"Por incitar a la violencia": el ridículo debate por los cuadernos Colón

cuaderno colon

Como es habitual, un ofendido tuitero armó el escándalo. Esta vez, una colección de cuadernos Colón para la temporada escolar 2020 encendió un acalorado debate que terminó como siempre: con memes.


"¿Qué les parece?, ¿Homenaje a la primera línea? MAL ejemplo para los estudiantes. BASTA YA de ADOCTRINAMIENTO, NUNCA MÁS CUADERNOS COLÓN. NO más CAPUCHAS", reza el tuit que puso sobre la mesa un debate que ni el más entusiasta de los anti capitalistas pensó en proponer.

La tapa de un cuaderno ofrecido en tiendas de retail ganó un protagonismo inusitado en esa isla de la irrealidad llamada Twitter, enfrentando a dos bandos en la línea del ridículo.

https://twitter.com/bohn_ingrid/status/1229233866440871936

La autora del tuit, Ingrid Bohn, no es nueva en esto de hacer polémica. Más allá de los que la acusaron de ser un "bot" o una cuenta parodia, lo cierto es que es una especie de activista de lo que ella llama "libertad". En julio de 2018, mucho antes de que el "estallido social" cambiara las perspectivas, viajó de La Araucanía a Santiago como líder de un movimiento Antitomas y logró encontrar el apoyo de parlamentarios como Jaime Belolio, Diego Schalper y Luis Pardo. Ahora, su acción se volvió viral.

Con más de 300 RT y respuestas plagadas con la consigna #RechazoPorChile, la fotografía no demoró en propagarse con mensajes que criticaban a la empresa de papelería por cosas como "lavar el cerebro y adoctrinar solapadamente" y ser una "oda al violentismo".

Otros más osados llamaron a los profesores a "prepararse" porque no sería raro que los alumnos "repitan las escenas que ven en el cuaderno".

La colección de Colón, que incluye además otros seis motivos distintos, es una especie de "tributo" a los artistas urbanos, mostrando a un joven con una máscara que filtra los efectos corrosivos de las latas mientras dibuja en alguna pared de la ciudad.

Eso sí, nada tiene que ver con el "estallido social": desde 2014 la marca ha incentivado estos motivos e incluso ha contratado a artistas destacados para diseñarlas. Acá podemos ver la colección de ese año.

La presencia de las máscara (que fue interpretada como una capucha) y los rayados fue lo que detonó una polémica que contó con un "héroe" inesperado. El senador de la UDI Iván Moreira se indignó al ver la imagen y lanzó duros comentarios hacia la marca. "Algunas empresas son capaces de transformar la violencia en un bien de consumo (...) No me vengan con la excusa que es sólo graffiti", dijo indignado.

https://twitter.com/ivanmoreirab/status/1229393699022524417

Esa fue la mecha que encendió la hoguera de la producción de memes y los usuarios de la red social no tardaron en responderle con portadas y comentarios plagados de humor. Acá hay una fina selección:

https://twitter.com/ivan_eht_nioj/status/1229461733162573824

https://twitter.com/unpactopara/status/1229450851753828353

https://twitter.com/FrancoArielSan/status/1229412369064976384

https://twitter.com/ProgramaNTN/status/1229410349029478402

https://twitter.com/ARLUBONES/status/1229450794182873088

https://twitter.com/ignxcio/status/1229455419153801217

Comenta