Plan de vida

esp-fnt

Vivir en equilibrio, rodeado de plantas, materiales nobles como la madera y espacios generosos en dimensiones, es lo que buscó Christina Biermann en su departamento ubicado al suroeste de Alemania.




Christina Biermann llegó aquí hace más de seis años junto con sus amigos mientras cursaban sus estudios, y una vez disuelta la cofradía se quedó sola. Pasó el tiempo y hoy sigue aquí viviendo junto a su novio, en este espacio ubicado en el pequeño pueblo de Sarrebruck, que colinda con Francia, a orillas del río Sarre de Alemania.

El departamento es de 1903 y la historia que recorre sus paredes le da un encanto que fue el que siempre reconoció Christina. "Amo mi lugar y nos sentimos muy cómodos aquí", cuenta quien hoy trabaja como gerente de marketing en la compañía de servicios The IT, donde es la responsable de los eventos y exposiciones y, además, junto con su mejor amigo creó una pequeña agencia para eventos especiales como comidas y matrimonios.

Detrás de cada detalle hay un esfuerzo y trabajo por parte de ambos para darle calidez y humanidad a este lugar que disfrutan recibiendo a los más queridos. "Lo más importante para mí es crear lugares cómodos donde puedes pasar tiempo con amigos. Siempre vienen a visitarnos, y cocinamos y comemos juntos", dice Christina.

Lo que aquí se respira es la convicción de que el entorno que habitamos todos los días condiciona la calidad de vida que tenemos; por lo mismo, buscar incansablemente soluciones que den el equilibrio entre lo funcional y lo estético se vuelve relevante y tan necesario para poder reposar el ser. @tinchenwaldkindlissi

[gallery ids="50531,50532,50526,50528,50529,50530,50527" link="file"]

Ideas que inspiran. Un departamento con encanto, lleno de detalles personales, pero concebido para compartir.

[gallery link="file" ids="50535,50533,50538,50541,50536,50537,50540,50534,50539"]

Comenta