Profunda reforma al fútbol chileno: nueva carta magna suma mujeres y le da una gran bofetada a los representantes

El Consejo de Presidentes tendrá que votar a favor o en contra de los nuevos estatutos de la ANFP.

El Consejo de Presidentes tendrá que votar a favor o en contra de los nuevos estatutos de la ANFP. FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Pablo Milad convocará al Consejo de Presidentes para que apruebe el nuevo marco jurídico de la actividad. Una prueba de fuego para su mandato. Será obligatoria la presencia femenina en los directorios de Quilín. Mientras que los agentes de jugadores tendrán prohibido participar en la propiedad o administración de los clubes. Este último punto promete sacar chispas en la asociación.


La carta magna del fútbol chileno está a punto de cambiar para siempre. Quienes trabajan en ello aseguran que se trata de una transformación a “gran escala”, que implica la modernización de un marco jurídico que había quedado obsoleto y que, en resumen, ya resultaba anacrónico para estos nuevos tiempos. Y cada vez falta menos para que salga a la luz, porque muy pronto estará lista la reforma de los Estatutos de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP). Un proyecto que trae consigo novedades importantes, como la obligatoriedad de la presencia de una mujer en todos los estamentos de Quilín, incluido el directorio, y la prohibición de que representantes de jugadores sean dueños o administradores de los clubes.

La propuesta, de 50 artículos y cuatro transitorios, ya se encuentra en su última etapa de preparación y será discutida en las próximas semanas, cuando la mesa que preside Pablo Milad convoque al Consejo de Presidentes para que apruebe o rechace la moción. Así, la responsabilidad recaerá en los clubes, ya que tendrán en sus manos la decisión final sobre la normativa que regirá la actividad de aquí en adelante. Será, por lo mismo, una prueba importante para Milad y su peso como timonel del balompié local. El rechazo de los clubes lo dejaría mal parado.

Esta idea nació hace tres años, con el arribo de Miguel Ángel Valdés a la federación, en el cargo de oficial de cumplimiento. “¿Por qué no cambiar la Carta Magna del fútbol chileno? Es un proyecto que me pasaron a mí y espero que esté aprobado en noviembre. Me dicen que soy ingenuo, un iluso, pero sé que lo que estamos haciendo no es maquillaje, es construir una casa”, adelantaba a La Tercera, en agosto de 2019.

Quizás el optimismo del compliance fue demasiado y el asunto demoró mucho más de lo esperado. Sin embargo, ya está a punto de concretarse, gracias a la labor de la Comisión de Reforma de Estatutos. Dicho grupo está compuesto por el vicepresidente de la ANFP, Jorge Aguilar; el director Raúl Jofré; Miguel Ángel Valdés; el presidente de Palestino, Jorge Uauy; Francisco Ceresuela, extimonel de Unión Española; Eduardo Olivares, gerente de Unión San Felipe; Jorge Carrasco, abogado de Colo Colo; Benjamín Cuevas, jurista de Universidad Católica; y Victoriano Cerda, mandamás de Huachipato.

El rol femenino

La idea central es adecuar el reglamento vigente a la legislación nacional y a los cuerpos legales de FIFA y Conmebol. Una labor que estaba pendiente hace décadas, sostiene Pablo Milad. “Los estatutos no se habían modificado durante 25 años. En los próximos días es probable que ya lo presentemos al Consejo para su aprobación. Tendremos unos estatutos modernizados, donde le damos importancia a la mujer, ya que debe haber al menos una en todos los directorios del fútbol chileno, sin excepción”, revela.

De esta forma, las listas que compitan por el sillón de Quilín en el futuro tendrán que, sí o sí, incorporar a una mujer. También será obligatoria la presencia femenina en otros estamentos, como, por ejemplo, el Tribunal de Disciplina. Además, podrán integrar el directorio personas que no hayan tenido relación con los clubes. Una cuestión que, hasta ahora, era imposible, ya que se exigía como requisito haber sido presidente o director de un club, o miembro del directorio de la asociación a lo menos por tres años.

Milad dirige el consejo de presidentes donde se definieron las bases del campeonato 2021. FOTO: Comunicaciones ANFP.

Según información exclusiva a la que accedió El Deportivo, el artículo en cuestión rezará de la siguiente manera:

“Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 18.1 del artículo 18 precedente, a lo menos uno de los miembros del Directorio deberá ser mujer. Asimismo, uno de los miembros del Directorio podrá ser un profesional ajeno a los clubes o la Asociación, siempre y cuando cumpla con los requisitos establecidos por la ley y la normativa dictada conforme a ella, para ser Director Independiente de una Sociedad Anónima Abierta, al que no se le exigirá el requisito señalado en la letra b) precedente”.

Asimismo, ahora podrán postular a la presidencia de Quilín quienes hayan desempeñado una gerencia en la asociación. Hoy, esto se limita exclusivamente a aquellas que hayan sido timoneles de club o directores de la ANFP.

“b. Haber ejercido como (i) presidente o director o dirigente de un Club a lo menos por un período continuo de 12 meses, o (ii) director o gerente de la Asociación por un período continuo no inferior a tres años, o (iii) encontrarse en alguno de los casos de los literales g. y h. del presente apartado”.

