Uber/Cornershop piden a la FNE no extender investigación: Pone en riesgo “sustentabilidad” de la firma chilena

Uber prioriza expansión de Cornershop en América Latina en medio de cuarentenas masivas

En un escrito firmado por los representantes de UBER y Cornershop enviado a la Fiscalía Nacional Económica instaron a la autoridad a efectuar una “revisión expedita de la operación”, apelando a la necesidad de recursos financieros de la firma chilena. En paralelo, uno de los socios de Cornershop, reveló cierre temporal por la crisis social que comenzó el 18 de octubre de 2019.




El 20 de enero, a las 10 de la mañana en punto acudieron a las dependencias de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) los abogados Carolina Bawlitza y Jorge Timmermann en representación de Uber Technologies, Inc. y Cornershop Technologies LLC, respectivamente. Ese día, la Jefa de la División de Fusiones del organismo antimonopolios, Francisca Levin, comunicó formalmente que la operación de fusión entre ambas compañías presentaba riesgos a la libre competencia y que requería un mayor tiempo de estudio.

¿Cuáles fueron los reparos que manifestó el regulador? En la cita –que ocurrió previo a la resolución que elevó a fase II la investigación-, la autoridad les explicó a ambos abogados que el acuerdo presentaba dos clases de riesgos: unilaterales de carácter horizontal -como la eliminación de un potencial competidor, pues Uber había empezado en octubre del año pasado un piloto con Tottus-, y otros vinculados al traspaso de poder de mercado y la explotación de consumidores.

Frente al escenario adverso, el martes de la semana pasada los representantes de Uber y Cornershop, extremaron sus esfuerzos por conseguir el visto bueno de la FNE y, en un documento que presentaron ante la entidad, afirmaron que “no existe ningún riesgo anticompetitivo asociado a la operación, respetuosamente sostenemos ante esta fiscalía que las compañías que han basado su expansión financiamiento vía venture capital –tal como es el caso de Cornershop y anteriormente de Uber- por lo que la falta de financiamiento para sustentar la operación y la expansión indispensable para llegar a ser rentables pone en serio riesgo su sustentabilidad futura, lo que queda manifestado en la información anteriormente presentada a la FNE”. “Debido a importancia que tiene el financiamiento para Cornershop, solicitamos la revisión expedita de la operación”, agrega el documento que forma parte del expediente del caso al cual tuvo acceso La Tercera PM y que cuenta con 745 fojas.

A mediados de febrero, PULSO LT había consignado el débil escenario financiero en que se encuentra la firma chilena tras la ampliación del plazo de investigación de la FNE. En efecto, la firma no levanta recursos desde 2017 y parte de los US$50 millones que le inyectó Uber, a poco de anunciar la operación entre ambos, se destinó a pagar la deuda con Walmart.

Por otra parte, ambas empresas buscaron blindarse de eventuales alzas de precio, de concretarse la compra. “La materialización de la operación propuesta, las partes no se encontrarían en condiciones de disminuir la calidad o aumentar los precios del servicios e intermediación de la compra y entrega de bienes de supermercado y otras tiendas de conveniencia, considerando que enfrentarían una enorme presión competitiva no sólo a nivel horizontal (con múltiples competidores actuales y potenciales, tanto nacionales como internacionales), sino que debido al poder de negociación que tienen los supermercados”, dice el documento.

“Debido a que Cornershop no está integrado verticalmente a una cadena de supermercados, este depende de los acuerdos a los que pueda llegar con socios estratégicos, negociación que se vuelve increíblemente desafiante cuando el mercado aguas arriba de supermercados está altamente concentrado, y al mismo tiempo sus participantes tienen incentivos para desarrollar y potenciar sus propias alternativas de delivery. Estas condiciones de dependencia no se verían alteradas tras la materialización de la operación”, complementó.

En el mismo escrito, Uber y Cornershop adjuntaron dos informes económicos y jurídicos elaborados por la oficina de abogados Charles Rivers Associates (CRA), consultora económica y financiera de San Francisco, Estados Unidos. Uno de ellos presentado en relación al riesgo sobre la eliminación de un competidor potencial, sostuvo que “Uber no habría sido un competidor en la canasta grande de bienes de supermercados en el corto plazo, que es el foco de Cornershop. En cambio, se habría enfocado en un ticket o canasta pequeña, y en la compra de impulso, tal y como evidencian los resultados del piloto de Ubert Eats en Tottus.

Ambos informes, señalaron además que “existen múltiples actores que están bien posicionados –o incluso mejor posicionados que Uber- para aumentar su presencia en este mercado o ingresar a él y competir efectivamente con Cornershop”.

Según ambas compañías, el análisis económico efectuado por CRA permite descartar eventuales riesgos anticompetitivos derivados de los programas de fidelización y de los acuerdos de exclusividad. “La existencia de la venta por paquetes mixta usualmente intensificará la competencia y beneficiará a los consumidores. La única excepción es si estos descuentos pueden excluir o marginar a los rivales: Sin embargo, una eventual exclusión de competidores resulta inverosímil considerando la existencia de competidores poderosos presentes y futuros, como el resto de las aplicaciones y los supermercados”.

