Cervecería Jester: La colaboración que permite crear una cerveza con actitud

Fotografía: Pablo Sanhueza

Nacida de la idea de tres socios, este emprendimiento artesanal que ha sido reconocido en Chile y el mundo no solo apuesta por la innovación en sus sabores, sino que también para la elaboración de sus productos.




Una de las cosas que más extrañaba Rafe Hutchings tras llegar a Chile desde su tierra natal de Inglaterra eran sus cervezas. Principalmente la variedad de estilos que hace años no eran costumbre.

Así es como con un grupo de amigos decidieron comenzar a investigar como importar desde allá estilos que acá no existían. Sin embargo, todo el plan de negocios cambió cuando Pablo Mejía hizo que Rafe probara una de las cervezas que había elaborado y la reacción del inglés fue clara: ya no era necesario importar el sabor de Inglaterra, sino que podía hacerse en casa.

Rafe y Pablo así se unieron con Rudy Mejía, su hermano para crear juntos a Jester, una de las marcas de cervezas artesanales más prestigiosas y conocidas del país. Desde que el año 2013 vendieron su primera cerveza, los reconocimientos no pararon: el 2017 fueron reconocidos como la mejor cervecería de Chile por la aplicación Untappd. En 2018, Gabriel Lara entra al equipo Jester para apoyar al crecimiento de la marca y el 2019 una de sus variedades llamada Cosmonauta ganó el premio a la mejor Imperial Stout del mundo en el World Beer Awards de Londres.

Pero el camino nunca fue sencillo.

Al principio tuvieron que conformarse con un galpón que se veía demasiado grande para su proyecto a la vez de convencer al hermano de Pablo para volver desde Alemania y participar como socio en la aventura.

Pero como explica Rudy Mejía, lo que mantuvo a Jester con un norte seguro es lograr un estándar de calidad. “Desde la primera cerveza que creamos, siempre privilegiamos la calidad y nuestros propios gustos, siendo innovadores para lo que existía en el mercado, por eso tenemos el slogan Nuestras propias reglas”, explica.

Reglas que no solo se traducen en la invención de sabores, sino que también en la presentación y elaboración misma de la cerveza.

De latas y calor

En su sitio web es posible encontrar 14 variedades diferentes y todas compartiendo una misma presentación que se ha convertido en parte de su marca registrada: todas sus cervezas se venden en latas. “Las latas tienen muchos beneficios como impedir el ingreso de aire, luz y son infinitamente reciclables. Además de eso, son mucho más fáciles de transportar y más sustentable que otros envases”, nos explica Rudy Mejía.

El foco de la compañía siempre ha sido crear el mejor producto para los clientes y para lograrlo, cuidan mucho cada paso del proceso de elaboración, conservación y distribución. Un proceso que recientemente los llevó a tomar una decisión que para muchos podría ser un salto de fe.

Recientemente, Cervecería Jester decidió suscribir un convenio con Enex Gas, la distribuidora de gas licuado que debutó a finales del 2020 y con la cual hoy trabajan precisamente para la elaboración de sus productos.

Juan Jose Jutronich, Gerente de Ventas Industriales de Enex, habla sobre esta alianza: “A pesar de haber iniciado hace poco tiempo este proyecto, la recepción del mercado ha sido extraordinaria, las sinergias comerciales y con nuestra operación muy potentes, lo que nos ha permitido cerrar contratos con clientes empresa de diversos sectores productivos y regiones del país”.

Pero ¿Por qué una bebida que muchos asociamos con el frío necesita calor? Lo cierto es que la elaboración de una cerveza requiere de procesos en donde hay constantes variaciones de temperatura que pueden ir de una cocción a un enfríamiento. Y la clave para obtener diferentes variedades de cervezas muchas veces tiene que ver con el control de esa fuente de calor. Gabriel Lara, el Head Brewer de Jester nos explica que, para lograr resultados de calidad permanentes, es importante asegurarse de contar con un soporte que no falle.

“Hoy en día es muy importante para nosotros contar con un sistema eficiente energético, debido a que nos ayuda a estandarizar nuestros procesos productivos conllevando a una mejora continua en nuestras cervezas y estandarización de estas. Otro factor importante es la disminución de emisión de CO2 en nuestros procesos, para ir bajando nuestra huella de carbono.”

De hecho, el trabajo de Enex Gas al apoyar a clientes industriales no solo tiene que ver con el suministro del combustible, sino que también un trabajo mano a mano con la industria para asegurar la correcta instalación de la infraestructura.

Y eso es lo que finalmente una empresa como Jester agradece, sobre todo cuando después de todo el recorrido que han hecho, pueden confiar en dejar que algunos procesos corran solos mientras los cuatro socios pueden dedicarse a lo que realmente es su pasión: crear cual será su próxima cerveza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.