Destacado investigador José Rodríguez es nombrado rector de la Universidad San Sebastián

José Rodríguez Pérez, Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2014.

El Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2014, referente mundial en investigación de la energía eléctrica, estará al mando de la USS por el período 2022-2026, con la misión de “continuar mejorando la calidad, incrementar el aporte a las regiones, hacer más investigación, más vinculación con el medio y todo lo que se espera de una universidad en el siglo 21”.




José Rodríguez es ingeniero eléctrico de la Universidad Técnica Federico Santa María y Doctor en Ingeniería de la Universidad de Erlangen, en Alemania. Fue rector de la UNAB hasta 2019 y antes ejerció en mismo cargo en la U. Santa María, por lo que conoce bien lo que es liderar una institución de Educación Superior y los desafíos que involucra ese rol.

A sus 69 años, hoy asume la rectoría de la U. San Sebastián (USS), con la misión de consolidar el proyecto educativo de la universidad, e incrementar sus indicadores en aspectos como la docencia, la vinculación con el medio y la investigación. Y este último punto es -sin duda- uno de los escenarios que mejor conoce.

Es que entre sus facetas más destacadas está la de investigador de relevancia mundial. Su campo de estudio es la electrónica de potencia, especialidad que aborda el control, y la transformación de la energía eléctrica, empleando semiconductores de potencia y microprocesadores. Esta carrera lo ha llevado a generar más de 700 publicaciones, 300 de ellas en las revistas más prestigiosas del planeta.

Es más, Rodríguez es uno de los autores chilenos más citados en el mundo, siendo incluido por ocho años consecutivos en el listado de los Highly Cited Researchers, que reconoce a los científicos más influyentes del mundo, sobre la base de las citas de sus publicaciones. A esto se suma el Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas otorgado por el gobierno de Chile en 2014.

Es justamente su enorme experiencia académica en el ámbito de la investigación y en la gestión universitaria, la que lo llevó a aceptar este nuevo desafío en la USS.

¿Qué lo motivó para asumir la rectoría de la USS?

Hay diversos elementos que hacen que el proyecto de la Universidad San Sebastián sea muy atractivo. En primer lugar, destaco que sea una institución regional, nacida en Concepción que se expande a otras regiones, llegando incluso a la capital. Otro elemento muy llamativo para mí es el tamaño. La USS actualmente es una de las tres universidades más grandes de Chile considerando la cantidad de estudiantes, desarrollo que ha logrado en tiempo récord. La USS corresponde a lo que yo llamo universidades privadas jóvenes que fueron creadas a partir de los años 80. También me llamó positivamente la atención el adecuado manejo financiero, que le ha permitido desarrollar una infraestructura de alta calidad. Esta universidad tiene una buena gobernanza, la que le ha permitido tomar decisiones rápidas y acertadas. Otro elemento que destaco es que la USS tiene cinco años de acreditación en la Comisión Nacional de Acreditación, lo que refleja un proyecto avanzado, serio y de calidad.

José Rodríguez, nuevo rector de la Universidad San Sebastián (USS).

Cuando pregunté a integrantes de la Junta Directiva qué desean hacer con su universidad, la respuesta que me dieron fue: deseamos continuar mejorando la calidad, incrementar nuestro aporte a las regiones, hacer más investigación, más vinculación con el medio y todo lo que se espera de una universidad en el siglo 21. Y esto es lo que más me atrajo.

En su opinión, ¿cuál es el aporte de las universidades privadas al desarrollo del país?

Las universidades son instituciones que tienen un gran impacto social, cultural y económico y esto es especialmente válido en regiones. Yo tengo un gran aprecio por el aporte de todas las universidades, sean privadas o estatales. Pero si usted me pregunta por el aporte de las universidades privadas jóvenes, grupo al cual pertenece la USS, debo destacar la provisión de bienes públicos, tales como una educación de calidad, generación de nuevo conocimiento, movilidad social y compromiso con la comunidad local. Esto último se evidenció muy claramente en esta pandemia. La mayoría de los jóvenes chilenos recibe su educación terciaria en instituciones privadas, lo que da cuenta del tremendo impacto de estas universidades en algo que es fundamental en las naciones: la educación de sus ciudadanos.

