¿Qué se espera de los socialistas después de cerrar la puerta a La Moneda?

Elizalde

Los senadores del PS ayer debatieron largamente si era buena idea que el partido se marginara de la reunión convocada por el Presidente Sebastián Piñera. No todos estaban de acuerdo. La idea, sin embargo, generó una tregua con la disidencia del partido.




Ayer, pasadas las 10.30 horas, el ministro secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel, se comunicó con el presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, para confirmar su asistencia a la reunión que el Presidente Sebastián Piñera sostendría con los presidentes de partido. El timonel socialista respondió que la mesa de su partido no avalaría la exclusión de ninguna fuerza política, aludiendo a que el Partido Comunista no había sido invitado.

En el contacto telefónico, según comenta un parlamentario, Blumel le habría informado a Elizalde que acababa de hablar con el presidente del PC, Guillermo Teillier, para invitarlo al almuerzo con el Mandatario. De todas maneras, el presidente del PS informó al gobierno que no estaría en esa foto con el Presidente.

La decisión de Elizalde ayer no fue fácil ni inconsulta. Temprano hubo un reunión de los senadores de la colectividad para debatir la idea de marginarse, promovida desde las bases del partido, que presionaban para que el partido se plegara a las determinaciones de la mesa Unidad Social que ayer convocó a una huelga general para el 23 de octubre.

En la reunión de ayer de los senadores, según la versión de dos asistentes, Carlos Montes, Isabel Allende y Rabindranath Quinteros expusieron sus dudas sobre la idea de marginarse de una conversación institucional con La Moneda. Una opinión contraria a la que defendió el resto del comité, bajo el argumento de que las bases del partido no entenderían que se dialogara mientras hubiera militares en la calle y con crecientes denuncias de violaciones a las garantías constitucionales.

El jefe de bancada del PS, Manuel Monsalve, también debatió con Elizalde la idea de no asistir a La Moneda, y ayer emitió una declaración a nombre de sus parlamentarios entregando los fundamentos de esa postura.

De todas maneras, hasta ayer quedó la duda en varios parlamentarios si se había tomado el camino correcto. Quinteros, de hecho, ayer dijo en Digital FM "me llama la atención la decisión del partido". En el mismo sentido se pronunció el pre candidato presidencial, Óscar Landerretche, quien vía redes sociales calificó la determinación como "una oportunidad desperdiciada" de hacerle ver al gobierno sus errores en el manejo de la crisis y su lenguaje "beligerante".

La analista Gloria de la Fuente, cercana al PS, también expuso sus dudas: "En esto, mi humilde opinión, la oposición que no dialoga y no entiende que es parte del problema, fracasó".

La determinación de los socialistas los puso en el mismo frente con el Partido Comunista y el Frente Amplio quienes han mantenido las posturas opositoras más radicales a las medidas tomadas por La Moneda ante la crisis que estalló el viernes pasado. Ambas tiendas, pese a ser convocados a La Moneda, también optaron por no asistir a la cita de ayer.

El voto PS

La decisión de la mesa del PS de no asistir ayer a La Moneda dejó abierta la incógnita de si los parlamentarios socialistas votarán en contra del paquete de medidas anunciadas por el Presidente anoche.

Anoche la primera reacción de Elizalde fue enjuiciar el anuncio: "Es muy triste que anuncios de @sebastianpinera  sean luego de 5 días de protestas nacionales, 15 muertos y cientos de heridos. La gran mayoría de las propuestas las entregamos hace más 1 de un año. Ahora faltan temas estructurales antiabusos: AFP, Isapres, 40 horas, entre otros".

Pese a sus críticas, el timonel PS hoy no cerró la puerta a apoyar los proyectos una vez que sean tramitados. "Este es un primer paso, aunque insuficiente. Muchas de las propuestas anunciadas por el Presidente se las veníamos pidiendo hace más de un año. Otras están actualmente en tramitación parlamentaria. Votaremos a favor de aquellas que favorecen a las personas. Lamentamos que Piñera no haya realizado siquiera una propuesta contra el abuso estructural", respondió a La Tercera PM.

Desde la Cámara el diputado Fidel Espinoza respondió que no está por rechazar ninguna iniciativa a priori, aunque advirtió que la movilización social no se aplacará mientras no haya una señal para aplicar cambios estructurales a las AFP.

"Depende de cuánto se trate. En Salud solo Piñera anunció un recocido de lo que ya enviaron hace meses. Para eso no. Pero habrá que ver el Ingreso Mínimo, el fondo de estabilización de los precios de la energía... eso puede ser. En todo caso la suma y resta de los anuncios no da para superar por sí mismo el conflicto social", dijo el diputado Juan Luis Castro.

Esta mañana los senadores socialistas se volvieron a reunir. Esta vez para analizar cómo van a enfrentar el paquete anunciado por el Mandatario, el que fue evaluado negativamente. De todas formas, hoy hubo mayor apoyo a la idea de no haber asistido ayer a La Moneda.

Aunque Elizalde no fue ayer al Palacio de Gobierno, los diálogos con el Ejecutivo no están cortados, por lo menos en la Cámara. Monsalve ha conversado en varias oportunidades con el subsecretario Claudio Alvarado, quien le pidió conocer las propuestas del PS. Asimismo, el ministro Blumel ha estado al teléfono con otros integrantes de la bancada, entre ellos Marcelo Díaz.

Una tregua con la disidencia

Esta mañana el ex subsecretario Mahmud Aleuy y el ex presidente del PS Germán Correa se reunieron con otras figuras de la disidencia PS para analizar el actual escenario.

Después de meses de disputas tras las elecciones internas, la decisión de Elizalde de no asistir a La Moneda aparece como el único espacio de tregua entre el oficialismo y la disidencia socialista, dado que la mayor parte de ese sector respalda la decisión.

"El PS adoptó una decisión correcta con no asistir. Los interlocutores del gobierno no son los partidos de la oposición sino las organizaciones sociales y los ciudadanos y ciudadanas movilizados. Las dirigencias políticas no pueden intentar intermediar un movimiento que no originaron. El PS debe actuar con mucha humildad, darse cuenta de que los ciudadanos lo ven junto a la clase política más como parte del problema que de la solución", comentó el analista Ernesto Águila, cercano al PS, esta mañana.

Comenta