Don Francisco: “No me di cuenta que había tanta rabia en Chile”

El animador se alista para una próxima Teletón que se hará justo en la mitad de la primera y segunda vuelta presidencial. Aquí, habla de su relación con Piñera, de la Convención Constitucional y dice que la inmigración le hace bien al país.




Mario Kreutzberger (80) fue testigo accidental y privilegiado de las horas previas a que todo cambiara para siempre: se reunió con el Presidente Sebastián Piñera en La Moneda cerca de las dos de la tarde del viernes 18 de octubre de 2019. O sea, cuando el estallido social ya latía inminente. “Se veía en las calles algo muy parecido a lo que pasó el 11 de septiembre. Dije yo ‘algo va a pasar acá’”, recuerda el animador, para luego entregar un matiz: “Pero que yo haya ido a La Moneda fue coincidencia total”.

En efecto, en la mañana de esa jornada recibió el llamado de la jefa de gabinete de ese entonces, Magdalena Díaz, quien le comentó que el Mandatario quería verlo para resolver un par de temas relativos a la Teletón. Ya reunidos horas después en su oficina, Piñera le anunció que había decidido subir el aporte de Fonasa a la entidad, mientras que el conductor lo dejó invitado para asistir a la campaña televisiva que se haría a fines de ese año, la que finalmente fue postergada por el mismo estallido social.

El Presidente también le comentó que nunca estuvo de acuerdo con invertir recursos en la construcción de un nuevo Teatro Teletón, proyecto que Don Francisco venía empujando con distintos gobiernos hace cerca de una década, a lo que el hombre de Canal 13 respondió resignado que simplemente tenía razón: “Acepto que los tiempos han cambiado. Cuántas cosas que eran importantes hace diez años hoy no lo son”, fue su frase de vuelta.

-Usted debe haber sido una de las últimas personas que estuvo con Piñera antes que su gobierno cambiara para siempre.

Claro, y nunca más hablé con él. Así que no sé qué pasó ahí, porque me atendió muy bien, me dio esta cosa que me la había prometido hace un año, y después pasó que mi auto no llegaba y veía a la gente caminando como loca. Habían cerrado el Metro y ya habían quemado alguna estación. Después en la noche, cuando vi en la tele medio Santiago en llamas, olvídate...

-¿Cómo ha sido su relación con Sebastián Piñera?

Yo con todos los presidentes tuve una buena relación, nunca tuve una mala relación, al contrario, todos me atendieron bien. A todos les planteé lo mismo. No siempre conseguí lo que necesitaba, porque pienso que todavía nos faltan recursos para poder cumplir mejor. Porque, además, así como el mundo ha avanzado, también ha avanzado la rehabilitación.

Kreutzberger con Piñera en 2018. Foto: Mario Téllez / La Tercera

-¿Lo va a invitar a la próxima Teletón?

Siempre hemos invitado a las autoridades, en este caso no sé cómo se hará. En la última Teletón no se hizo eso porque tenía otras características (N de la R: fue realizada en abril de 2020, en cuarentena), así que no sé cómo se va a poder hacer. Históricamente siempre el Presidente ha estado invitado.

-A usted el estallido social pareció afectarle, ya que días después apareció en Canal 13 hablando muy conmovido, incluso lloró.

No sabía cómo ayudar porque ahí no está mi especialidad. Mi especialidad, lo que me ha gustado hacer es esto otro, entretener, hacer campañas sociales. Entonces eso era contra lo que yo hacía. Fue también decir “no me di cuenta que había tanta rabia”. No sé si era rabia o preocupación de la gente en ese momento, porque la marcha esa (de 2019) fue multitudinaria, esa marcha no sé cuánta gente fue.

El animador en la Teletón 2020, la que debió conducir desde su casa.

-Un millón se calcula.

Una persona que va tiene diez que están con él. Ya tú dices son diez millones. Bueno, ahí empezó a cambiar todo.

-¿Y le gusta cómo empezó a cambiar todo? Con una nueva Constitución, por ejemplo.

