No te metas con los gatos: La docuserie del asesino en Internet es buena hasta justo antes de terminar

cats

Indagando en el caso de un horrible video, y el posterior asesinato que concretó su responsable, la serie documental de Netflix falla su relato justo en sus últimos segundos.


Este mes Netflix estrenó 'No te metas con los gatos: Un asesino en Internet', una enganchadora serie documental de tres episodios que aborda el infame caso del creador de un video en el que dos gatitos fueron sometidos a una muerte cruel y la casi inmediata persecución que se generó en su contra, por parte de un grupo de personas que se reunieron en Facebook para dar con su pista.

En el camino, con una gran manejo dramático en la sucesión de giros que involucra al caso, todo termina en torno a la figura de Luka Magnotta y el crimen que posteriormente cometió en Canadá.

Tomando como punto de partida las dificultades que existen para dar con la identidad de una persona que sube contenido anónimo a la red, y también la obsesión que existe en línea para tomar la justicia en manos propias, la serie dirigida por Mark Lewis está plagada de múltiples vuelcos, cada uno más increíble que el anterior. Pero todo se desmorona en sus últimos segundos.

Una vez que toda la historia se ha terminado, y se da a conocer la resolución judicial que recibió Magnotta, la cámara se fija en los líderes del grupo de Facebook que persiguió al responsable del video para generar un mea culpa y también lanzar un tortazo en la cara de la audiencia.

<em>- ¿Somos peones? ¿Nos usó para que lo ayudásemos a contar su historia? ¿Qué papel desempeñamos? Antes de aceptar hacer este documental, pensamos si en serio queríamos hacerlo. ¿De verdad queremos darle más tiempo en pantalla? </em>

<em>- ¿Alimentamos su narcisismo hasta que tuvo que avanzar? ¿Lo impulsamos a hacer lo que hizo? ¿Alimentamos al monstruo o lo creamos?</em>

<em>- Y tú, estás en la casa viendo un maldito documental sobre Luka Magnotta. ¿Eres cómplice? Tal vez sea hora de apagar la máquina</em>

Hasta ese punto, y siguiendo la línea de lo que han sido los múltiples documentales sobre crímenes que han popularizado durante los últimos años, 'No te metas con los gatos: Un asesino en Internet' realiza un trabajo bastante eficaz para establecer el relato sobre los crímenes contra animales que realizó Magnotta y el posterior asesinato que concretó.

Pero esa última declaración en el documental, casi como sentencia hacia la audiencia, establece un diálogo que derrumba su propuesta. Cuando nos preguntan: ¿Eres cómplice? La única respuesta posible es responder de vuelta a la pantalla con un rotundo no.

La tesis final, que sostiene que la atención que recibió Luka en rincones recónditos de la Internet lo llevaron a cometer el crimen contra un ser humano, nunca es sustentado por especialistas. Peor aún, el emplazamiento hacia la audiencia no tiene lugar considerando que la propia narrativa de la serie potencia el sensacionalismo y la pirotecnia. Lanzan los fuegos artificiales y luego condenan a la gente por mirar al cielo.

'No te metas con los gatos: Un asesino en Internet' es una serie documental bien armada, pero me perdió completamente en sus últimos segundos, ya que su tono aleccionador no se condice con el relato. Nunca abordan por qué las personas crearon un grupo solo para concretar su cacería, tampoco se establece qué hay en la psiquis de esos sujetos, ya que todo el foco fue puesto en el misterio de un criminal inatrapable. Que después nos condenen por poner atención a su relato, y no generar una autocrítica por la forma en que fueron construidos sus tres horas episódicas, es un descaro.

https://www.youtube.com/watch?v=ZKCR4-ynzfc

Comenta