Admisión 2023: Todo lo que debes saber de la Prueba de Transición de Invierno

Empieza el proceso de admisión 2022.

De ahora en adelante, los alumnos podrán repetir a mitad de año los exámenes de las materias en las que no obtuvieron los resultados deseados para optar a los establecimientos de educación superior, utilizando los mejores puntajes de cada proceso. Preunab, el preuniversitario online y gratuito de la UNAB, ofrece ensayos y entrega recomendaciones para prepararse de manera óptima de cara a esta inédita prueba.




Una segunda oportunidad para mejorar los puntajes obtenidos en el proceso regular de admisión a la educación superior tendrán desde este año todos los alumnos egresados de la enseñanza media, gracias a la llamada Prueba de Transición (PDT) de Invierno. Para esta tanda de exámenes, que se llevará a cabo el 4 y 5 de julio, las materias a rendir serán opcionales y se le permitirá al estudiante elegir los mejores resultados de ambos procesos para el período de admisión 2023.

Karem Ramírez, coordinadora académica del preuniversitario online y gratuito de la Universidad Andrés Bello, Preunab, afirma que esta prueba “surge como una alternativa adicional para los estudiantes egresados, con el objetivo de que el proceso de ingreso a la educación superior no esté concentrado en un sólo intento. Se busca que puedan ampliar sus posibilidades”.

“En el proceso regular, que es el que se realiza en noviembre o en diciembre de acuerdo al calendario del Demre, el alumno debe inscribir las cuatro pruebas. En cambio, en el caso de la Prueba de Invierno, que es para egresados, si un alumno quisiera rendir sólo una prueba, como por ejemplo la de Compresión Lectora, inscribe sólo esa”, agrega.

En la misma línea, la profesional de la UNAB señala que “un alumno que rindió sus pruebas en el proceso regular y quizás tuvo algún puntaje que no le alcanza para optar a lo que desea, tiene esta opción de rendir la prueba nuevamente y utilizar su mejor puntaje. Es como una segunda oportunidad”.

Por su parte, la subsecretaria de Educación Superior, Verónica Figueroa, afirma que “el objetivo principal de que se abra una nueva instancia de rendición de prueba en invierno para los egresados de enseñanza media es dar a las y los postulantes más oportunidades para que puedan rendir las pruebas que desean, evitando el estrés que ha producido históricamente tener solo una oportunidad en el año para lograr un rendimiento que permita ingresar a la universidad. Creemos por esto, que esta medida es positiva en cuanto da más oportunidades a las y los jóvenes”.

Cambio en sistema de puntaje

Una de las principales novedades que tendrá la Prueba de Transición de Invierno es el cambio en el sistema de puntaje, el que dejará de ser de 150 a 850 y pasará a ser de 100 a 1.000. De acuerdo a lo informado por el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre), este cambio se debe a que “al implementarse dos aplicaciones de prueba al año (PDT de Invierno y PAES, a fin de año), y como es necesario hacer equivalentes todos esos puntajes, hubo que cambiar la metodología de cálculo de puntajes y expresarlos en una nueva escala, más precisa y acorde a los cambios que se están llevando a cabo”.

Ramírez, de UNAB, agrega como recomendación que “es importante que los estudiantes se acerquen a las páginas del Demre, que revisen las tablas de conversión de puntajes para tener una referencia del puntaje que ellos sacaron inicialmente y cuál sería su equivalencia en esta nueva escala para poder compararla con el puntaje que van a obtener ahora”.

De esta forma, quienes dieron la prueba en diciembre de 2021 con la escala antigua y quieran combinar los resultados de esos exámenes con los rendidos en esta Prueba de Transición de Invierno para el proceso de admisión 2023, deberán ocupar las tablas de conversión para transformar sus puntajes antiguos y pasarlos a la nueva escala.

A su vez, desde el Demre reconocen que se modificarán los “puntajes de corte” de las universidades con este nuevo de sistema, pero que “los estudios realizados indican que con la nueva escala estos cambios serán menores en comparación con lo que ocurría con la escala de 150 a 850 puntos de un año a otro”.

Igualmente se informó que los puntajes del NEM y el Ranking de Notas también se encontrarán en una escala de 100 a 1.000 puntos. Esto porque, para asegurar la objetividad del proceso, todos los puntajes de los instrumentos de acceso deben tener el mismo rango al ser utilizados para la selección de los postulantes a las carreras que son impartidas por las universidades adscritas al Sistema de Acceso.

Plazos y requisitos

Desde este lunes 11 de abril se abre el período de inscripción para dar la Prueba de Transición de Invierno, el que se extenderá hasta el 29 del mismo mes o hasta que se acaben los cupos, que serán limitados. Quienes deseen rendir un solo examen deberán pagar $13.800, para dar dos se deben desembolsar $25.195 y para 3 o 4 el costo total es $36.590.

En relación a quiénes pueden dar esta prueba, desde el Demre explican que en esta primera versión la aplicación de invierno está destinada solo a personas egresadas de enseñanza media. Para ello, se debe contar con la Licencia de Enseñanza Media y/o el certificado del curso de término disponibles en línea, el que se puede revisar ingresando al sitio web certificados.mineduc.cl.

En el caso de que estos documentos no se encuentren disponibles en línea, el alumno debe llamar al Call Center Mineduc 600 600 2626 (desde celulares al 224066600) o acercarse a alguna de las oficinas de Ayuda Mineduc para solicitarlos.

El plazo para realizar este trámite es hasta el 19 de abril de 2022 y la persona quedará habilitada para realizar su inscripción 3 días hábiles posteriores a que estos documentos se encuentren disponibles en el sitio https://ayudamineduc.cl/. Es importante tomar en cuenta que haber iniciado este proceso no asegura un cupo para la inscripción.

