Nuevo Instituto de Trasplantes UC CHRISTUS mejorará la experiencia de los pacientes

Inaugurado el 7 de septiembre, el nuevo espacio de atención integral tratará en un mismo lugar a pacientes que necesiten un trasplante y a quienes han sido trasplantados, realizando el seguimiento de cada uno de ellos con un equipo multidisciplinario y ávido de entregar contención.




En 1970, cuando en el mundo el Apollo 13 regresaba a la Tierra con tripulantes a salvo y nacía el primer bebé probeta en Inglaterra, en nuestro país se daba a conocer uno de los primeros programas de trasplantes que cambiaría la vida de muchos pacientes chilenos: el Programa de Trasplante UC, liderado por el Hospital Clínico de la Universidad Católica.

Hoy con más de 1300 trasplantes de órganos realizados en la institución, el programa acaba de inaugurar su nuevo espacio físico donde se ubicará el Instituto de Trasplantes de la Red de Salud UC CHRISTUS. Esto, con el fin de reunir en un mismo lugar todas las atenciones que necesitan los pacientes, que esperan ser trasplantados o quienes ya han recibido un nuevo órgano.

Al respecto, el doctor Martín Dib, Jefe del Instituto de Trasplantes de UC CHRISTUS cuenta que: “Cuando los pacientes van a evaluarse para poder ser candidatos y entrar a la lista de espera nacional, tienen que consultar a cirujanos, hepatólogos, psiquiatras, nutricionistas, enfermeras, etc. Entonces, la idea es que los pacientes que están graves y necesitan llegar a esa lista de espera, tengan evaluaciones que sean lo más expeditas posible y en un solo lugar”.

El facultativo señala que el objetivo de este nuevo espacio es mejorar la experiencia de los pacientes. “Estarán todas las enfermeras coordinadoras y de alto nivel de especialización en un mismo recinto. La idea es que el paciente trasplantado o que está por trasplantarse, sepa donde ir cuando tiene algún problema o duda, ya sea de la preparación o sobre los procesos de trasplantes. Hay más de 150 profesionales, entre médicos y enfermeras trabajando en él”.

El nuevo espacio está ubicado en el primer piso del Hospital Clínico de la Universidad Católica. “Uno entra al hospital clínico por la calle Marcoleta, pasa unos letreros grandes que dicen “Instituto de Trasplante” y en ese mismo piso -al lado de la cafetería- están los box de atención. Entonces los pacientes que tienen que ir a diálisis o que están graves, pueden llegar de forma más fácil. Además, esta localización ayuda a disminuir el estrés de las familias que acompañan a los pacientes”.

Para dar vida al instituto, se despejó una antigua área administrativa que se usaba para trámites de admisión y se instaló entonces todo el equipo médico de trasplantes. “Para nuestra Red este hito es muy importante porque marca un liderazgo nacional debido al gran equipo de salud que está trabajando para que los pacientes tengan los mejores resultados y una segunda oportunidad de vida. Sabemos que para muchos de ellos el proceso es complejo y queremos que se estresen lo menos posible”.

Líderes en atención

El Instituto de Trasplante UC CHRISTUS realiza la mayor cantidad de trasplantes de órganos sólidos al año en Chile (cardíacos, hepáticos, renales y de páncreas) y es uno de los pioneros en hacer trasplantes con donantes vivos. “Fuimos los primeros en realizar 100 trasplantes cardíacos, pioneros en ciertos trasplantes renales complejos y los primeros en realizar más de 500 trasplantes hepáticos en el país. Hemos ido aumentando la cantidad de trasplantes de órganos sólidos a lo largo de la historia del programa. En 1970 se hizo solamente uno, en 1974 se hicieron tres y así fuimos creciendo. Posteriormente, en los años 2014 y 2015 hicimos un poquito más de 60, y en 2019 hicimos el récord: 99 trasplantes. En 2020, a pesar de la situación de pandemia, efectuamos 72 trasplantes”, explica el facultativo.

El Instituto tendrá atenciones de médicos especialistas como cirujanos, urólogos, nefrólogos, cardiólogos, pediatras, entre otros. Pero, además, los pacientes podrán optar a sesiones educativas con enfermeras coordinadoras de trasplante. “Tendrán la posibilidad de atenderse con psiquiatras, psicólogos, nutricionista y asistentes sociales. Si bien es un lugar que por ahora tiene un límite en cuanto a espacio y disponibilidad de box, esperamos que en el futuro pueda seguir creciendo para que este modelo de atención integral al paciente trasplantado se siga multiplicando y propagando”.

Como los pacientes tienen un programa de seguimiento de por vida, el objetivo del nuevo instituto es que se transforme en el lugar donde ellos puedan, por ejemplo, celebrar un aniversario después de un trasplante o pasar a saludar a sus médicos tratantes y enfermeras. “Queremos que tanto el paciente como la familia tengan una casa donde llegar”, agrega el Dr. Dib.

Una medicina pensada en el bienestar del paciente y sus familias, que además ha contemplado los casos de regiones. “Nos enorgullece el hecho de evaluar a pacientes de otras ciudades de Chile, que a veces viajaban muchas horas para poder atenderse con más de un especialista. Por eso, la idea es otorgarles horarios en un mismo día y lugar”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.