Reino Unido se suma países que prueban reducción de la jornada laboral

Obreros quitan el revestimiento de la fachada de un bloque de departamentos en Paddington, al norte de Londres. Foto: Reuters

Alrededor de 30 empresas, entre ellas la multinacional Canon, participarán en el plan piloto que rebaja a cuatro los días de trabajo a la semana. Durante los seis meses que durará el proyecto, los empleados no verán modificados sus sueldos ni beneficios.




El sueño de pasar menos tiempo en el trabajo sin recortes salariales está a punto de convertirse en realidad para más empleados en Reino Unido. Un proyecto que busca disminuir los días de trabajo a cuatro a la semana comenzará en junio de este año y hasta el momento seis compañías se unirán a la prueba, si bien se espera que lleguen a 30. El programa que tendrá seis meses de duración permitirá que el personal trabaje 32 horas sin que vean modificados sus sueldos ni beneficios.

Uno de los principales objetivos del experimento, organizado por 4 Day Week Campaign, el laboratorio de ideas británico Autonomy e investigadores de las universidades de Oxford, Boston y Cambridge, es ver si será posible que los empleados operen al 100% con menos tiempo disponible.

Trabajadores caminan a sus labores durante la hora peak de la mañana en el distrito financiero de Canary Wharf en Londres, Foto: Reuters

La prueba permitirá que el personal trabaje hasta 32 horas por semana sin recortar sus salarios o beneficios, y algunas podrían pedir a los empleados que repartan las 32 horas en un período de cinco días, según reportó Bloomberg.

Las empresas que participen recibirán un paquete de apoyo que incluye talleres, tutorías, creación de redes, entre otros. Asimismo, el proyecto piloto contará con un grupo de expertos que trabajarán junto a las empresas para medir también el impacto en el bienestar de la plantilla, en el medio ambiente y la igualdad de género.

Los participantes afirman que permitirá un mejor equilibrio entre la vida personal y profesional. Por otro lado, los críticos del estudio dicen que el hecho de que el trabajo esté más condensado puede causar una mayor cantidad de estrés.

“La productividad mejora junto con el correspondiente aumento del bienestar de los trabajadores”, aseguró el director de 4 Day Week Campaign en Reino Unido, Joe Ryle. Al mismo tiempo, el impulsor de la iniciativa, en un reportaje con Bloomberg, subrayó que “pasar a una semana de cuatro días sería un beneficio para las empresas”.

Un letrero que dice a las personas que deben usar mascarillas es visto en la estación de tren subterráneo de Euston, en Londres. Foto: AP

Joe O’Connor, el gerente de este programa piloto, afirmó en un comunicado que 2022 “será el año que viajará hacia un audaz futuro laboral”. Y añade: “Cada vez más empresas apuestan por estrategias enfocadas en la productividad que permitan a los trabajadores reducir la jornada laboral sin bajar su salario”.

Algunas de las firmas que formarán parte de la iniciativa que se llevará adelante en Reino Unido son Canon y Canon Medical Research Europe, que probarán la nueva modalidad de trabajo entre sus 140 empleados, según The Guardian.

“Como empleadores con capacidad de respuesta, siempre buscamos la manera de adaptar nuestras prácticas de trabajo para garantizar que los empleados encuentren su tiempo con nosotros significativo, satisfactorio y productivo”, aseguró el presidente de la compañía, Ken Sutherland.

Una de las primeras firmas británicas que puso a prueba la modalidad de semana laboral de cuatro días fue Belmont Packaging, especializada en fabricar cartón ondulado liso e impreso.

Otras experiencias

Islandia es uno de los países que ya puso en marcha el nuevo modelo laboral. Ello, luego de realizar dos ensayos entre 2015 y 2019, en el que los trabajadores recibieron el mismo sueldo por menos horas de trabajo.

En Islandia el piloto se realizó en el Ayuntamiento de la capital, Reykjavik, y en puestos del gobierno nacional, y contó con la participación de unos 2.500 trabajadores, cerca del 1% de la población activa del país.

Una mujer se desplaza en bicicleta en Reykjavik en Islancia. Foto: Reuters

Muchos de ellos pasaron de una semana de 40 horas a una de 35 o 36, explicaron los investigadores del laboratorio de ideas británico Autonomy y de la Asociación Islandesa por una Democracia Sostenible (Alda). Las pruebas fueron “un rotundo éxito”, según afirmaron los responsables del estudio.

Los experimentos llevaron a los sindicatos a negociar nuevos patrones de trabajo, y ahora el 86% de la fuerza laboral islandesa o ya ha decidido trabajar menos horas por el mismo sueldo o pronto tendrá el derecho a hacerlo, según la BBC.

En Japón, experimento lo realizó la empresa Microsoft Japón. Durante un mes, puso a prueba su Proyecto de Reforma de Trabajo con 2.600 empleados, sin disminución de sueldo. De acuerdo a los datos recogidos por el Sora News 24, la productividad de ese mes aumentó un 39,9%.

Empleados de una empresa limpian la nieve de un negocio en la calle Gran Vía, luego de una fuerte nevada en Madrid, España. Foto: Reuters

A comienzos del 2021, Pedro Sánchez, presidente español, anunció un plan para establecer la semana laboral de cuatro días y destinar 50 millones de euros a empresas en su adaptación a este nuevo modelo. Desde hace un año, Software del Sol tiene una jornada laboral de cuatro días que permite reducir de 40 horas a la semana a 36 en invierno y 28 en verano, sin tener que bajar los sueldos.

Mientras tanto, en EE.UU. la idea de una semana laboral de cuatro días parece estar ganando popularidad, pues apenas en diciembre pasado, un grupo de legisladores demócratas en el Congreso presentó un proyecto de ley que acortaría la semana laboral estándar de 40 a 32 horas. Si el proyecto de ley es aprobado, los empleadores tendrían que pagar horas extras a los trabajadores que excedan las 32 horas por semana laboral.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.