“La mayoría de los jóvenes chilenos recibe su educación terciaria en instituciones privadas, lo que da cuenta del tremendo impacto de estas universidades en algo que es fundamental en las naciones: la educación de sus ciudadanos”.

José Rodríguez

¿Cómo ve el futuro de la educación universitaria?

La educación universitaria tiene varios ejes de desarrollo futuro, pero ahora me referiré solo a uno de ellos: la educación online. Si miramos el mundo hace tres años atrás, prácticamente todas las actividades humanas estaban fuertemente marcadas por la internet: el comercio, el transporte, los viajes, le entretención, el ocio, las relaciones sociales y muchas más. Solamente existía un ámbito del quehacer humano donde no penetraba: la educación. En efecto, existía una fuerte oposición de parte de profesores y estudiantes a toda actividad online, lo que me parecía una distorsión basada en prejuicios injustificados. Llegó la pandemia y todo el mundo se vio obligado a hacer clases virtuales. En algunos casos fue algo traumático, porque debieron adaptarse en pocos meses. Hoy, en cambio, las comunidades educativas se han dado cuenta de que efectivamente es posible hacer actividades en línea con gran calidad y, por ello, veo que en el futuro esta modalidad va a convivir de manera más equilibrada con la educación presencial.

“La investigación no se hace solo encerrado en un laboratorio, se hace trabajando en equipo; y hoy se hace en redes internacionales de colaboración”.

José Rodríguez

¿Cuál es el legado que desea dejar en la USS?

Al final de mi período como rector espero que la institución muestre claros avances en cada uno de los ejes definidos en el plan estratégico. En docencia, nos interesa mejorar las tasas de retención y la duración real de las carreras, entre otros avances. En investigación, debemos aumentar el volumen de publicaciones en revistas indexadas y expandir esta actividad a las diferentes áreas del conocimiento. En vinculación con el medio nos interesa incrementar el impacto de nuestras actividades con las comunidades, muy especialmente en regiones. Todo esto cimentado en una gestión administrativa ágil y eficiente. Al final de mi trabajo me sentiré muy contento si la comunidad de la USS considera que esta institución es uno de los mejores lugares para trabajar y para estudiar.

“La USS actualmente es una de las tres universidades más grandes de Chile considerando la cantidad de estudiantes, desarrollo que ha logrado en tiempo récord”.

José Rodríguez

Mensaje a las futuras generaciones

Ubicado en la ruta que une Lanco con Panguipulli, en la Región de Los Ríos, se encuentra el pequeño pueblo de Malalhue, lugar donde nació José Rodríguez Pérez, actualmente con poco más de 3.000 habitantes.

¿Cómo un joven de provincia llega a ser uno de los investigadores más destacados de Chile?

Hay varios aspectos que han influido en los buenos resultados que he obtenido. Y me alegra mucho esta pregunta, porque me da la oportunidad de transmitir un mensaje a las futuras generaciones.

En primer lugar, debo señalar que soy una persona con capacidades cognitivas comunes y silvestres. No soy un genio ni un extraterrestre. Por lo tanto, mi experiencia sí les puede servir a otros.

Creo que me ha ido bien en la vida, porque soy una persona positiva y agradecida. También soy perseverante para perseguir las ideas. Y lo más importante es que trabajo bien en equipo. La investigación no se hace solo encerrado en un laboratorio, se hace trabajando en equipo; y hoy se hace en redes internacionales de colaboración. Uno de mis escasos talentos es que siempre armo buenos equipos de trabajo: son equipos cohesionados, muy motivados y que siempre alcanzan un muy alto desempeño. Otra cosa que he aprendido con los años es a delegar bien y a empoderar a los colaboradores. Y lo más importante de lo que he señalado, es que todos lo pueden hacer.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.