Mismos temarios que 2021

Para la Prueba de Transición de Invierno los temarios serán los mismos que se utilizaron para la PDT que se rindió en diciembre de 2021. En el caso del examen de Comprensión Lectora, se evaluará la habilidad del estudiante para reconocer, identificar, relacionar, interpretar, evaluar y reflexionar sobre una serie de textos literarios; no literarios con una finalidad expositiva y argumentativa; y provenientes de los medios de comunicación masiva.

La prueba de Matemáticas, en tanto, evaluará las habilidades del alumno para resolver problemas, modelar, representar y argumentar, teniendo como ejes temáticos números, álgebra y funciones, geometría y probabilidad y estadística.

Por su parte, en la de Ciencias se medirá la habilidad para observar y plantear preguntas, planificar y conducir una investigación, procesar y analizar la evidencia, evaluar y comunicar. La batería de pruebas de Ciencias está compuesta de un Módulo Común y un Módulo Electivo para los egresados de la formación Humanista–Científica, cuyos ejes temáticos son Biología, Química y Física, mientras que en el caso de los egresados de la formación Técnico Profesional, aparte del Módulo Común, hay un Módulo Técnico Profesional.

Por último, en la prueba de Historia y Ciencias Sociales se evaluarán las habilidades de pensamiento temporal y espacial, el análisis de fuentes de información y el pensamiento crítico. Los temas incluidos son: Cambios políticos, económicos, sociales y culturales del siglo XIX en Chile, Europa y América; Chile durante el siglo XIX, Primera mitad del siglo XX: Desde el fin de la Primera Guerra Mundial hasta la configuración de un nuevo orden mundial después de la Segunda Guerra Mundial (Europa, América y Chile); Segunda mitad del siglo XX y la organización mundial después del fin de la Guerra Fría (Europa, América y Chile); Derechos Humanos y sociedad en el Chile actual; y Funcionamiento del sistema económico.

Adaptación de alumnos

Con relación a cómo será para los alumnos este nuevo proceso de admisión, en el que podrán tener una segunda oportunidad para mejorar sus puntajes, Karem Ramírez de la UNAB afirma que “es una instancia positiva, que depende en gran parte de la organización del estudiante que, si se prepara de manera concentrada, con pruebas diagnósticas para preparar una ruta y reforzar los contenidos que están más débiles, puede tener un mejor desempeño”.

Además, de cara a la Prueba de Transición de Invierno indica que “a los estudiantes les sugiero que puedan ejercitar y reforzar las materias. Hay material disponible en sitios web, como el de Preunab en el que pueden rendir ensayos y prepararse bien para esta prueba, ya que todavía hay tiempo. Lo mejor para ello es ejercitarse”.

La subsecretaria Figueroa, en tanto, señala que “lo que nosotros hemos conocido desde que llegamos a la Subsecretaría de Educación Superior, es que hay una muy buena recepción por parte de las instituciones y los estudiantes. Este será el primer año de aplicación de la Prueba de Invierno y por eso también todos buscaremos tomar esta primera experiencia para así ir mejorando el sistema y también, como señalamos antes, ampliar los sistemas de acceso, para reconocer la diversidad de talentos que hay en todos los territorios”.

PAES

Igualmente, la académica de la UNAB revela lo que se viene para fines de este año con la Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES), en la que se dejará de medir solo la acumulación de conocimientos de los estudiantes y se evaluarán también sus habilidades. Esta prueba, además, seguirá contando con una versión de invierno al igual que la Prueba de Transición.

“La PDT finaliza con esta aplicación de invierno y ahora pasamos a la PAES, que es una prueba que no mide tantos contenidos, como era la PDT, sino que mide más competencias. Es una prueba de aplicación, en la que se intenta evaluar lo que sabe hacer el estudiante y cómo aplica lo que ha aprendido”, afirma Ramírez de la UNAB.

Otra de las novedades que tendrá este nuevo examen, de acuerdo a lo revelado por Figueroa, es que “la prueba de matemática se dividirá en dos: una obligatoria para la postulación a todas las carreras (Competencia Matemática 1 o M1), que medirá las competencias generales y transversales que se necesitan en los diversos planes de estudio universitarios, y otra (Competencia Matemática 2 o M2), para los programas de estudio que utilizarán de manera más intensiva Matemática”.

“Así, mientras la prueba de Competencia Matemática 1 considerará las habilidades y conocimientos presentes en el currículum escolar vigente entre 7° básico y 2° medio, la de Competencia Matemática 2 considerará, además, las habilidades y conocimientos del currículum escolar vigente de 3° y 4° medio. Esto permitirá que los estudiantes que no estén interesados en carreras que necesitan un uso más intensivo de la Matemática puedan rendir una prueba más general y que aquellos que sí quieren postular a las carreras que exigirán un conocimiento mayor puedan rendir una prueba especial”, agrega.

Por su parte, Ramírez explica que la M2 “es una prueba que profundiza los conocimientos matemáticos y que va a ser requerida por aquellas carreras que poseen una base matemática más avanzada. Nuestro listado de carreras ya está publicado para que los estudiantes, al momento de que completen su postulación, sepan que la prueba M2 es un requisito para algunas carreras, como por ejemplo las ingenierías”, explica Ramírez.

Los temarios de los cinco exámenes que contempla la Prueba de Acceso a la Educación Superior ya se encuentran publicados en el sitio web oficial del Demre, mientras que las fechas para la inscripción y rendición de dichas pruebas serán informados durante el año.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.