Una cuarentena nunca hecha antes: Cómo el gobierno la planificó y ejecutó (y por qué la comunicó así)

En La Moneda reconocen que ayer se generó una sensación de desorden -pero no errores delicados- al ir informando cómo se va a aplicar el encierro que entra en vigencia esta noche en siete comunas de Santiago. Una de las explicaciones es que esto jamás se había aplicado, que implica múltiples frentes, y que seguirán sopesando sobre la marcha.


Pasadas las 18 horas de ayer miércoles -casi una después de que el ministro de Salud anunciara que el gobierno decretaba una cuarentena obligada en siete comunas de la capital-, la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, hizo una segunda vocería oficial para entregar los primeros lineamientos de qué se le iba permitir y no hacer a los habitantes afectados. Allí dijo que dentro de la cuarentena -una medida inédita tomada en el país- habría permisos temporales de tres horas para el ir al supermercado y la farmacia. Mientras, los alcaldes de dichas comunas desfilaban por los canales de televisión y radios contando que les habían avisado pocos minutos antes y haciendo más anuncios, pero también con dudas. Casi de forma inmediata, el comercio comenzó a recibir filas de personas. Dos horas después, un par de minutos antes de las 21 horas, el gobierno difundió el “Instructivo para permisos de desplazamiento” del Ministerio del Interior, que aclaraba algunas de las interrogantes, pero que contradecía algunos puntos del anuncio de la subsecretaria, como el incremento de las horas de salida en caso de, por ejemplo, desplazarse al supermercado.

¿Qué había pasado? Según explicaron en el gobierno el documento sufrió algunas “pequeñas modificaciones" porque comenzaron a recibir “feedback” de la ciudadanía.

“¿Hace alguna autocrítica de cómo se dio la información ayer respecto de estas cuarentenas? Usted ayer no recibió preguntas”, le preguntaron hoy en la mañana al ministro de Salud, Jaime Mañalich, en la vocería diaria que sigue al comité de la crisis que encabeza el Presidente Sebastián Piñera. "Los anuncios de las acciones concretas de esta cuarentena corresponden a la coordinación que se hace desde el Ministerio del Interior, de la Segegob, y a ellos les corresponde anunciar la especificidad de estas medidas, cómo implementarlas y cuáles son las sanciones”, respondió.

Desajustes y señales como éstos son algunas de las muestras de lo complejo que ha sido echar a andar un operativo sanitario, político, social, económico y hasta militar que nunca se había hecho antes, y cuya expresión comunicacional ha levantado críticas a La Moneda por haberse realizado por partes, despertando ansiedad e inquietud por parte de la población. Pero que para el Ejecutivo -según indican al menos cuatro autoridades- son efectos inevitables de la envergadura del mismo. Y que, recalcan, seguirán sopesando y ajustando según las circunstancias. Una suerte de ensayo y error, sincera una versión.

Por ejemplo, hoy en la mañana se optó por una vocería de otro tono, donde la ministra vocera Karla Rubilar le fue haciendo preguntas de orden práctico a Martorell, en un esfuerzo por despejar dudas e inyectar calma. “No basta con anunciar y enviar instructivos. Es necesario tener retroalimentación de lo que es la vida cotidiana y hoy, y cuando sea necesario, vamos a ir contestando las preguntas que salgan en el día a día”, señaló la vocera ante una pregunta puntual sobre el punto.

En La Moneda la mayoría defiende la puesta en escena. Aseguran que es primera vez que el país enfrenta una situación así y que era esperable la reacción e incertidumbre. Cuentan que se analizó cómo lo han comunicado países como Estados Unidos. Y que fue conversado en la reunión previa al anuncio de Mañalich que él daría solo una declaración y que, posteriormente, sería Martorell -quien lideró la redacción del documento- quien entregaría las “bajadas” en la materia.

De todas formas, en Palacio hay quienes reconocen que comunicacionalmente “se vio desordenado” y que, para un anuncio de esa magnitud, lo mejor era hacerlo todo junto porque, admiten las mismas fuentes, se generaron “más dudas que certezas”. Y que lo mejor hubiese sido tener el instructivo final listo y leerlo punto por punto al momento de la declaración y difundirlo por distintas redes inmediatamente.

Además, de acuerdo a las mismas fuentes, fue Mañalich quien empujó la idea de hacer el anuncio ayer debido a que, dado las condiciones sanitarias, era importante avanzar en esa línea.

“A medida que tenga más información”

En los hechos, desde el anuncio de Mañalich, el gobierno ha explicado sucesivamente los alcances e implicancias en respuesta a constantes preguntas sobre el impacto práctico en la vida cotidiana hasta en los más mínimos detalles. Tras las puntos de prensa formales de ayer en Palacio, se han sucedido diversas voces por otras vías.

Ayer en la tarde, por ejemplo, el intendente metropolitano, Felipe Guevara, envió mensajes de audio en que comenzaba diciendo que son “para aclarar los anuncios que acabamos de hacer”, detallando cómo operarían los cordones sanitarios que cierran el acceso a las comunas. “Yo les voy a ir bajando en la medida que tenga más información”, terminaba el audio, viralizado por redes sociales. Al momento de publicar esta nota, la Intendencia Metropolitana no había precisado a La Tercera PM en qué circunstancias había enviado eso y de qué datos a firme disponía la autoridad regional en ese momento.

Guevara, en todo caso, ha asistido a varias de las reuniones en La Moneda donde se ha ido debatiendo cómo proceder ante esta crisis y ante la cuarentena decretada ayer.

