Guiones descartados de Spider-Man y Spider-Man 2 muestran las diferentes ideas de David Koepp que quedaron fuera de la trilogía

El guionista compartió una borrador de la historia para la cinta original y una propuesta descartada para su secuela.


La trilogía de Spider-Man dirigida por Sam Raimi es una de las más queridas por los fanáticos de las películas de superhéroes. Pero, aunque hoy cintas como Spider-Man 2 son consideradas verdaderos hitos dentro de las adaptaciones de cómics, evidentemente su desarrollo no fue algo sencillo.

En ese sentido, y aprovechando el contexto de la pandemia, el guionista de Spider-Man (2002), David Koepp, quiso compartir algunas versiones de los guiones que trazó para aquella entrega original y una versión que no se realizó de su secuela.

A través de su sitio web, el guionista que también escribió cintas como Jurassic Park y Misión Imposible publicó un guión para la historia de la primera película del arácnido que, en aquella versión, estaba basada en el tratamiento que James Cameron había hecho anteriormente.

Concretamente la propuesta de la película que en ese minuto se llamaba The Amazing Spider-Man, involucraba a Electro como el villano principal en desmedro de Green Goblin, quien protagonizó la cinta del 2002.

En esta propuesta Max Dillon trataba activamente destruir a Spider-Man e incluso influenciaba a J. Jonah Jameson para emprender su campaña contrae el trepamuros.

Pero Electro no era el único miembro de la galería de villanos de Spidey que decía presente en esta versión de la historia, ya que Sandman también figura en el guión.

Así, aunque esa versión del guión que data de octubre de 1999 conserva icónicos momentos de la película como el beso entre Mary Jane Watson y Spider-Man, también incluye varias diferencias importantes en la trama como que Peter le revela su identidad secreta a MJ y la batalla final entre Spider-Man y Electro se desarrolla World Trade Center.

Todo mientras a lo largo de la película aparecen un montón de referencias a los ‘90 que abarcan desde eBay hasta Nirvana.

David Koepp siguió trabajando en ese guión hasta que dio con la versión final de Spider- Man que, de la mano de Raimi como director y Tobey Maguire como Spider-Man/Peter Parker, llegó a los cines en 2002. No obstante, pese al éxito de esa entrega, Koepp no regresó com guionista para Spider-Man 2 y la historia de esa película finalmente fue escrita por Alvin Sargent en base a una historia de Alfred Gough, Miles Millar y Michael Chabon.

Pero eso no significa que Koepp nunca escribiera un tratamiento para la secuela. De hecho, como contó en una reciente entrevista con Collider, el guionista tenía ideas para una trilogía completa.

“Básicamente (mi idea de trilogía) era contar la historia de Gwen Stacy / Harry Osbourne, pero separé todo de manera diferente”, explicó el guionista. “Quería que mataran a Gwen en la mitad de la segunda película, porque sigue el modelo de Empire Strikes Back, y tenía diferentes villanos que quería usar. (Era) una forma diferente de contar esa historia”.

En ese sentido, aunque en la versión que todos conocemos Gwen no apareció en la trilogía de Raimi hasta Spider-Man 3, el guión de la secuela de Spider-Man revelado por Koepp proponía que el personaje se presentara en la segunda entrega.

Así, mientras que al igual que en la versión final de Spider-Man 2 el Doctor Octupus tendría un papel en la trama, la secuela desechada involucraba otros elementos como la muerte del padre de Gwen Stacy, el capitán de policía George Stacy. Todo en el marco de un derrumbe propiciado por el Doc Ock y por el cual Spidey sería culpado injustamente.

Aunque lo que planteamos aquí son descripciones bastante generales, pueden leer en detalle las propuestas descartadas de David Koepp para Spider-Man y Spider-Man 2 ingresando a este y este enlace.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.