Bukele busca la reelección en medio de duras críticas en El Salvador

El Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, habla durante un mensaje en la televisión nacional para anunciar que se postulará para la reelección en los comicios de 2024, en San Salvador, el 15 de septiembre de 2022. Foto: Reuters

El polémico mandatario anunció su decisión de inscribir su candidatura para 2024. Desde la oposición lo acusan de violar la Constitución para perpetuarse en el poder, mientras que organizaciones sociales amenazan con protestas.


“La Constitución no permite que la misma persona sea Presidente dos veces seguidas. Puede ser Presidente 80 veces, si quiere, pero no seguidas”. Esas no son palabras de la oposición salvadoreña, sino de Nayib Bukele, en una entrevista televisiva de 2013, seis años antes de que se convirtiera en el mandatario del país centroamericano.

Después de tres años de polémico mandato, Bukele anunció la noche del jueves que buscará hacer precisamente eso que criticaba hace unos años: ocupar la Presidencia de El Salvador por períodos consecutivos, al menos hasta 2029.

“Luego de conversarlo con mi esposa Gabriela y mi familia, anuncio al pueblo salvadoreño que he decidido correr como candidato a la presidencia de la República” en las elecciones de 2024 para un segundo mandato de cinco años, declaró Bukele en un discurso transmitido en cadena nacional la noche del jueves. Al anuncio le siguieron los aplausos de sus seguidores presentes en un acto en la Casa Presidencial con motivo de la celebración del 201° aniversario de la independencia del país. El presidente de la Corte Suprema, Oscar López Jerez, y el fiscal general, Rodolfo Delgado, estuvieron en el evento, destacó The Associated Press.

En esa línea, el mandatario dijo en su discurso que el país ha demostrado que ahora es soberano e independiente y defendió sus decisiones para combatir la alarmante violencia de las pandillas, lucha que ha catapultado su popularidad. Según una encuesta de la Unidad de Investigación de La Prensa Gráfica del 1 de junio, Bukele contaba con un 86,8% de aprobación.

Además, Bukele señaló que el sistema funciona y que, pese a los cuestionamientos de la comunidad internacional por las supuestas violaciones de derechos humanos y abusos cometidos durante su mandato, no dará marcha atrás.

“Por más protestas que vengan desde el exterior” no nos detendrán, manifestó. “Más de algún país desarrollado no estará de acuerdo con esta decisión, pero no son ellos los que decidirán, sino el pueblo salvadoreño”, agregó, indicando que las prohibiciones a la reelección sólo existen en el tercer mundo. Bukele sostuvo que una protesta contra la reelección en El Salvador sería hipócrita ya que casi todos los países desarrollados la permiten. Mencionó que son 39 países desarrollados, “todos ellos tienen reelección a excepción de Corea”, aseveró.

El mandatario, en el poder desde el 1 de junio de 2019, es el primer Presidente de la etapa democrática salvadoreña con la opción de buscar su reelección inmediata tras un cambio de criterio hecho por los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema que sus aliados en el Congreso eligieron en un proceso ampliamente criticado.

En un fallo de septiembre de 2021, estos jueces señalaron que la prohibición de la reelección inmediata es para un gobernante que haya estado en el poder por 10 años, mientras que en sentencias anteriores un mandatario debía terminar su período de 5 años y esperar 10 para buscar nuevamente la Presidencia. Así, la resolución interpretó que el artículo 152 del texto permite que el presidente participe en los comicios por segunda ocasión y que será el pueblo quien tome la decisión en las urnas.

Pero la Constitución salvadoreña, en vigor desde 1983, establece a lo largo de seis artículos la teórica prohibición de dos mandatos presidenciales consecutivos, lo que hasta ahora había obligado a los jefes de Estado a estar únicamente cinco años en el poder. La Carta Magna, de hecho, aboga por “la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República” como algo “indispensable” para el buen funcionamiento político. “La violación de esta norma obliga a la insurrección”, recoge de forma explícita.

En ese sentido, abogados constitucionalistas citados por The Associated Press sostienen que la eventual reelección de Bukele viola al menos cuatro artículos de la Constitución, incluyendo el 154, que dice que “el período presidencial será de cinco años y comenzará y terminará el día primero de junio, sin que la persona que haya ejercido la Presidencia puede continuar en sus funciones un día más”.

“El anuncio de Bukele va contra la propia Constitución salvadoreña, que prohíbe la reelección, y es el desenlace esperable después de su veloz arremetida contra el Estado de derecho”, dijo a La Tercera Tamara Taraciuk, subdirectora para las Américas de Human Rights Watch.

“Desde el 2019, ha dejado en claro que busca la consolidación de todo el poder político en su persona, a costa de la democracia y los derechos humanos en el país. Hoy el futuro de la democracia salvadoreña está más en riesgo que nunca ante esta decisión que solo profundiza la deriva autoritaria del gobierno de Bukele”, insistió Taraciuk.

Camisetas con la imagen del Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, a la venta antes del desfile militar del Día de la Independencia en San Salvador, el 15 de septiembre de 2022. Foto: AP

Poco después del mensaje de Bukele, el abogado Eduardo Escobar, director de la ONG Acción Ciudadana, escribió en Twitter: “Oficialmente somos Nicaragua”. Y la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) -que gobernó el país de 1989 a 2009- expresó su rechazo y afirmó que Bukele “hoy se quitó la máscara y develó su verdadera intención, postergarse en el poder”. “Una cosa es independencia y otra muy distinta violentar la Constitución para la perpetuación en el poder de un individuo... porque cualquiera de su partido pudo ser candidato”, sostuvo Marleni Funes, diputada del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, el FMLN.

Las organizaciones sociales que marcharon el jueves adelantaron que mantendrán las protestas en las calles, en rechazo a la reelección presidencial inmediata.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.