Mayorista de ferias de barrio desplaza a Scuncio como principal proveedor de cajas de alimento en pandemia

Foto referencial: Agencia Uno

Sudamericana (266.797); Llacolén (250.000 cajas); Cencocal (173.030 cajas) y La Caserita (168.000 cajas) concentran un tercio de las cajas vendidas al Estado en el marco de la emergencia, sumando pagos por $30.024.633.060.




Bajo estrictos protocolos de seguridad, y con la ayuda de personal de las Fuerzas Armadas y Carabineros, durante la noche se trasladan en camiones las cajas de alimentos que deben ser distribuidas a nivel nacional en el marco del programa Alimentos Para Chile que el presidente Sebastián Piñera lanzó el 18 de mayo. La meta original era entregar 2.5 millones de canastas; ahora el Ejecutivo espera distribuir 3 millones de cajas.

Ante la nueva fase del programa Alimentos Para Chile el gobierno reordenó el ranking de proveedores. Así, Distribuidora y Comercializadora Llacolen S.A. de la familia Scuncio dejó de ser el mayor proveedor de las canastas del Estado de Chile. Esto luego que a fines de junio Sudamericana SpA -distribuidora de propiedad de Harald Rosenqvist Armstrong, ex ejecutivo del holding SMU de propiedad de la familia Saieh- cerró dos acuerdos con la Intendencia de la Región de Valparaíso para la entrega de 66.797 cajas de alimentos.

Desde la puesta en marcha del proyecto, Sudamericana SpA suma en total cuatro órdenes de compra por 266.797 a un valor total de $9.337.951.000.

Harald Rosenqvist -quien que ocupa el cargo de gerente general en Sudamericana- cuenta que los compromisos lo han obligado a aumentar el número de trabajadores en su planta ubicada la comuna de Lo Espejo. Durante los últimos 15 años han hecho canastas familiares y cuentan experiencia en la importación de productos.

“Armamos equipos de trabajo rápidamente porque entendíamos la necesidad de la gente. En ese momento, armamos dos líneas de producción y empezamos a producir 6.000 canastas por turno que considera 110 personas. Incorporamos tecnología y selladoras en entrada y salida. Hoy estamos produciendo 16 mil canastas al día y nuestro trabajo no ha estado exento de complicaciones”, explica Rosenqvist.

El empresario comenta que el cierre del paso fronterizo de Los Libertadores debido a las nevazones en la cordillera los obligó a esperar durante seis días cinco camiones con aceite comestible importado desde Argentina.

Añade también que se han especializado en abastecer a ferias de Santiago y su hijo -que lleva su mismo nombre- es el gerente comercial y la gerencia de Nuevos Negocios está en manos de José Luis Pierola, ex gerente comercial de la División Mayorista de SMU.

Al ranking le sigue en una tercera ubicación entre los mayores proveedores de cajas de alimentos, Central de Compras La Calera S.A. (Cencocal). La distribuidora fundada en 1973 -de propiedad de la familia Chahuán- es especialista en la venta de productos de abarrote y aseo en el canal mayorista. “En la actualidad, la empresa ha tenido un crecimiento exponencial y madurez financiero en el corto plazo, lo que ha permitido crear alianzas estratégicas comerciales con diferentes proveedores y/o marcas tanto nacionales como internacionales”, sostiene la firma.

Cencocal ha cerrado acuerdos con las intendencias de Valparaíso y Coquimbo para la venta de 173.030 canastas familiares por un valor total de $6.055.769.038. Le sigue: Comercial La Caserita Ltda. ligada a la familia Rivas-Struque que acumula ordenes de compa por 168.000 cajas a un valor total de $5.881.438.022.

La Caserita comenzó hace 30 años en un local que abastecía de abarrotes a los comerciales de la Vega Central. Hoy la compañía cuenta con más de 17 locales a lo largo del país y abastece a más de 30.000 almacenes de barrio desde Arica a Chiloé.

Sudamericana (266.797); Llacolén (250.000 cajas); Cencocal (173.030 cajas) y La Caserita (168.000 cajas) concentran un tercio de las cajas vendidas al Estado en el marco de la emergencia, sumando los cuatro mayores proveedores pagos por $30.024.633.060. Por otro lado, 20 proveedores concentran el 78% de los dineros gastados. Mientras que los 10 mayores suman el 56% del gasto total.

Mientras, en una quinta posición se ubica Saludable SpA. -sociedad que forma parte del Grupo Merkén- que comprometió el despacho de 150.000 cajas, entregando en promedio 15.000 y 18.000 cajas diarias.

Desde el 20 de mayo al 12 de julio de 2020, la iniciativa acumula 338 órdenes. A través de las intendencias regionales el gobierno ha adquirido en total 2.738.823 de cajas de alimentos por un monto total de $97.004.893.890 (US$123 millones).

Masivas compras en región de O’Higgins

Desde fines de junio se suman proceso de compras la región de O’Higgins que no había participado en la adquisición de cajas. A la fecha acumula la compra de 66.384 cajas de alimentos por un valor total de $2.312.039.674. Aquí, al igual como ocurriera en la región de Aysén, las autoridades han optado por comprar cajas al mercado tradicional. Es así como entre sus proveedores figuran pequeños almaceneros que han comprometido la entrega de 50 a 300 cajas.

Entre los proveedores de la región de se encuentran: Supermercados Los Encilos Ltda y Carniceria San Carlos, pero con montos muy menores en comparación con los grandes mayoristas de la Región Metropolitana. Solo para dimensionar la premura de las compras efectuadas por la región de O’Higgins basta solo mencionar que desde el 26 al 30 de junio suma 36 ordenes de compra aprobadas por $1.385.687.089.

Sin embargo, estas compras siguen representando un monto muy inferior si se compara con las adquisiciones efectuadas en la capital. De hecho, según cifras del portal Mercado Público, la Región Metropolitana concentra a la fecha el 64% de las cajas cuantificadas en las ordenes de compra a nivel nacional.

Por su parte, en Aysén hubo hasta tiendas de conveniencia que acordaron la entrega de cajas de alimentos, como Ok Market, que pertenece al holding SMU. En Magallanes existen acuerdo para la entrega de cajas de alimentos hasta el 31 de agosto de este año. Ese es el caso de Superfrut Sociedad Anónima que logró acuerdo con la intendencia de esa región por 5.900 canastas en tres tramos mensuales.

Cajas incluirán nuevos productos

A las nuevas cajas que se entregarán se añadirán nuevos productos, ente ellos artículos de aseo -jabón y detergente- y productos personales como toallas higiénicas y preservativos, así como información sexual. Pero el objetivo del gobierno apunta a buscar una sofisticación de la canasta. Pero la puesta en marcha de esta nueva etapa del Programa Alimentos Para Chile también traería otros cambios.

Por estos días, -según cuentan proveedores de cajas de alimentos- el gobierno se encuentra cotizando una serie de productos dirigidos especialmente para el adulto mayor que se ve imposibilitado para salir de su hogar debido a las restricciones de movilidad impuestas por la autoridad. Entre los productos se evalúa añadir pañales para adultos, crema para coceduras y comida preparada para calentar en microondas.

Sin embargo, un cercano al proceso también añadió la inclusión de estos productos está vinculado a los esfuerzos particulares de cada intendencia y municipio.

Comenta