Rebajas de colegiatura y fondos solidarios: Cómo los colegios particulares compensan la suspensión de clases

Desde que las clases se suspendieron por el brote de Coronavirus, aumentó la presión de los apoderados por saber qué pasará con el año escolar. Uno de los puntos de fricción es también el pago de mensualidades.




El 16 de marzo, los alumnos de todo Chile dejaron de asistir a clases producto del brote de coronavirus. La medida -que primero anunciaron los alcaldes y después aceptó el gobierno- iba a ser por dos semanas. Pero ayer el ministro de Educación, Raúl Figueroa, anunció que se extenderá por todo el mes de abril.

Lo cierto es por ahora nadie en el gobierno se atreve a apostar a una fecha cierta del retorno a clases. Todo dependerá de la evolución de la epidemia. “Lo peor está por venir”, ha dicho el ministro de Salud, Jaime Mañalich, lo que profundiza la incertidumbre sobre el año escolar.

Desde que las clases se suspendieron, la presión de los apoderados para recibir una respuesta por parte de los establecimientos ha ido en aumento. Uno de los puntos de fricción es el pago de mensualidades que ha empujado a que algunos colegios evalúen fórmulas para responder a la crisis económica. El desafío es responder a las inquietudes económicas de las familias manteniendo el flujo de caja que permite pagar sueldos y sostener los proyectos educacionales.

Hernán Herrera, presidente de la Corporación Nacional de Colegios Particulares de Chile (CONACEP), es detractor de la idea de rebajar anticipadamente las mensualidades. “No nos parece razonable que se esté exigiendo una rebaja para todos. La gran mayoría, de acuerdo a lo que conocemos de medidas económicas, van a seguir recibiendo sus remuneraciones, por lo tanto no tiene ninguna justificación que no se le cumpla al colegio”, dice.

Herrera sí se declara partidario de “que se desarrollen fórmulas de solidaridad con aquellos padres que tengan el infortunio de perder su fuente laboral”. "Aquí hay que dejar claro que por ningún motivo se puede desvincular a un alumno por razones financieras de las familias y se verá cómo enfrentar esta situación”, recalca.

Cada institución o conjunto de establecimientos ha recurrido a distintas fórmulas para responder a las peticiones de apoderados y lograr a su vez continuar con los gastos mensuales que tienen. La Tercera PM realizó una consulta a los colegios privados con colegiaturas de costos elevados, las que comienzan desde los 300.000 pesos.

Reducción de colegiatura mes de abril

Una disminución directa de la colegiatura en $94.260 por alumno, de una mensualidad que se eleva por sobre los 500 mil pesos, es lo que resolvió The Grange School. En un comunicado oficial entregado a los apoderados, el colegio ubicado en La Reina explicó que ese monto "comprende los ahorros de la segunda mitad de marzo y mes de abril”.

El colegio Craighouse se sumó a esta medida y en una circular enviada a apoderados se ofrece la opción de reembolso de los gastos variables por alumno, dependiendo del curso en que se encuentren. A los de playgroup, prekinder y kinder, que están inscritos por media jornada, se rebajará la colegiatura de abril en 43 mil pesos y a básica y media que tienen jornada completa se descontará 87 mil pesos.

La misma medida tomó la Red Regnum Christi, que incluye a los Colegios Cumbres, Everest y Highlands en Santiago, además de los colegios La Cruz y San Isidro. En esta red se ofreció una rebaja del 15% de la colegiatura para todas las familias que lo necesiten. “Se ofrece esta medida sin condiciones a todas las familias, pero aclarando que quienes puedan paguen la colegiatura normal”, dicen desde la red escolar.

Varios colegios decidieron optar por una fórmula solidaria para ayudar a las familias con problemas que se hayan visto afectadas por la crisis que trae esta pandemia y no puedan realizar el pago de la mensualidad. En esos establecimientos -entre los cuales se cuentan los colegios Villa María, Saint George’s, Bradford y The Grange- se optó por crear un fondo a partir de la reasignación de los ahorros en costos variables como luz, agua, energía y otros, como medida alternativa.

En el caso del último colegio, por ejemplo, se les ofreció a los apoderados la posibilidad de aportar voluntariamente un 50 o un 100 por ciento de la rebaja de la mensualidad de abril ($94 mil pesos) a un fondo solidario para familias que tengan dificultades económicas. En el caso de las familias que hayan pagado la colegiatura anual completa se les hará la devolución del monto.

Aumento de plazo para pago de mensualidad

Otra fórmula dispuesta por algunos colegios particulares pagados de Santiago, es la de permitir una prórroga del pago de la colegiatura del mes de abril y dejarla pendiente para el mes de diciembre o enero.

Esto fue lo que se decidió en Colegio Saint George, el primero que fue declarado en cuarentena por un brote de Covid-19.

Una medida distinta, pero con un objetivo similar es la que informaron los colegios Institución Teresiana, Santa Úrsula y también el Villa María Academy, se trata de la evaluación caso a caso a las familias que tengan problemas económicos durante estos meses para entregarles soluciones, según corresponda.

Aún hay colegios y conjuntos de establecimientos que no han informado medidas especiales para las familias. “Estamos en conversaciones, todavía con nada decidido. Cuando tengamos algo lo informaremos a los apoderados”, responden desde SEDUC, red de colegios del Opus Dei, dentro de los que se encuentran los colegios Tabancura, Los Andes, Los Alerces, Huelén, Cordillera y Huinganal ”

Durante esta tarde el colegio San Ignacio El Bosque y los colegios Padre Hurtado y Juanita de Los Andes debieran resolver qué medidas adoptarán e informarle a la comunidad escolar.

Una cuarentena nunca hecha antes: Cómo el gobierno la planificó y ejecutó (y por qué la comunicó así)
El rating del cautiverio: Mensajes presidenciales se acercan a récords de sintonía y superan al Festival de Viña
Klaus Schmidt-Hebbel y la conmutación de penas: “Es un proyecto muy mal pensado que se pone encima de la justicia”

Comenta