El mismo estudio recalcó el alto nivel de concentración entre supermercados. Según el Servicio Agrícola Extranjero del Departamento de Agricultura de EE.UU, la cuota de mercado combinada de Walmart (Lider), Cencosud (Jumbo y Santa Isabel) y SMU (Telemercados) en Chile en 2018 fue del 91%.

Por otro lado, en una presentación Uber y Cornershop sostuvieron que “el servicio de suscripción Pop de Cornershop es popular, pero no es plausible que pueda tener efectos de exclusión y cualquier efecto de este tipo no sería específico a la operación”.

“Bacanes” y la pausa post estallido

En el expediente público de la FNE, también se da cuenta de las declaraciones de altos ejecutivos de las empresas que han sido requeridas. El 13 de diciembre del año 2019, Juan Pablo Cuevas, socio fundador de Cornershop (Delivery Technologies SpA) explicó el funcionamiento de la plataforma, “donde los usuarios primero, pueden buscar tiendas de acuerdo a su ubicación geográfica”. “Puedes comprar desde ahí, ellos pueden elegir una tienda, seleccionar los productos que quieren comprar en la tienda y pedir que sean enviados. Nosotros vamos a comprarlos y se los entregamos”, explicó.

El ejecutivo reveló que luego del estallido social que comenzó el 18 de octubre, la aplicación debió permanecer apagada y que posteriormente la reactivaron reactivaron con tiendas chicas, porque estaban cerrados los supermercados.

“Estuvimos una semana 100% cerrados, entre el 18 y el 25 de octubre. El 25 abrimos las tiendas chicas y el supermercado lo abrimos mucho tiempo después. Bueno, Jumbo abrió antes, pero Líder mucho después”, explicó Cuevas.

Al ser consultado por las fortalezas de Cornershop frente a sus competidores, el ejecutivo agregó: “Ya, les voy a repetir lo que he dicho, yo creo que no es una gran fortaleza así como súper única y de (que) somos bacanes”, remató. Cabe consignar que la declaración de 37 páginas cuenta con grandes párrafos tachados.

Walmart Chile (Lider, SuperBodega aCuenta y Central Mayorista); Cencosud (Santa Isabel y Jumbo); SMU (Unimarc); Tottus, filial de Falabella, y las aplicaciones DiDi, Pedidos Ya y Rappi fueron consultadas a partir de la nueva fase de investigación de la FNE.

“La misma forma en que opera Cornershop”

Erica Reyes, gerente de E-Commerce de Hipermercados Tottus, acompañada del abogado Fernando Araya, también formó parte de los ejecutivos que declararon en el marco del proceso. El 26 de diciembre a las 15:07 horas, explicó que Pedidos Ya y Rappi son las plataformas de intermediación que utilizan.

“Te voy a contar la habitualidad, porque hoy día estamos en un periodo de contingencia producto del 18 de octubre”, dijo de entrada Reyes a los funcionarios de la Fiscalía Nacional Económica: Sofía O’Ryan, Gabriel Fernández y José Pablo Martínez.

“Habitualmente, tenemos básicamente el servicio de food o de productos de alimentación. El cliente compra por la página, y el centro de distribución prepara el pedido, y el cliente selecciona si lo quiere ir a retirar a la tienda”, explicó.

Por otro lado, la ejecutiva también abordó el conflicto que mantiene Tottus con la Seremi de Salud de la Región Metropolitana. Ello luego que la autoridad sanitaria cursara una infracción al supermercado ubicado en Av. Vitacura Nº 6980, comuna de Vitacura, debido a que no contaba con vehículos refrigerados autorizados para el delivery de alimentos. Hoy este caso es debatido en tribunales, luego que la empresa presentara una reclamación a la multa de 25 UTM por no cumplir con la cadena de frío.

“Ofrecíamos el mismo servicio de Cornershop, el mismo que al hacer un pedido te lo entregan de manera express con un tiempo de 90 minutos, pero con un transporte de tercero, con un auto, no con moto. Y con cooler, con hielo, con hielo seco, protegido, y lo entregábamos, desde que tú hacías la orden, hasta que tú la recibías, máximo pasaban 90 minutos. Por lo tanto, más o menos, el tiempo que se podía demorar desde que salía del supermercado a tu domicilio eran 45 minutos. El promedio eran 30 minutos y el Seremi nos fiscalizó y nos clausuró, porque no teníamos… porque nos prohibió operar de esta forma, que es exactamente la misma forma en que opera Cornershop, pero a Cornershop no le han prohibido”, concluyó Reyes.

Por su parte, Walmart Chile salió a diferenciarse de la competencia que presenta el mercado de la última milla. En su respuesta enviada la semana pasada a la FNE, explicó que “la compañía ofrece al consumidor la opción de elegir los tiempos de despacho, según las ventanas que Walmart Chile tenga disponible para la zona elegida por el usuario, las cuales son acotadas y varían entre una a cuatro horas”.

Más aún, sostuvo que en sus despachos “distingue según se trate de productos de supermercado o mercaderías generales”. En cuanto a los primeros, agregó que “corresponden a todos los productos ofrecidos por la compañía, exceptuando aquellos del área de electrónica, línea blanca y electrodomésticos, que son denominados mercaderías Generales”. Además sostuvo que se encuentra desarrollando el servicio de venta online con despacho y entrega inmediata a través de su portal web www.líder.cl”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.