Se discutía lo de la Constitución. Pero cuando tú ves la votación, te das cuenta que el 80% de la gente quería una nueva Constitución. Lógicamente en una cosa nueva tienen que adaptarse las personas, tienen que ponerse de acuerdo, tienen que encontrar un camino para poder trabajar, y parece que lo han encontrado. Siempre, tú sabes, se destaca al comienzo toda la falla.

“Esto es lo mismo que una casa, se inaugura una casa. Pucha, no funciona un interruptor, hay una gotera, ¿verdad? Entonces la Constitución es una cosa nueva, se tienen que adaptar las personas, conocerse unas con otras, son 155 y tan distintas unas de otras”.

-¿Votó en el plebiscito de 2020 para aprobar o rechazar el proceso constituyente?

(Piensa unos segundos) Si estaba aquí, voté. Pero parece que no estaba aquí, porque me fui de vuelta a Estados Unidos en septiembre de 2020 y esto fue después. Entonces, no.

-¿Y hubiera votado Apruebo o Rechazo?

Tú sabes que eso no te lo voy a decir, porque eso equivale a abrir una compuerta política que no. Tú tienes que imaginarte por qué hubiera votado yo. Tú tienes que adivinar eso, porque yo no me defino políticamente ni cuento políticamente por quién voto. Cuando me esperan a la salida de la caseta y me preguntan por quién voté (yo digo) “por el que me gustaba”.

La expresidenta, Michelle Bachelet, durante una entrevistada con Mario Kreutzberger , en 2015.
En una entrevista de 2015 con Michelle Bachelet.

***

A Don Francisco le cuesta dar opiniones vinculadas a la agenda política, pero la próxima Teletón -a realizarse el 3 y 4 de diciembre- estará justo en la mitad de una de las coyunturas más inciertas y expectantes de los últimos años: la cruzada solidaria se hará sólo doce días después de las elecciones presidenciales y, en consecuencia, dos semanas antes de la segunda vuelta.

-Ya pasó algo similar en 2017, cuando se hizo en medio de los comicios presidenciales de ese año. Pero ahora se presume una elección mucho más polarizada. ¿Le da temor?

La vez pasada cuando lo hicimos también lo hicimos frente a la segunda vuelta, también estaba polarizada la elección, pero finalmente la gente lo entendió, lo apoyó. Antes no la hacíamos porque no había esta necesidad imperiosa, pero ahora vamos a estar un año y ocho meses sin hacer Teletón, y todos los recursos que tenemos se van agotando. Como nosotros no queremos que se nos indique como algo político, siempre huíamos de la cosa política partidista, aunque nosotros igualmente tenemos que trabajar con cada gobierno. O sea, una cosa es que no seamos político partidista, pero otra cosa es que nosotros tenemos que trabajar con el gobierno que esté en ese momento, porque recibimos de parte del estado chileno un aporte pequeño, que no supera el 20% o el 25% del total, pero es un aporte. Nos dan terrenos para construir, nos dan construcciones. Entonces tenemos que trabajar con cada gobierno.

-¿Tiene alguna opinión de los actuales candidatos?

Sí, pero ninguna. Yo también hago entrevistas políticas, he hecho Las caras de La Moneda, pero en lo que me compete como individuo, como ser humano, yo nunca me he manifestado políticamente, ni he pedido favores políticos, ni me he relacionado con la política, porque justamente de esa manera yo dividiría, haría todo lo contrario que significa unir a la gente a través de la Teletón.

-Pero usted, incluso en un reciente libro biográfico, ha hablado de muchos temas que antes no había abordado. ¿En algún momento va a entregar su opinión política?

No lo sé, lo que pasa es que yo a veces en el círculo de amistades mío, cuando se conversa de política, yo también converso, porque yo siempre dije que en lo personal no tengo disciplina política. Yo a veces le encuentro razón a un lado y dos horas después le encuentro razón al otro lado. Y la política no es así, las personas tienen cierta disciplina política. Yo no la tengo, porque no tengo vocación política. Admiro a los políticos sí y tengo opinión, y cuando me toca ir a votar, siempre voy a votar, pero lo hago como un ciudadano, públicamente como comunicador no hablo de política. Y quiero decirte que me han llamado y les he respondido exactamente lo mismo que te dije a ti. Me llamaron para ver si puedo hacer una participación aquí y allá en estas candidaturas que se están formando. Yo les he dicho que lo lamentaba mucho, pero que yo no podía hacerlo.

