Republicanos de Kast, Convergencia Social de Boric y el PRO de ME-O: Los partidos a un paso de la extinción

La Ley 18.603 amenaza con la disolución legal a las colectividades que en noviembre no alcancen el 5% de los sufragios de la última elección o logren elegir cuatro parlamentarios. Son varias las que están en la cornisa.




No sólo se juegan la representación parlamentaria, sino también su subsistencia legal.

Los 27 partidos políticos que hoy figuran en la nómina del Servicio Electoral como legalmente constituidos este 21 de noviembre rendirán examen. La barrera es la impuesta por la Ley 18.603 que desde 2016 amenaza con la disolución a los que no alcancen el 5% de los sufragios en la última elección de diputados en ocho regiones, o en tres contiguas. O no logren elegir un mínimo de cuatro legisladores en dos regiones distintas.

Las colectividades que no lo logren deberán reinscribir a sus militantes y retomar el tortuoso proceso de recolección de firmas que iniciaron en 2017 y que casi deja fuera de nómina al Partido por la Democracia (PPD), entre otros.

De cara a noviembre se da la paradoja de que tres de las colectividades que compiten con cartas presidenciales están a un paso de la extinción. Una de ellas es Convergencia Social, de Gabriel Boric, quien en la CEP de este miércoles apareció como el candidato mejor posicionado de la competencia (13%). También el Partido Republicano de Chile, que sustenta la opción a La Moneda de José Antonio Kast, y el Partido Progresista que apoya la candidatura de Marco Enríquez Ominami.

De acuerdo a expertos electorales también podrían dejar de existir legalmente Comunes, que en última elección de gobernadores apostó su capital en la candidatura de Karina Oliva y el Partido Regionalista Independiente (PRI).

“Después de las elecciones, creo que habrá hartos partidos que tendrán problemas, tanto entre los históricos como en los nuevos, y como están prohibidas las fusiones ahora están obligados a reiniciar el proceso”, recalca Tomás Duval, experto electoral ligado a RN.

Duval apunta al riesgo que corre Republicanos. “Una cosa es que Kast tenga votos, pero no sé si podrá elegir el número de parlamentarios”, dice, a la vez que recalca que el PR, el PPD y el PRI también están en la cornisa.

El diputado Pepe Auth, también experto electoral, sostiene que “el PR probablemente arriesgue estar por debajo del 5% en más de ocho regiones de Chile y elegir menos de cuatro parlamentarios”.

Auth advierte que, entre los partidos del Frente Amplio, Comunes es el que tiene la pista más difícil. “El desafío que tienen es elegir cuatro parlamentarios, porque es difícil que tenga más de 5% de los votos en ocho regiones”. Dice que lo mismo se aplica para Revolución Democrática y para Convergencia Social, aunque esta última colectividad tiene mayores posibilidades por el arrastre de Boric.

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

“El PRO difícilmente sobrevivirá, lo mismo el Partido Liberal y el Humanista, que le queda una sola diputada, Pamela Jiles. Republicanos no sé si podrá elegir cuatro parlamentarios,al igual que el Ecologista Verde”, recalca.

El parlamentario también observa que las colectividades más pequeñas como Igualdad, Ciudadanos, Unión Patriótica, Partido Nacional Ciudadano, Nuevo Tiempo y el Partido Conservador Cristiano, es probable que desaparezcan.

Cómo sobrevivir

Los partidos, en tanto, confían en sus listas y todos creen que sortearán con éxito este precipicio.

Republicanos, tras el rechazo de casi 900 de sus candidaturas, mira con atención lo que diga el Tricel. Si todo sale bien, señala el vicepresidente del partido, Ignacio Urrutia, apuestan a elegir los cuatro parlamentarios que exige la ley para seguir en la nómina de colectividades legales.

El presidente del PRO, Camilo Lagos, en tanto, apunta a que “todos los partidos están en riesgo de desaparecer. La DC también, porque nadie asegura que elija a cuatro parlamentarios”. Cree que la nueva Constitución no mantendrá la ley electoral y obligará a todos los partidos a reficharse.

La situación del PRO es delicada, sobre todo después de que el Unidad Constituyente (bloque que agrupaba al PS, el PPD y al PR) marginó de la plantilla parlamentaria a los 27 candidatos de la colectividad, porque insistió en inscribir la candidatura presidencial de ME-O, sin plegarse a la opción de la senadora Yasna Provoste.

En el PRI se declaran poco preocupados. “El proyecto político va mucho más allá. Ya tuvimos que recurrir a la fusión con otros partidos, así que si es necesario volver a inscribir el partido, lo vamos a hacer nuevamente”, sostiene su presidente, Rodrigo Caramori.

Los radicales no creen que realmente corren un riesgo. Así, al menos, lo manifiesta el secretario general, Mauricio Andrews: “Imposible que el PR desaparezca”.

La colectividad que encabeza Carlos Maldonado apuesta a que elegirá senadores a la diputada Marcela Hernando en Antofagasta, José Antonio Gómez en O’Higgins y a José Pérez en Biobío.

En el PPD recalcan que se trata de un partido consolidado. “Tiene 30 alcaldes, cuatro senadores y 202 concejales no creo que vaya a desaparecer”, acota el secretario general del PPD, José Toro.

Comunes en esta elección vuelve a apostar por Karina Oliva, quien compite al Senado por la RM. La colectividad que encabeza Jorge Ramírez, a su vez, confía en la reelección de Camila Rojas, Claudia Mix y Tomás Hirsch.

“Nuestra apuesta es obtener ocho parlamentarios, tenemos las tres candidaturas más fuertes de Apruebo Dignidad. Tendrían que equivocarse mucho las encuestas, para nosotros sería muy extraño que no logremos obtener el mínimo legal”, acota Ramírez.

En tanto, en Convergencia Social confían en obtener votos suficientes para cuatro diputados, partiendo por tres que van a la reelección: Diego Ibáñez, Gael Yeomans y Gonzalo Winter, más una de las nuevas apuestas en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins y Magallanes. “Si bien está la preocupación, no hay grandes riesgos” acotan fuentes del partido.

El presidente del FRVS, diputado Jaime Mulet, por su parte, asegura que la colectividad llega a noviembre con una plantilla competitiva. Confían en obtener los dos escaños al Senado con Alejandra Sepúlveda y Esteban Velásquez, quienes compiten por O’Higgins y Antofagasta, respectivamente.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.