Un retroceso en participación de mujeres: Servel descuenta 53 millones a los partidos por incumplir la norma

Voto, servel

El Partido Radical es la colectividad que sufrió el mayor descuento: 28 millones de pesos. Le siguen la DC y Evópoli con descuentos de 6 y 4.5 millones, respectivamente. El Servicio Electoral efectúa estos recortes a las colectividades cuando incumplen la norma legal que obliga a destinar un 10% de su presupuesto en actividades que fomenten la participación política de las mujeres o cuando hay gastos mal rendidos.




El Servicio Electoral anotó un notorio retroceso de los partidos políticos en el cumplimiento de la norma que desde 2016 los obliga a que al menos un 10% del total de los aportes públicos que reciben sea utilizado para fomentar la participación política de las mujeres.

Así, de la revisión de los gastos rendidos por las colectividades en 2019, el Servicio Electoral determinó que a la totalidad de los partidos políticos se le descontaran $53.056.122. La cifra supera en más de un 100% al descuento efectuado a los partidos en 2018 que llegó a $21.782.310. En 2017, en tanto, se registra el mayor nivel de descuento con un total de $61.204.966.

“Se entiende como gasto en participación de las mujeres en política aquel que incentive y permita el rol activo de la mujer en las distintas instancias del partido, es decir, formativas, deliberativas, ejecutivas, resolutivas o de representación. En este sentido, las instrucciones del Servel, establecen aquellos gastos que no cumplen con la finalidad inspiradora de la ley”, explica el Servel.

Según las cifras oficiales entregadas por el organismo, el Partido Radical es la colectividad que sufrió el mayor descuento por incumplir la norma de fomento a la participación femenina en política.

De los $287.785.949 que recibió del Estado el 2019, la colectividad que encabeza el exministro Carlos Maldonado debía rendir $28.778.595 como gasto por fomento a la participación femenina. Según el Servel, no lo hizo, por tanto se le aplicó un descuento por el mismo monto.

“Como PR, pese a dificultades propias de la contingencia nacional, hemos hecho el esfuerzo de responder a todas las solicitudes del ente fiscalizador y en este caso particular hay una rendición en trámite de aprobación ante el SERVEL, por un monto que supera el que aparece ahora como descontado. Así que entendemos que esto es una situación transitoria, que debiera resolverse pronto y satisfactoriamente”, respondió el secretario general PR, Mauricio Andrews.

A la DC en tanto se le descontaron $6.317.308. La colectividad -que el año pasado recibió del Estado $ 657.804.297- rindió $65.780.430 como fomento a la mujer, pero el Servel solo aprobó $59.463.122 y rechazó $8.102.570.

“Después del estallido social, se reprogramaron una serie de actividades en acuerdo con el Servel para los meses de diciembre y enero, y el descuento corresponde a aquellas actividades que no pudieron realizarse”, explica David Morales, secretario general de la DC.

A Evópoli, en tanto, se le descontaron $4.517.928. Según la información entregada por el Servel, la colectividad “no alcanzó el 10% mínimo de gasto”. Debía rendir gastos para la participación de la mujer por $40.453.733.

Luz Poblete, secretaria general de Evópoli, explica que “la rendición de gastos ante el Servel fue aprobada en un 90%, sin embargo, el año pasado el partido recibió un quinto aporte anual - rezagado de un balance anterior- que no alcanzó a gastarse produciendo la diferencia de cuatro millones”.

El PRI tampoco pasó las exigencias del servicio. Figura con un descuento de $4.304.304 y una observación que indica que los “gastos (rendidos) no corresponden al fomento de participación de la mujer”.

Montos descontados por el Servel a los partidos por incumplir norma sobre participación de mujeres

Al respecto, el Subdirector de Partidos Políticos del Servel, Roberto Salim-Hanna, señaló que: “Se esperaba que esta tendencia positiva observada el año 2018 continuara presentándose. Lamentablemente no fue así y aun cuando pudieren haber existido algunas situaciones fácticas que impidieron realizar algunos eventos específicos, ello refuerza la idea de que los partidos políticos deben planificar ordenada y regularmente sus actividades de fomento de la participación política de la mujer”.

Si el 2019 con el estallido social se dificultó que los partidos cumplieran con la norma que obliga a destinar un 10% de sus aportes a la participación de la mujer, en los partidos estiman que la situación se dificulta aun más con la pandemia.

Desde el PR reconocen que “ha sido una complejidad, pero se están realizando reuniones virtuales todas las semanas y seminarios, que es lo que permiten estas circunstancias”.

Comenta