-¿Quién lo llamó?

No, sería brutal que yo lo dijera. Digamos, sería para ti bueno porque titularías con eso, pero sería una deslealtad hacia la persona que me llamó.

-La Convención Constitucional le ha dado espacio en sus comisiones a organizaciones de personas con capacidades distintas. Si se diera la oportunidad de incluir a la Teletón, ¿usted iría?

No tengo antecedentes de eso. Pero por supuesto (iría). Ahora, yo no soy un especialista con el que seguramente quisieran hablar, (quizás alguien) que tuviera conocimiento en otra área de la Teletón. Pero si a mi me llamaran por la Teletón, en cualquier lugar, donde me llamen por la Teletón, yo siempre voy a ir.

-Usted como comunicador sabe de lo que se trata el concepto de la confianza pública. ¿Qué le parece lo sucedido con el convencional Rodrigo Rojas Vade?

Eso pasa en todo. No hay actividad donde no pase algo así. Imposible. En un colegio, en un curso, de repente uno dice “¿pero cómo pasó esto en mi curso?, nunca me lo imaginé”, pero pasa. Es la condición humana. Tenemos que acostumbrarnos a aceptar que no todo va a resultar como lo teníamos planeado.

La portada de su última autobiografía

***

El conductor asume que el escenario para la próxima cruzada benéfica puede resultar difícil, pero subraya que ya desde los últimos años la institución se enfrenta a contextos cada vez más pedregosos. “Siempre estoy muy preocupado. Tengo sobre 80 años, estoy sentado aquí en una casa en cuarentena, hace un año que no venía al país (llegó el pasado martes), no me he podido comunicar con la gente, no tengo las mismas facilidades de comunicación que tenía antes, todo eso me preocupa”.

“Pero yo espero que sea lo que siempre fue. La Teletón tiene el sentido de unir a la gente. O sea, nosotros atendemos las personas que son de cualquier partido político, religión, color, lo único que necesita es que necesiten rehabilitación. Eso unió a la gente también cuando comenzó la Teletón en un año muy difícil, el 78. Era como ahora. Pero uno siempre tiene miedo, tiene susto porque siente una gran responsabilidad”.

También agrega que tiene confianza en la gente joven que hoy lo apoya, en el relevo que se hará cargo de los próximos años de la cruzada. “Tenemos que incorporar a la juventud si tú te fijas el país ha elegido a los jóvenes como candidatos a la Presidencia, los jóvenes como constitucionalistas. Este es un mundo joven y nosotros podemos seguir aportando si es que nos piden nuestra opinión”.

Lanzamiento de la última Teletón, con la presencia del deportista Alberto Abarza.

-Se habla mucho de ese recambio en la Teletón, pero al final siempre terminamos recurriendo a usted y usted es quien habla de la Teletón. Pareciera que ese proceso generacional ha costado mucho.

Mira, no quiero dar nombres porque no tengo la autorización, pero hay mucha gente, muchos animadores y conductores que se han acercado a la Teletón para comenzar en esta nueva etapa de una manera distinta . También el trabajo de ellos es distinto. Hoy hacen muchas más cosas. En nuestro tiempo había más tiempo. No creo (que el recambio) ha sido fácil, pero tampoco creo ha sido difícil. Creo que ha sido normal. Ahora, lamentablemente, y por responsabilidades, yo lo tengo que decir, uno está en una edad en que no sabe por cuánto tiempo tiene sus capacidades. Y tiene menos capacidades que antes, entonces lo tienen que ayudar más personas.

-¿Se ve en 2022 en la Teletón?

Yo voy a colaborar de por vida con la Teletón, pero no en la misma posición, porque hay gente nueva que la tiene que tomar.

-Pero usted siempre dice eso y después lo vemos igual en la primera línea de la Teletón.

Yo me pongo a disposición. Pero yo creo que ahora tiene que cambiar. No lo dije nunca como ahora. Creo que aquí estamos iniciando la segunda maratón de 42 años. Está bueno el símil de la maratón: 42 millas, 42 años.

