Quien se enoja, pierde: la hora del "Pánzer" de Piñera

Chadwick

Ministro Andrés Chadwick. Foto: La Tercera/Archivo

Que no pierda la calma ni los estribos, que no se enoje ni "pique", y que tampoco sea irónico con la diputada PS Emilia Nuyado. Esas son algunas de las salvedades y advertencias que los cercanos al ministro de lnterior y parlamentarios gobiernistas hacen antes de la interpelación que comienza a las 16 horas de hoy.




En La Moneda dicen que no ha sido necesario hacerle coaching ni que alguno de sus asesores haga de "sparring" simulando el cara a cara de esta tarde ante la diputada PS Emilia Iris Nuyado Ancachipún. Sea o no cierto eso, Andrés Pío Bernardino Chadwick Piñera no se ha tomado a la ligera el examen que rendirá a contar de las 16:00 de hoy -por lo bajo durará un par de horas-, cuando se convierta en el protagonista de la 23a interpelación a un ministro en la Cámara de Diputados.

Aun cuando en Interior, su cartera, sigan confiando en que es muy poco probable que después de hoy el Número Dos de Palacio enfrente una acusación constitucional a raíz de la crisis por el crimen de Camilo Catrillanca (hasta en el PS siguen afirmando que no tienen los votos), son igual de tajantes para subrayar que ni el mejor de los desenlaces les asegura sacudirse de encima esta crisis política.

"Sólo cerraríamos una fase", dicen, del proceso que ha puesto al ministro UDI como un símbolo de las críticas al gobierno. Desmarcarse de la presión política en su contra sería el escenario ideal pero muy poco probable, más que nada -reconocen- porque aún queda parte importante de la verdad por saber, y porque la que se sabe hasta ahora (Camilo Catrillanca nunca disparó, no hubo un enfrentamiento y para qué decir la seguidilla de mentiras y medias verdades policiales) sólo hunde más y más a Carabineros.

Y eso sigue abriendo críticas a la responsabilidad política del gobierno, partiendo por él, asumen.

Más bien, recalcan en el gobierno, al ministro le queda la carta de tratar de que los ánimos no se caldeen más después de esta tarde, y al menos aprovechar la tribuna del Congreso para explicar qué se ha hecho. O bien -como recalcan sus cercanos-, detallar "que ha cumplido con sus de-be-res". Entre que se anunció la interpelación y hoy, el Ejecutivo ha reprendido al alto mando policial, se ha hecho parte en las tres querellas (asesinato, obstruccción a la justicia y el robo de vehículos), se han registrado más de una decena de bajas y retiros de oficiales.

Todo eso, anticipan, formará parte del discurso del ministro. También esperan que haber anunciado el retiro del Comando Jungla de La Araucanía -junto con las bajas policiales- haya ayudado en algo a bajar la presión. Eso, aunque se hayan molestado en su propia coalición.

Al frente, la diputada Nuyado -quien, dicen en el PS, habría descartado comenzar sus inquisiciones en lengua mapudungun- busca hacer de esta justa un choque épico e histórico, y apelar a la asimetría de currículos con su contendor. Pero en el PS miran más allá.

Según explican a la Tercera PM, se han fijado el objetivo de no sólo exponer la responsabilidad política del gobierno en lo que pasó después del crimen del comunero, sino establecer que el Presidente Sebastián Piñera, al lanzar personalmente en junio el Comando Jungla "para combatir con eficacia el terrorismo", acaso generó un clima que predispuso la represión policial que vino después.

Buenos y malos escenarios

El mejor escenario para Chadwick es librar de la interpelación sin complicaciones ni preguntas sorpresivas que lo dejen sin respuesta. Nuyado tendría en carpeta algunas que apuntarían a su rol previo en el ambiente en que se dieron los hechos, y también apuntaría a si los policías que han mentido o manipulado su versión actuaron solos o no.

En el gobierno y en los partidos de derecha confían en la célebre muñeca política del ministro, fama forjada durante décadas y que alguna vez llevó a ciertos entusiastas a hablar del "Pánzer" -apodo de José Miguel Insulza- de Piñera. Pero, advierten en la UDI y en La Moneda con un tono algo severo, que eso implica que no debe confiarse, pero sobre todo no cometer errores. No puede, por ejemplo, ser irónico (uno de sus fuertes histriónicos) ni desplegar gestos que puedan victimizar a la diputada Nuyado.

Más que eso, Chadwick deberá evitar a toda costa molestarse o que se note que pierde en algo los estribos. Es la falla en la que cayó, insisten en su bando, cuando el pasado 19 de noviembre fue a las comisiones de DD.HH. y Seguridad Ciudadana de la Cámara. Ante la insistencia del diputado PH Tomás Hirsch, el ministro lo trató de "el amigo muy elocuente"; el parlamentario retrucó que "elocuente sí, pero amigo no", lo que motivó una nueva respuesta del ministro.

La misma recomedación es que Nuyado tampoco pierda al compostura ante su interpelado. En simple, recalcan en ambos bandos, "quien se pica, pierde".

El factor barra brava

Sobre las cabezas de interpeladora e interpelado, se librará otra justa en las tribunas, donde lo más probable es que se encuentre Marcelo Catrillanca, padre de Camilo. Los diputados PS cedieron todas sus invitaciones (una por diputado) a Nuyado, incluyendo los cerca de 15 cupos de la presidenta, Maya Fernández.

El bando oficialista tampoco se ha cruzado de brazos con el factor barra brava; allí también han tomado medidas, dicen. En ambos creen que la facción rival jugará a provocar.

Lo típico es que en estas interpelaciones los ánimos se caldeen y haya desalojo de las tribunas. En el PS dicen que han instruido calma a su gente, porque no les conviene que a los noticiarios de TV lleguen los desmanes en vez del ministro interpelado. Eso favorecería a La Moneda, donde pese a eso dicen que no quieren ese final.

Más allá de las formas, en la oposición dicen haber tomado nota que, pese a toda la crisis que azota a Carabineros y a la pérdida de confianza del gobierno, el general Hermes Soto sigue al mando: creen que es un fusible que Chadwick se reserva en caso de la crisis no se enfríe después de hoy.

Reglas del juego

Hora: 16:00 horas, Hemiciclo Cámara de Diputados

Diputada interpeladora: Emilia Nuyado (PS)

Mecanismo: La diputada hará cerca de 15 preguntas, de una en una. Tendrá 2 minutos para cada una. El ministro deberá contestar de una en una, con tres minutos por respuesta. La diputada podrá contrapreguntar durante un minuto. El interpelado dispondrá de dos minutos para responder a esta nueva interrogante. La interpeladora podrá insistir por tercera vez, por 30 segundos. El mismo tiempo tendrá la autoridad para contestar. Luego de ello, cada bancada tendrá hasta cinco minutos para intervenir -hacer precisiones, preguntas, pedir antecedentes-, la última de las cuales será la del PS. Chadwick tendrá 5 minutos finales.

Comenta