¿Qué tan increíble es la cámara, la pantalla y la batería del Galaxy A71?

Pusimos a prueba el comercial de moda y decidimos probar en terreno, si la pegajosa melodía de Denisse Rosenthal tiene alguna base o es mera ficción.


A estas alturas ya es imposible escapar de ella. La canción del momento no salió de Spotify, ni de las discotecas, sino que tal como pasaba en los 90, desde un comercial.

Porque es imposible leer la frase “Cámara increíble, pantalla increíble y una batería que dura mucho más” sin entonar la melodía en nuestra mente o mover un poco la patita.

El spot protagonizado por Denisse Rosenthal ha aprovechado el regreso de la televisión durante la pandemia para incrustarse en nuestro cerebro, pero no venimos a hablar de cómo lo dice, sino de lo que dice. Porque sí, detrás de todo el baile, colores y tonos agudos hay, por si no lo habían notado, una serie de celulares.

En particular, la línea Galaxy A de Samsung de este 2020. Son tres los equipos que forman parte de la familia: A31, A 51 y A71 y en Mouse pudimos probar al más grandecito de todos, el A71, para poder analizar, frase por frase, a uno de los himnos que han surgido durante esta pandemia. ¿Qué tan increíble es la línea Galaxy A? Veamos.

“Cámara increíble”

Cuando Denisse nos habla de una cámara increíble, la verdad no sabemos a ciencia cierta a cuál se refiere, porque la línea Galaxy A viene con cuatro cámaras traseras y una frontal. La configuración entre los equipos es la misma, variando en la calidad y tamaño de sus sensores. El A71 viene con un lente principal de 64 MP, un gran angular de 12 MP y un lente de profundidad y otro macro de 5 MP cada uno.

¿Pero que tan buena es? La buena noticia es que en sitios con harta iluminación y colores predominantes, la cámara del A71, por su rango de precio es bastante buena. No posee el detalle ni la versatilidad de la línea Galaxy S, pero por menos de 400 mil pesos, es una cámara que se merece el apodo de increíble.

Aunque sí, cuando la iluminación se va, el desempeño con baja luz ya deja de ser sorprendente. Acá vemos la foto estándar que siempre sacamos para comparar fotos a baja luminosidad y se nota que abusa mucho de la exposición para verse bien, dejando un resultado que se ve claro, pero poco convincente.

Las selfies, por otro lado, si son bastante nítidas, como ya es costumbre en los teléfonos de la compañía. Así que ¿Cámara increíble? Por el precio y de día, la verdad es que sí.

“Pantalla increíble”

Acá es cuando tenemos que ampliar un poco nuestra definición de increíble. El diseño de la pantalla es atractivo, pero nada muy nuevo. Es lo que la compañía presentó a fines de 2018 como “Infinty-O”, un panel que apuesta a tener un equipo de bordes muy delgados y una pantalla amplia que solo está interrumpida por la cara frontal en forma de círculo.

Y este formato es ideal para sacarle el jugo al panel de 6,7 pulgadas del Galaxy A71, un número que suena grande pero en realidad es bastante cómodo porque la pantalla en sí está muy recortada. La tecnología Super AMOLED también se encarga de mostrar colores bastante buenos, aunque sí, debo señalar que no tiene el brillo que si trae la línea S y, además, es algo más opaca que la de sus pariente mayores, pero lo compensa un tamaño ideal para jugar y ver películas. Ah, y además viene con lector de huella incorporado.

Si me preguntan a mi, una pantalla increíble es algo con harto brillo, tasas de refresco sobre 90 Hz y con bordes impeceptibles y esta pantalla cumple una de esas tres características. Aunque, de nuevo, ver un avance del 2019 en un teléfono gama media del 2020 es, para quienes no buscan más allá de ese rango, un trabajo super bien hecho.

“Y una batería que dura mucho más”

Quizás la frase más ambigua de toda la canción porque, de partida ¿Dura más que qué? ¿Dura más que un iPhone, que un notebook desenchufado, que la Nintendo Switch?

Y dependiendo de con quién comparemos es la veracidad de este controversial verso. Por ejemplo, si vemos el A70, el modelo de la misma línea lanzado el 2019, vemos que la batería tiene exactamente la misma capacidad: 4.500 mAh. Entonces no dura mucho más sino que lo mismo. Y ambos poseen carga rápida así que tampoco veo diferencias allí. Ya, uno podría decir que su sistema operativo y procesador son más eficientes, pero la diferencia no es para nada un “mucho más”.

Pero tampoco es para estar tristes. De hecho, si me preguntan a mi, hoy no vale la pena irse por nada que tenga menos de 4.000 mAh si es que no quieres depender de tu cargador en todas partes y tener un día de uso tranquilo. Pero ¿Dura mucho más? De nuevo, el contexto: si tienes un celular de más de dos años, o quizás un gama media más pequeño, claro, va a durar mucho más. Pero viniendo de la misma línea de equipos del año pasado, lo cierto es que la diferencia no da como para decir que es mucho más.

En una de esas Denisse venía de un teléfono con poquita batería, pero 4.500 mAh es algo a lo que todos deberíamos aspirar hoy, no una mejora.

En conclusión: ¿Cámara? increíble. ¿Pantalla? bien bonita. Y una batería que dura un poco más que el del año pasado aunque mucho más si tu equipo tiene ya dos añitos. Es cosa de perspectiva.

Pero claro. Esa canción no rima mucho.

Comenta