Raúl Guzmán se saca el traje de fiscal: Los detalles de su arribo al Senado

La agenda del abogado en este periodo de transición ha sido intensa: ya pidió en la Cámara Alta una serie de antecedentes a las comisiones y tiene reuniones agendadas para los días jueves y viernes. Toda la próxima semana seguirá con encuentros. En paralelo, ha participado de una serie de actividades de cierre de gestión en el Ministerio Público donde ha trabajado hasta hoy.




Aunque el juramento como nuevo secretario general del Senado debe realizarlo el próximo martes 7 de mayo a las 16.00 horas, este jueves el hasta hoy fiscal regional de la zona metropolitana Sur, Raúl Guzmán Uribe, tiene planificado arribar al parlamento para sostener una serie de reuniones con las que asumirá su nuevo cargo.

Hasta que se oficialice su partida del Ministerio Público –hoy está cumpliendo jornada laboral-, Guzmán tiene recomendación de no hablar con los medios, en particular por toda la polémica que generó su designación dado su rol como persecutor. Pese a los reparos que generó su nombramiento, fue ratificado por 30 votos a favor, 4 en contra y 7 abstenciones el pasado 16 de abril y llegará a reemplazar por un periodo de tres años a Mario Labbé, funcionario que se desempeña en el Congreso desde 1987.

La agenda del abogado en este periodo de transición ha sido intensa: ya pidió una serie de antecedentes a las comisiones y tiene reuniones agendadas para los días jueves y viernes. Toda la próxima semana seguirá con encuentros con el objetivo de ponerse al día en los temas relevantes del Congreso.

En paralelo, ha estado estos últimos días cerrando una serie cuestiones administrativas en la fiscalía. Ha participado en almuerzos y desayunos con sus equipos de la zona sur y ha firmado acuerdos con la Universidad de Chile para que alumnos de las carreras de Derecho y Administración Pública hagan pasantías en la Fiscalía. En medio de los ajustes para entregar su puesto y empezar sus nuevas labores, recibió hace unos días al fiscal de Alta Complejidad de O'Higgins, Serio Moya, por el traslado de la investigación sobre corrupción de tres jueces de la Corte de Apelaciones de Rancagua, caso marcado por la pugna entre Moya y su superior jerárquico, Emiliano Arias, a quien denunció.

Entre los trabajadores de la Cámara Alta hay preocupación por los cambios que podría traer consigo el arribo de Guzmán. Ha trascendido que llega sin asesores de confianza, pero se estima que dado que debe hacerse cargo de las vocerías, podría existir cambios en Relaciones Públicas. Desde la Asociación de Funcionarios, el presidente Erwin Valencia adelanta su intención de lograr una buena relación: "Como asociación ya hemos dicho que nos vamos a unir a un trabajo conjunto con él. Ojalá que las nuevas propuestas de trabajo estén alineadas con nuestras propuestas que van en que se orden el tema de la planta, se creen nuevas formas de trabajo moderno, inclusivo, que esté a tono con nuestra comunidad", planteó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.