Sin Boric ni Kast, pero con Piñera en el teatro: cómo la Teletón intentará abstraerse de la segunda vuelta

Piñera y Kreutzberger en 2018. Foto: Mario Téllez / La Tercera

A diferencia de lo ocurrido en el balotaje de 2017, cuando Piñera y Guillier sí participaron del inicio del programa solidario, hasta ahora la organización no ha invitado a los candidatos para el lanzamiento de la campaña en el teatro. La idea es alejarse lo más posible de la coyuntura política y, además, respetar el aforo reducido del recinto. Piñera, en tanto, sí estará este viernes en la obertura. "Esperamos que los artistas y rostros vengan con el foco puesto en la obra que realiza esta institución", dicen desde la producción sobre posibles intervenciones sobre el escenario.




El antecedente más cercano es de diciembre de 2017. Rompiendo una tradición que se respetó sagradamente por casi cuatro décadas, la Teletón chilena se efectuó el 1 y 2 de diciembre de aquel año por primera vez en medio de un año de votaciones presidenciales y parlamentarias en el país. Una coincidencia que la fundación esquivó históricamente, suspendiendo todas sus ediciones en años de elecciones (1989, 1993, 1997, 1999, 2001, 2005, 2009 y 2013), intentando evitar con esto que la campaña fuera utilizada como plataforma política por los candidatos a La Moneda y el parlamento.

La regla se quebró hace casi exactos cuatro años, en medio de las esquirlas de una tensa campaña de primera vuelta y dos semanas antes del balotaje entre Sebastián Piñera y Alejandro Guillier, como una forma de “resaltar el espíritu republicano” de la cruzada solidaria, explicaron entonces desde la organización. De hecho, ambos candidatos estuvieron presentes en el Teatro Teletón en la noche inaugural de la cruzada solidaria, acompañados por sus esposas y por la entonces presidenta Michelle Bachelet. Además, el propio Don Francisco los saludó desde el escenario en el bloque inaugural y las donaciones que los entonces presidenciables hicieron en el banco fueron acompañadas de cámaras y discursos.

Una serie de imágenes que no se repetirán este fin de semana, en la segunda ocasión que el evento benéfico impulsado por Mario Kreutzberger se realice en un año electoral y entre una primera y segunda vuelta presidencial: según confirman desde la producción, esta vez la transmisión de las 27 horas intentará mantenerse lo más alejada posible del clima electoral y del protagonismo que los dos aspirantes a La Moneda lucen en la agenda diaria, en medio de una campaña bastante más tensa, incierta y crispada que la de 2017.

De hecho, los encargados de esta Teletón detallan que hasta hoy lunes no han existido contactos ni conversaciones de ninguna índole con los candidatos ni con sus equipos de trabajo, ya que a diferencia de lo ocurrido hace cuatro años no están considerados para participar del tradicional segmento de obertura que se transmitirá este viernes en el teatro Teletón.

“Hasta ahora no ha habido contacto con ninguno de los comandos de los candidatos presidenciales. La Teletón es una gran obra colectiva de Chile donde todos y todas están convocados a participar”, indica a La Tercera PM Benjamín Díaz, actual director ejecutivo de Fundación Teletón.

Tampoco está contemplado -hasta ahora- que Kast ni Boric aparezcan en ninguno de los bloques siguientes del programa, al menos eso es lo que se ha planteado en las reuniones de la producción del evento. Algo que el propio Don Francisco ha comentado informalmente en estos días previos al inicio de la cruzada, asegurando que “no corresponde” que los candidatos sean parte del evento benéfico.

“La vez pasada cuando lo hicimos también lo hicimos frente a la segunda vuelta, también estaba polarizada la elección, pero finalmente la gente lo entendió, lo apoyó”, comentó el animador a este medio en octubre pasado, sin querer entrar en honduras ligadas a la contingencia política.

SUSPENDEN TELETON

En esa ocasión, Kreutzberger también dio a entender que la necesidad de recursos para la campaña los obligó a toparse nuevamente con un balotaje presidencial, tomando en cuenta que la última Teletón se realizó en abril del año pasado -seguida de una edición especial y pandémica de “Vamos chilenos” en septiembre-, tras verse aplazada a fines de 2019 a causa del estallido social.

“Antes no la hacíamos porque no había esta necesidad imperiosa, pero ahora vamos a estar un año y ocho meses sin hacer Teletón, y todos los recursos que tenemos se van agotando. Como nosotros no queremos que se nos indique como algo político, siempre huíamos de la cosa política partidista, aunque nosotros igualmente tenemos que trabajar con cada gobierno”, indicó Don Francisco.

A lo anterior se suma otro factor que también inclinó la balanza a la hora de decidir no invitar al teatro Teletón a los aspirantes a La Moneda: el aforo reducido que tendrá el recinto este año durante los diferentes bloques de la transmisión. Si en una edición “normal” la cantidad de público que asistía al teatro para la obertura era cercana a las mil personas, esta vez no superará los 200 asistentes para ajustarse a la normativa sanitaria vigente para este tipo de eventos.

Quien sí está confirmado para participar de la inauguración de la campaña es el presidente Piñera, quien ya fue invitado formalmente al lanzamiento de este viernes y ya habría asegurado su presencia en el teatro. Tal como han hecho todos los mandatarios históricamente al comienzo de la cruzada solidaria, se espera que Piñera realice uno de los primeros discursos del programa, en la que será una de sus últimas apariciones en cadena nacional antes de la segunda vuelta.

Una cadena televisiva con un matiz, ya que por primera vez no todos los canales asociados a Anatel transmitirán la Teletón, luego que La Red optara por restarse del programa de este año, argumentado poca transparencia de la fundación en torno a los dineros que recauda cada versión de la campaña.

“El foco puesto en la obra”

Otro punto al que la producción le ha puesto atención tiene que ver con los rostros e invitados que tendrá el evento benéfico durante las 27 horas de transmisión. Y es que si bien la Teletón no se ha caracterizado en su historia por ser epicentro de demandas o manifestaciones políticas -como sí lo ha sido el Festival de Viña, por ejemplo- han existido algunas excepciones.

La más reciente ocurrió en la última versión de la campaña Vamos chilenos, que se realizó en septiembre del año pasado con el objetivo de juntar recursos para los adultos mayores afectados por la pandemia. Allí, durante su presentación musical junto al grupo folclórico Aparcoa, la actriz Sigrid Alegría levantó un pañuelo negro que tenía estampadas las palabras Apruebo y CC (Convención Constitucional), en alusión al plebiscito constitucional que se hizo un mes después y que dio por ganadora por amplio margen precisamente a la primera alternativa.

Asimismo, a través de una paya, el conjunto expresó sobre el escenario su descontento con la gestión del gobierno de Piñera durante la pandemia del coronavirus.

“La Teletón es un programa que busca unir a los chilenos y si bien no hemos hecho una petición a los artistas a evitar ciertos mensajes, esperamos que los artistas y rostros vengan con el foco puesto en la obra que realiza esta institución, y en resaltar la importancia de aportar a esta campaña que es clave para mantener la rehabilitación integral para 31 mil niños, niñas y jóvenes en situación de discapacidad”, comenta al respecto Alexis Zamora, el director general de la transmisión de este fin de semana.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.