El Presidente Piñera también intervino ante un aspecto práctico bastante puntual: las dudas por cómo obtener y activar la “clave única” para obtener el salvoconducto que permita salir del hogar para necesidades específicas. A las 6:02 de la mañana de hoy recurrió a Twitter para aclarar que la pueden recuperar online quienes hayan sacado su carné de identidad en los últimos cuatro años y que “en los próximos días” se activará una aplicación para hacerlo sin tener que salir a la calle. La última vez que el mandatario se dirigió al país formalmente fue hace cuatro días, el 22 de marzo, en cadena nacional.

Hoy en la mañana, el gobierno rectificó y la ministra vocera anunció que los salvoconductos ahora también se pueden obtener con el con el número verificador de la cédula de identidad.

En cuanto a las diversas vocerías formales, en Palacio sostienen que así se decidió porque la idea es copar de autoridades para ampliar los canales de información. ¿Por qué el segundo punto de prensa lo hizo Martorell y no el ministro Gonzalo Blumel, o la ministra Rubilar? Porque -responden en el gobierno- ella ya había estado a cargo del protocolo con motivo del toque de queda y también participó en el emitido anoche. La idea es que cada ministro o autoridad encare las cámaras en el área que le corresponde.

Pero esta emergencia sin parangón no solo toca a las decisiones políticas sino que a la vida cotidiana. Los anuncios de ayer provocaron que numerosas personas salieran a abastecerse a supermercados y al comercio, con el consecuente riesgo de disparar más los contagios, pese al llamado que hicieron figuras como la alcaldesa Evelyn Matthei a “mantener la calma” y de otras a comprar solo lo necesario. ¿Se tomó en cuenta este factor? En el gobierno dicen que estaban conscientes de que se iba a desatar ansiedad, muchas preguntas, críticas de la ciudadanía y hasta sobrerreacciones extremas de las que no pueden hacerse cargo, pero que -nuevamente- todo esto nunca se había hecho antes.

En ese punto una autoridad de gobierno recalca que sabían que, dijeran lo que dijeran y cómo lo dijeran, iban a recibir cuestionamientos y que habría respuestas humanas como las que han ido ocurriendo. Que es una crisis no solo nacional, sino que mundial. ¿Por qué no se tuvo listo el instructivo al momento de anunciar la cuarentena, si los alcaldes habían presionado por esta medida antes? Expresan que el gobierno ya estaba trabajando en esto, punto en el que -sostienen- el instructivo ya se venía conversando hace unas dos semanas, y que se comenzó a redactar la pasada. También relatan que el mismo instructivo fue conversado en distintas reuniones con ministros, asesores y con todos los subsecretarios. Esta última fue el domingo, en La Moneda y presencial, y allí se hicieron y contestaron preguntas prácticas para anticiparse a casos específicos, previendo el escenario de ayer.

“Todavía no sabemos todos los detalles”

A los alcaldes de las comunas afectadas, La Moneda les avisó apenas minutos antes por dos razones formales y una de fondo: no querían que se filtrara, pero también querían evitar a toda costa la imagen de uno o varios de ellos acusando por los medios que “me enteré por la prensa”. En el fondo, el gobierno no quería volver a abrir con algunos de ellos el foco de conflicto que habían logrado sofocar con la creación de la Mesa Social. A los involucrados los llamaron el Presidente Piñera y el ministro Blumel: les adelantaron ahí que más tarde se emitiría el instructivo.

Dos horas después del anuncio del gobierno, la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, publicó un video en su cuenta personal de Twitter donde llamó a la calma y a la solidaridad y señaló que “dentro de las próximas horas vamos a ir conociendo en detalle cómo va a funcionar esta cuarentena obligatoria. Todavía no sabemos todos los detalles”.

Ella y el resto de los jefes comunales se desplegaron a través de varios medios de comunicación y sus propias cuentas de redes sociales para tratar de resolver algunas dudas sobre cómo se aplicaría la cuarentena. “Sé que tienen muchas preguntas, las vamos a ir respondiendo junto a la autoridad de forma precisa”, posteó en Twitter el de Santiago, Felipe Alessandri. Raúl Torrealba, en Radio Sonar, decía que no tenía muchos detalles y les dijo a los conductores “sé lo mismo que ustedes”.

Otra muestra. En un contacto televisivo, y ante una pregunta acerca de si los deliverys de comida y abarrotes seguirán funcionando, Torrealba dijo ayer que “entiendo que no están autorizados”. Esta mañana, en la misma vocería conjunta con Rubilar, Martorell dijo lo contrario: “Se han establecido servicios esenciales para estas siete comunas, el otro tipo de servicios está prohibido. El delivery funciona para abastecer servicios esenciales en estas siete comunas”.

Así, hoy los ediles siguieron explicando en varios medios de comunicación el protocolo que se emitió en la noche de ayer y la mayoría hizo un llamado “a la calma”. Sin embargo, a pesar de que se les avisó con poca anticipación, varios señalaron que estaban esperando la cuarentena y que ya estaban trabajando en eso.

“Esto se veía venir, hace una semana lo estábamos viendo porque hay una gran cantidad de casos en esta zona. El ministro Blumel me llamó horas antes del anuncio, un poco antes, y me dijo ‘llegó el momento’ y que nos íbamos a dar 30 horas para planificarlo”, comentó Lira, alcalde de Lo Barnechea a la Tercera PM.

Por eso, hoy, los siete alcaldes sostuvieron una reunión con el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, vía streaming, para resolver las dudas sobre el protocolo.

El testimonio del periodista Andrés Azócar, contagiado de coronavirus: “Que este desastre tenga una lección”
La enfermera 24/7 a cargo de seguir el Covid-19
Economía de guerra: clubes piden recortar sueldos de jugadores y técnicos por la crisis del coronavirus

Comenta