El director de Atlantis reveló los planes para la otra secuela descartada de la película

Si bien Disney lanzó una segunda película directamente al mercado hogareño en 2003, también se desarrolló una continuación que planeaba llegar al cine pero nunca se concretó.


Atlantis: El imperio perdido y El Planeta del Tesoro probablemente son las películas más mencionadas por los fanáticos a la hora de discutir los proyectos que quizás no fueron tan valorados dentro del catálogo de Disney. Y es que en 2001 la cinta centrada en la historia del explorador Milo logró conquistar a varios adeptos de la ficción y las aventuras.

Sin embargo, Atlantis: El imperio perdido no consiguió los resultados comerciales que Disney esperaba y siguiendo una tradición que el estudio instauró con algunas de sus producciones más exitosas, la compañía optó por no lanzar una secuela de Atlantis en el cine y estrenó directamente en el mercado hogareño la continuación de esta historia.

Pero la cinta que debutó en 2003 y hoy conocemos como Atlantis: El Regreso de Milo en realidad no fue concebida como una película, sino que nació como una serie llamada Team Atlantis, la cual fue cancelada tras el estreno de la película original y luego fue arreglada para dar pie a la secuela.

Y aunque para la historia esa quedó como la secuela de Atlantis, en una nueva entrevista con Collider uno de los directores de la película original, Kirk Wise, detalló que también existieron planes para concretar una secuela real bajo el amparo de Walt Disney Feature Animation, la misma compañía que hoy es Walt Disney Animation Studios.

“Lo creas o no teníamos planes (para una secuela)”, dijo Wise. (“El supervisor de la historia )John Sanford, (el otro director) Gary (Trousdale) y yo inventamos una idea para una secuela de Atlantis. No tenía relación con la serie de televisión Atlantis que se estaba desarrollando en Disney Television Animation. Esta era una secuela de larga duración, completa y totalmente de Atlantis”.

Wise no logró recordar el título de aquel cancelado proyecto, no obstante, detalló con bastante claridad cuales eran los planes para su villano principal.

“Íbamos a tener un nuevo villano en la historia. El villano iba a usar ropa grande, aterradora y voluminosa, al estilo de la Primera Guerra Mundial, con una máscara de gas aterradora para ocultar su rostro. Un poco al estilo de Darth Vader", relató el director. "Y este villano intentaría retomar Atlantis y terminar el trabajo que Rourke no pudo realizar. Y el gran giro en el clímax de la película es que el villano es desenmascarado y resulta ser Helga Sinclair ¡Plot twist!”

Por supuesto, Helga Sinclair es una de las antagonistas que aparentemente murió en la película original, por lo que el plan aquí era enlazar directamente ambas entregas.

“Así que Helga sobrevivió a su caída, se convirtió en un cyborg de principios del siglo XX y comenzó su propio equipo de mercenarios”, explicó Wise.

Pero nada de eso se concretó y después de la secuela que en realidad solo eran los primeros episodios de una serie cancelada, Disney dejó de explorar el mundo de Atlantis: El Imperio Perdido.

Comenta