Steven Holl; arquitectura con los sentidos

Fotos: Gentileza Steven Holl.

Los museos del futuro pueden fusionar más radicalmente la arquitectura y el paisaje a medida que la humanidad comprenda mejor la fragilidad y la riqueza de la vida orgánica de la tierra.




Con más de 10 museos construidos en el mundo, y más de tres décadas de trabajo, el arquitecto norteamericano Steven Holl, próximo a participar como jurado para el Concurso de Arquitectura y Paisajismo para el Nuevo Museo de Santiago, NuMu, nos entrega su visión de la arquitectura y los museos contemporáneos.

Con oficina en Manhattan, en el último piso de un edificio industrial próximo a Hudson Yards y con una impresionante vista hacia High Line, la oficina se desarrolla como una planta libre donde destacan maquetas experimentales de los últimos trabajos.

THE NELSON-ATKINS MUSEUM OF ART, proyecto del 2007. La extensión construida está formada por cinco edificios interconectados e insertos en el parque de esculturas, modificando el entorno y creando nuevos ángulos de visión del paisaje.

Steven, has desarrollado un largo trabajo que ha cruzado los años 90 hasta hoy, y cuando vemos tus dibujos y sistemáticos estudios en acuarelas nos preguntamos cómo has logrado mantener y avanzar sobre una manera de proyectar siempre desde lo análogo. ¿Cuán importante es para ti esta manera de pensar la arquitectura, donde la mano y la libreta de apuntes están permanentemente conectadas al mundo de las ideas?

A la escala de la mano, el formato de cuaderno de acuarela de 5 x7 pulgadas se ha mantenido como una constante durante treinta años de mis colaboraciones hacia la arquitectura... La escala, nuestra comprensión de la medida de la geometría y el espacio, sigue siendo esencial para la experiencia... Las técnicas digitales han abierto un nuevo mundo de posibilidades en arquitectura. Sin embargo, sin la relación esencial del cuerpo humano con los espacios en cuestión el modelado del espacio puede ser sin escala... en la construcción realizada, la relación innegable del cuerpo humano con su entorno en el espacio sigue siendo la principal dimensión experiencial.

Muchos de tus proyectos de gran escala abordan de manera simultánea la escala urbana con el paisaje, ¿cómo se ordenan y articulan ambas escalas en la ciudad?

La fusión de arquitectura / urbanismo / paisaje se puede realizar en fragmentos de ciudad cuando todos los aspectos se conciben integralmente. Esta integración debe trasladarse a la textura, el material, el color, la translucidez, la transparencia y la reflexión. El diseño del paisaje ordenado como una idea de ‘último momento’ no puede fusionarse efectivamente con la arquitectura y el urbanismo. Con demasiada frecuencia se espera que un arquitecto presente un concepto para un proyecto muy grande con solo unas pocas semanas para prepararse, y debe conceptualmente juntar el paisaje y la arquitectura para dar dirección a un espacio público. La fusión del paisaje y el espacio público en grandes desarrollos urbanos comerciales requiere un trabajo conceptual interdisciplinario rápido.

“Entrelazamientos” y “Compresión” son dos libros publicados consecutivamente en el tiempo; ambos abordan tus intereses más de fondo en cuanto a la percepción, el cuerpo, la atmosfera y la arquitectura. ¿Cuán cómodo te sientes en estas áreas del pensamiento arquitectónico, pensando que siempre propones articular reflexión con obra construida?

El entorno que rodea el cuerpo afecta profundamente al cuerpo, lo que a su vez afecta el cerebro. La mente, sin embargo, es impredeciblemente intuitiva. La mente trabaja de manera no predecible. El proceso de pensamiento aleatorio no puede ser predeterminado; a diferencia del pensamiento científico y racional, la arquitectura creativa se conecta de esta manera con todas las artes: poesía, pintura, escultura, música, danza. Todos se inician en la intuición individual, la imaginación interdisciplinaria, las formas de pensamiento estocástico y analógico. El pensamiento analógico es un entrelazamiento de la arquitectura y todas las artes.

Los museos han sido uno de tus programas más desarrollados, ¿qué lugar ocupa el Kiasma, museo de arte contemporáneo en Helsinki, o el Museo Nelson Atkins, en Kansas, por colocar dos extremos en el tiempo, y cómo piensas serán los museos del futuro?

Los museos del futuro pueden de manera más radical fusionar la arquitectura y el paisaje a medida que la humanidad comprenda mejor la fragilidad y la riqueza de la vida orgánica de la tierra. Las relaciones más integrales de los museos con la luz natural y los jardines con reflejos líquidos ofrecen a las generaciones futuras el potencial del desenfoque del arte, la arquitectura y el paisaje.

¿Cuál es el nuevo proyecto en el que estás pensando y qué desafíos plantea?

Nuestra Sala de Conciertos Ostrava, en la República Checa, y el mayor desafío es lograr una acústica perfecta.

www.stevenholl.com

“La arquitectura ha de permanecer en el ámbito de lo experimental, abierta a nuevos valores e ideas. Enfrentada a las fuerzas tremendamente conservadoras que la impulsan constantemente hacia lo ya probado, lo ya construido, lo ya pensado, la arquitectura debe explorar lo que aún no se ha sentido. Solo de este modo podremos compartir nuestro asombro con las generaciones futuras”,

Steven Holl.
El Kiasma Museum, en Helsinki, es una de las obras más destacadas de los años 90; logra incorporar el protagonismo de la luz natural al interior del museo, estudiada cuidadosamente desde las primeras acuarelas. La propuesta logra hacer confluir espacialmente tres líneas de ordenamiento; línea de la cultura, línea de la naturaleza (la bahía de Töölo) y la línea de la ciudad.

Comenta