Los fans de películas sobre el fin del mundo “sobrellevan mejor la pandemia” según un estudio

Una investigación además estableció que los adeptos a las películas de terror “exhibieron” mayor resiliencia durante la pandemia”.


¿Son fanáticos de las películas de terror? ¿Aman ver esas cintas donde el mundo se acaba por culpa de asteroides, extraterrestres , zombies o enfermedades? Bueno, si su respuesta a esas interrogantes es afirmativa, de acuerdo a un nuevo estudio deberían estar lidiando de buena forma con la actual pandemia provocada por el COVID-19.

En medio de la actual crisis sanitaria provocada por el COVID-19, un grupo de investigadores comandados por Coltan Scrivner, un psicólogo de la Universidad de Chicago especializado en curiosidad mórbida, decidió indagar explorar los eventuales vínculos que podrían existir entre el tipo de películas que nos gustan y cómo estamos viviendo esta pandemia.

Para ello, según relata The Guardian, los psicológicos interrogaron a 310 voluntarios sobre sus preferencias cinematográficas y posteriormente procedieron a preguntarle a los mismos sujetos “qué tan preparados se sentían al enfrentar la pandemia y qué niveles de ansiedad, depresión, irritabilidad y falta de sueño habían experimentado”.

¿El resultado? De acuerdo al resumen del informe, Scrivner y compañía “descubrieron que los fanáticos de las películas de terror exhibieron una mayor resiliencia durante la pandemia y que los fanáticos de los géneros ‘prepper’ (películas de invasión alienígena, apocalíptica y zombie) exhibieron una mayor resistencia y preparación”.

Los investigadores dicen que sus hallazgos se mantuvieron cuando controlaron factores como “la edad, el sexo, lo aficionadas que eran las personas en las películas en general y los rasgos de personalidad como el neuroticismo y la conciencia”.

Pero ¿por qué los fanáticos de ese tipo de películas estarían mejor preparados para enfrentar esta contingencia? Scrivner tiene alguna ideas.

Poniendo como ejemplo a películas como Contagion, que aumentó explosivamente su popularidad al inicio de la pandemia, Scrivner asegura que las cintas sobre el fin del mundo que están bien ejecutadas ayudan a las personas a imaginarse qué harían en ese tipo de escenarios y por ende se sentirían preparados en cierta medida.

“Por el costo de una noche de pesadillas, puedes aprender cómo se ve el mundo cuando ocurre una pandemia“, dijo Scrivner. “No es como si estuvieras pensando, esto es lo que haré cuando alguien me persiga, pero estás construyendo el conocimiento que puedes aprovechar más tarde, incluso si está fuera de tu conciencia”.

Es decir, Scrivner plantea que esto es como cuando, después de ver decenas de películas de masacres, sabemos que no es buena idea que el grupo se separe y uno de los personajes secundarios se aventure solo a una zona oscura.

“Si has visto mucho de lo que llamamos películas preparatorias, habrás vivido indirectamente a través de agitaciones sociales masivas, estados de la ley marcial, personas que responden de manera prosocial y peligrosamente egoísta a un evento catastrófico repentino”, complementó Mathias Clasen, psicólogo de la Universidad de Aarhus y coautor del estudio.

“En comparación con alguien que nunca ha simulado el fin del mundo, estarás en un lugar mejor porque tienes esa experiencia indirecta”, sentenció.

Actualmente este estudio está bajo revisión en la revista Social Psychology and Personality Science, pero por ahora apunta a que todas esas horas que pasamos viendo películas sobre el fin del mundo no fueron en vano.

Comenta