Cosmovisión brasileña

esp-fnt

Brasil, un país grande y generoso. Su música así lo reza, su arquitectura también. Sin límites literales o metafóricos, los paulistas CR2 Arquitectura abrieron, como se hace con un abanico, este espacio de 140 m² privilegiando la luz natural y la espontaneidad entre cada subespacio; moverse con facilidad y practicismo, sin olvidarse de la belleza de las formas.




A mediados de la década de los sesenta surge en Brasil uno de los géneros musicales con más mixturas y relevancias política, geográfica, social y (e incluso) religiosa de todos los tiempos. Hablamos pues de la música popular brasileña (MNB), teniendo exponentes relevantes hasta el día de hoy, como Jorge Ben, con discos arriesgados e inspiradores ("África Brasil", 1976), o Marisa Monte, con su inteligente olfato pop. Sus melodías contagiosas, así como el 'cántico' propio que tienen los brasileños al hablar, combinaban tendencias pegajosas y optimistas. Y así, traspasando los límites de los géneros musicales más remotos, el arte, el diseño y la arquitectura moderna de ese país apelan a lo mismo, siguiendo de cierta forma el mismo esquema: matices por doquier, influencias y las ganas interminables de exploración creativa. Haciendo referencias a esta música, en la forma simple y modesta, es que hablamos de este departamento de 140 m² ubicado en Jardim Paulistano, un barrio de la zona norte de la ciudad de Sao Paulo, en Brasil. Aquí se aplicó la misma fórmula que en cada melodía/letra de la MNB: arrasar con los límites de lo conocido, crear una atmósfera relajada y optimista (con lo contemporáneo como objeto primordial) bajo el sol caliente del tercer país más grande del continente americano.

SUS CREADORES

Clara Reynaldo (38) es la arquitecta y socia principal de CR2 Arquitectura, quienes desde 2006 buscan, por sobre todo, crear espacios a través del "uso de un lenguaje contemporáneo, el uso de materiales no convencionales y la integración de espacios según cada demanda. Nos preocupamos por la inserción del proyecto en su entorno, en el caso de nuevas construcciones, y la recalificación de espacios subutilizados, en el caso de renovaciones", dicen en su página web. El dueño de este espacio es un joven médico que vive solo y le gusta recibir amigos. Antes de la completa renovación el departamento contaba con una buena distribución para una familia más grande, por lo que Clara y su equipo debían transformarlo por completo según las necesidades de su cliente. Se integraron entonces, y de una manera fenomenal, el estar, comedor, la cocina y la terraza. Se creó también, siempre unida, una sala especial para ver televisión, a continuación de los dormitorios. La suma de todo da como resultado una sensación de amplitud y comunión impactante a los ojos (y a su uso práctico), generando espacios que invitan a la interacción social. La decoración es una pincelada a lo etéreo con fuertes guiños de 'pausa' a los ojos: todo en colores tenues, predominando el blanco en los muros, y en el suelo, un parqué en impecable estado; en la estantería de madera se integraron unas bellas puertas correderas que al abrirlas el ojo se remite a una cocina limpia y minimalista.

Este muro/puertas corredizas actúa como unificador del lenguaje de todo el espacio, amplificándolo aun más. Como dijo alguna vez el gran Óscar Niemeyer, principal propulsor y exponente de la arquitectura moderna en Brasil, "la arquitectura es algo que tiene cierta fantasía, igual que la poesía. No es una cosa rígida, algo resuelto con regla y cartabón, es algo que surge así, como un sueño".

[gallery ids="53024,53026,53020,53023,53022,53025,53027,53021" link="file"]

Ideas que inspiran. Entre la naturaleza y bajo el sol de Sao Paulo, este casa tiene un espiritú calmo y minimalista por sus colores neutros y buena iluminación.

[gallery ids="53028,53033,53036,53031,53035,53029,53030,53034,53032" link="file"]

Comenta