Tres maneras de ganarle a la inflación

imagen-tematica-transferencia-bancaria598

Sortear las embestidas del alza de precios no tiene por qué ser una tarea titánica. Los expertos recomiendan algunas maneras para evitar sus efectos: ver los pros y los contras de prepagar deudas para ahorrar en el cobro intereses; invertir para generar ganancias y apostar por la UF como divisa para resguardar el poder adquisitivo.



La inflación no ha dado tregua. Pese a que las expectativas anticipan que se modere en el segundo semestre, la última Encuesta de Expectativas Económicas, elaborada por el Banco Central, espera que el IPC cierre el año en un 10% acumulado. Un escenario poco prometedor y que motiva a reaccionar para evitar que el dinero actual pierda poder adquisitivo con el correr de los meses, sobre todo, porque en Chile no se hablaba de inflación ni de estrategias para combatirla desde hace un buen tiempo.

¿Cómo protegerse y ganarle a la inflación?

Una de las opciones que se pueden evaluar es prepagar las deudas existentes. Hay distintos factores que se deben evaluar antes de tomar esa decisión, como, por ejemplo, si se tiene la liquidez suficiente para realizarlo. Luego, hay que considerar los beneficios que podría tener deshacerse prematuramente de una deuda, como podría ser evitar los intereses y aumentar la liquidez para los meses siguientes. Por ejemplo, prepagar un crédito en UF ahora se transforma en una alternativa atractiva, pensando que con la inflación la tasa de interés aumente con los meses.

Pero hay que tener una consideración: usualmente, en la primera parte de un crédito la mayor parte del pago de la cuota está destinada al pago de intereses, mientras que en la parte final el monto cubre mayoritariamente la deuda en sí. Por eso, no es una decisión que se deba tomar en cualquier momento, ya que también se debe contemplar el costo asociado al prepago, que suele ser equivalente a un mes de interés sobre el monto capital.

Ahora, es relevante evaluar si ese dinero que se puede destinar al prepago tendría mejor retorno al ser invertido.

Esa es la segunda manera de enfrentar la inflación: invertir. “Si tengo la posibilidad, por discreta que sea la rentabilidad, lo mejor es llevar ese dinero a un mecanismo de ahorro o inversión que me entregue algo de retorno. Las personas deben informarse sobre la institución que me va a administrar el dinero y el instrumento de inversión, según mi horizonte de inversión, o sea, si será de corto o largo plazo, además si estoy dispuesto al riesgo o no”, plantea Fernando Araya, fundador y CEO de Tenpo.

Hay distintos tipos de inversión a los que se puede recurrir. Como depósitos a plazo, que son una forma conservadora y con rentabilidad discreta; acciones, que representan participar en una empresa, se transan en la bolsa y dependen de la rentabilidad que tenga la empresa; fondos de mutuos, que reúne el dinero de muchas personas y lo invierte, y donde la rentabilidad depende del riesgo al que se apueste; y criptomonedas, entre otras alternativas.

Araya hace hincapié en que una de las aristas que debe estar bien resuelta es el riesgo al que quiere exponerse el inversionista y, por ende, las oportunidades de generar mayores ganancias. “Además hay que tener en cuenta las barreras de entrada para invertir, y las barreras de salida, por si quisiera retirar anticipadamente el dinero”, aconseja.

Por lo mismo, refuerza la idea del riesgo. “Invertir implica una decisión de mayor compromiso con el riesgo. Estoy dispuesto a asumir un riesgo controlado, o tengo más apetito. Tenpo dispone de tyba, una forma de invertir en siete fondos mutuos distintos, donde se realizan preguntas para definir ese perfil de inversionista y Credicorp Asset Management recomienda ver la mejor opción”, dice Araya. A la alternativa de la fintech se puede acceder de forma digital a través de la aplicación. “Por lo general los fondos mutuos son una opción de bajo acceso y el objetivo es que las personas lo puedan hacer de forma segura y simple, con toda la información clara desde un principio. Y además se pueden rescatar de forma anticipada sin multas asociadas”, agrega. Apostar en fondos mutuos a través de tyba se puede hacer de forma digital.

Otra forma de poder enfrentar la inflación es apostar por otra divisa, distinta al peso. En este caso, la UF asoma como la opción menos riesgosa, sobre todo, porque la Encuesta de Expectativas Económicas anticipa que la UF seguirá subiendo de forma sostenida y al ser una unidad monetaria que replica los resultados del IPC, permite conservar el valor del dinero.

Por eso, la recomendación de los expertos es apostar por alternativas indexadas en UF si el objetivo es proteger el dinero. “Si uno quiere protegerse medianamente bien de la inflación o tiene ciertos ahorros, se puede sacar al banco como intermediario e invertir directamente a través de fondos mutuos de inversión que tengan una política que privilegie invertir en instrumentos indexados a la UF. Van a obtener una rentabilidad de la UF más una cantidad de puntos porcentuales”, señala Julio Riutort, docente de la Escuela de Negocios de la UAI.

El académico agrega que, “una opción es invertir en la cuenta dos de la AFP en el fondo E, porque lo que hace es invertir en instrumentos de deuda mayoritariamente locales, de los cuales muchos están indexados a la UF. En el plazo de tres a cinco años debiera entregar un gran rendimiento, ideal para el que puede esperar ese tiempo”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.