-¿Qué le diría a quienes en los últimos años han levantado críticas contra la Teletón?

Todas las personas tienen derecho a criticar. Yo les diría a los críticos que algún día, cuando ellos quieran, vayan a cualquier instituto a lo largo de Chile, a cualquier hora y vean lo que ahí se hace. Creo que a veces algunos críticos tienen una doble intención, porque tú, cuando críticas algo, es porque lo conoces, ¿verdad? Tendrán alguna razón, conocen a alguien o un grupo de personas que han sido mal atendidas, o no sé por qué, pero la manera de yo decirle a los críticos es, en primer lugar, aceptar las críticas. Lo que hay que hacer siempre en la vida es aceptar las críticas. Yo crecí mucho en mi vida, desde el punto de vista artístico, aceptando las críticas. Nunca discutí una crítica, pero yo les pido a aquellos que critican sin saber es que vayan a cualquier instituto, cualquier día, que entren a un lugar, que hablen con la familia de las personas discapacitadas y ellos saquen su conclusión. Mucha gente critica sin conocimiento. Ahora, si tú criticas con conocimiento y a pesar de eso te parece malo, tienes derecho a criticar. Esta es una obra pública que está sujeta a la crítica.

-¿Escuchó los reparos que hizo la actriz y convencional Malucha Pinto, quien apuntó al show televisivo de la institución y a cómo se recaudan sus fondos?

Después se desdijo, porque parece que le dieron duro. Pero eso lo vi después de un tiempo, pero eso parece que fue más en las redes sociales. Porque ella tuvo un hijo que se atendía en la Teletón, tengo entendido. Yo la conozco de muchos años. Me sorprendió porque ella ha trabajado como en veinte teletones como actriz. Ha hecho cosas cómicas y nunca me ha dicho a mí ni le había dicho a nadie más que tenía alguna crítica.

-¿Qué le parece que el canal La Red se reste de la Teletón, argumentando la poca transparencia de la fundación en torno a los dineros?

En primer lugar, tengo que agradecerle a La Red su participación de más de 20 años, pero esto lo maneja la Anatel (Asociación Nacional de Televisión). Nosotros no convocamos directamente a los canales, los convoca la Anatel, y por supuesto que nos gustaría que todos estén, pero si no se puede, lo hacemos con los que estén. Y el estatus financiero ha sido siempre público. Y ahora, lo que hemos hecho, como también el país pide mucha transparencia, la Teletón siempre ha sido transparente, pero lo que hemos hecho es hacer que la transparencia sea más fácil de captar para las personas. Se han publicado los balances.

***

Aunque se le vienen semanas exigentes, Don Francisco dice que siempre guarda un tiempo libre para su familia o para leer. ¿Su tema favorito? La inmigración en las distintas fases de la historia reciente. “Yo creo fielmente en la inmigración. Soy absolutamente proinmigración. La mejor respuesta a eso es Estados Unidos, país de inmigrantes. Pero al mismo tiempo, los países tienen que estar preparados para recibir a los inmigrantes, porque si no están preparados, viven en condiciones infrahumanas. Hoy es un problema mundial. Pero creo que la inmigración le hace bien a un país”.

-¿A Chile lo ve como un país proinmigrante?

Siempre ha habido protestas en todos los países cuando la gente se siente amenazada, su hábitat, desde el punto de vista laboral. También lo mismo en Estados Unidos, pero yo creo que al final tiene que haber inmigración.

-Usted siempre ha dicho que conoce Chile por todo lo que lo ha recorrido. Sobre todo después del 18 de octubre de 2019, ¿cree realmente que conoce al país?

Creo que conozco bien a Chile y creo que el corazón de Chile no ha cambiado. Hay un grupo que sí, tiene mucha más participación activa, pero el corazón de Chile no ha cambiado. Tengo el mejor deseo para el país. Yo creo que soy una buena persona. Algunos no lo creen, pero si haces un trabajo público no puedes tener 100% (de aprobación).

-¿Le sigue preocupando eso, que hay gente que no lo encuentre buena persona?

Yo creo que la gente tiene pleno derecho a tener su opinión.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.