinas y se habría fugado hacia Venezuela”, dijo el director de la Policía de Colombia, el general Jorge Vargas, y anunció la expedición de una circular azul de Interpol para capturarlo. “Aunque no hay tanta colaboración con la oficina de Interpol de ese país, les hemos pedido que lo busquen y detengan”, agregó el general, que ha dirigido un trabajo conjunto con la policía de Paraguay.

Según Vargas, “las investigaciones indican que existió un plan para asesinar al fiscal Pecci en Paraguay o en cualquier país por un acuerdo entre organizaciones criminales internacionales, todo coordinado con el Primer Comando Capital (PCC) de Brasil”.

Pecci tenía a su cargo varios de los más importantes casos de narcotráfico y lavado de dinero en Paraguay. Una de las principales investigaciones era contra el PCC de Brasil, uno de los grupos mafiosos más poderosos de Sudamérica, que tiene presencia en las ciudades fronterizas de Pedro Juan Caballero y Ponta Porã, puntos calientes del narcotráfico internacional, destaca el diario El País.

De hecho, el PCC intentó fallidamente asesinar a Pecci en Paraguay, dijo el martes el director de la policía de Colombia, al asegurar que tras del magnicidio podría estar el narcotráfico relacionado con terrorismo radical. “Se había puesto en negociación para que se atentara contra el fiscal Marcelo Pecci, con el PCC, Primer Comando Capital de Brasil, para que fuera cometido ese homicidio en Paraguay”, aseguró Vargas en una conferencia de prensa en la ciudad de Cartagena.

“Por cuestiones de coordinación delincuencial entre ellos, de acuerdo con mis colegas paraguayos, ese homicidio no pudo ser consumado en Paraguay y el acuerdo al que llegaron varios de los delincuentes determinadores... (es que) fuera realizado en cualquier parte del mundo”, agregó.

En medio de las investigaciones de las autoridades colombianas con el apoyo de Estados Unidos y Paraguay, se han mencionado como hipótesis, además del PCC de Brasil, a grupos como la banda criminal venezolana Tren de Aragua y el grupo libanés Hizbulá, según consigna Reuters.

Al respecto, la cadena colombiana Noticias Caracol asegura que otro grupo que estaría implicado en el asesinato del fiscal Pecci es el Tren de Aragua, una pandilla venezolana muy violenta, que en la última década se ha expandido hacia Brasil, Perú, Ecuador, Bolivia, Chile y en zonas de la frontera con Colombia, sobre todo en límites con el departamento de Norte de Santander (Cúcuta). “Son estructuras bien armadas, con jerarquía y mando… Son responsables de un sinnúmero de personas desaparecidas en esta zona de frontera…, los secuestros exprés y (por) él no pago en 72 horas, una semana, de los secuestrados, estos son asesinados”, dijo Enrique Pertuz, coordinador de la Red Departamental de Defensores de Derechos Humanos de Norte de Santander.

Los analistas señalan que el Tren de Aragua se disputa el control de todas las economías ilícitas en zona de frontera, incluida la trata de personas por cuenta del aumento migratorio de los últimos años y tendría nexos con el Clan del Golfo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.