Portazo para los agentes

Una de las grandes problemáticas que existe en el fútbol chileno es la presencia de los representantes en los clubes profesionales. Hay varios casos en la actualidad. Por ejemplo, Sergio Morales, en Coquimbo Unido y Cristian Ogalde, en Deportes Santa Cruz. Mientras que Sergio Gioino ha mostrado interés en adquirir la propiedad de Ñublense.

Pues bien, el nuevo marco legal de la ANFP busca terminar con los conflictos de interés de este tipo. Por ende, si los nuevos estatutos se aprueban, los empresarios de jugadores tendrán prohibido participar de la propiedad de un club. Y no solo eso, ya que tampoco podrán ser parte de su administración:

“9.3. Las incompatibilidades dispuestas en el presente artículo se extienden asimismo a quienes participen como intermediarios de jugadores, los que no podrán participar en la propiedad, administración o concesión de un Club, ya sea por sí o por medio de personas relacionadas en los términos del artículo 100 de la ley N° 18.045, de Mercado de Valores, ni vincularse a otro club prestándole financiamiento o celebrando cualquier acto u operación que implique para este último un compromiso financiero con un intermediario. Se entienden por tales todos aquellos que presten servicios a jugadores y clubes con el fin de negociar un contrato de trabajo entre un jugador y un club, o cerrar un acuerdo de transferencia entre dos clubes”.

De no cumplir con estas disposiciones, habrá severos castigos para los involucrados:

“9.4. El incumplimiento de las obligaciones dispuestas por este artículo se sancionará mediante la aplicación de las sanciones en conformidad a las disposiciones del Código de Procedimiento y Penalidades”.

Esta fue una de las principales promesas de la campaña de Milad. “Tenemos que transparentar quiénes son los dueños de los clubes y quiénes son los socios. Es necesario para evitar especulaciones, confabulaciones y comentarios. Se requiere una comisión de investigación, de trabajo, conversación, diálogo y acuerdo”, dijo el actual timonel de la ANFP a estas páginas, en junio de 2020, cuando lanzó su candidatura.

Auditorías internas y reconocimiento al TAS

A fines de julio pasado, cuando cumplió un año como máxima autoridad de Quilín, Pablo Milad adelantó algunos aspectos que contemplarían los nuevos estatutos. “Vamos a incorporar la declaración patrimonial de todos los directivos que ingresen a la ANFP, donde sea obligatoria la auditoría a todos los directorios salientes de la ANFP, lo que no está en los estatutos. Eso estaba dentro de mi plan. Es muy importante para la transparencia. Hay algunos otros puntos que son bastante transcendentales, como la adecuación al TAS, porque hoy no se reconoce la figura del TAS dentro de los estatutos”, sostuvo.

Precisamente, el no reconocimiento del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en francés) ha sido objeto de cuestionamiento por parte de los clubes chilenos que han recurrido a dicha instancia, ya que las sentencias dictadas por el órgano carecían de carácter vinculante en la institucionalidad vigente.

La nueva normativa de la Corporación viene a corregir esa ausencia en su artículo 42, referente a la Competencia Exclusiva. También establece que se podrá recurrir a la justicia ordinaria cuando la legislación de Quilín, FIFA o Conmebol lo permitan. De lo contrario, habrá sanciones:

“Todos los miembros de la Asociación, incluyendo, sin limitación, los Clubes, sus dirigentes y jugadores, deberán someter sus disputas, controversias y reclamos en materias propias de la Asociación, de los Estatutos, el Reglamento, las Bases y la demás normativa interna de la ANFP, y de las Competencias, a la decisión de los órganos jurisdiccionales de la Asociación y, cuando corresponda, de FIFA y Conmebol, o a la decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo dentro de su competencia. Los miembros de la Asociación podrán acudir a los tribunales ordinarios de justicia u otros órganos nacionales o locales de resolución de disputas, cuando así lo permita la normativa interna de la Asociación, FIFA o Conmebol. La contravención a esta disposición quedará sujeta a las sanciones establecidas por las normas internas de cada organismo”.

Eso sí, se deja de manifiesto que antes de recurrir al TAS o a otro tipo de instancia, primero se deben agotar todas las opciones disponibles por la normativa de la ANFP.

“Los litigios mencionados a que se refiere el apartado precedente se someterán a un tribunal de arbitraje independiente reconocido por la Asociación o la CONMEBOL -que cumpla los criterios de independencia necesarios a tales efectos- o al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD) de Lausana (Suiza). Solo se podrá acudir a este último si se hubieren agotado todas las instancias jurisdiccionales ante la Asociación, en conformidad a los presentes estatutos”.

La Comisión de Reforma de Estatutos, que lleva siete meses de reuniones semanales ininterrumpidas, también propone la creación de un Tribunal Electoral interno, materia que será incorporada en el texto final, el que se enviará a los clubes tras la última sesión del grupo de trabajo. Luego de eso, se convocará al Consejo para su discusión.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.