Review | Madden NFL 22: Si algo funciona no hay que cambiarlo

Madden NFL 22 implementa una serie de novedades en algunos modos, pero donde destaca es en su jugabilidad.


Los juegos anuales son todo un mundo, sobre todo cuando hablamos de títulos deportivos, y es que el implementar las novedades necesarias para mantener a los fans, a la vez que se busca mantener las características que si funcionan no es algo del todo fácil. Recientemente otro juego de este estilo ha llegado, estamos hablando de Madden NFL 22, el cual presenta una serie de características nuevas, a la vez que mantiene algunas de la entrega del año pasado, la cual cabe mencionar ha sido una de las mejores entrega de la saga de los últimos años.

Lo primero sobre lo cual hay hablar es sobre la jugabilidad del título, que el año pasado presentó una serie de mejoras, puntualmente mejorando su fluidez y realismo. Estas características que destacaron del año anterior, se mantienen en la mayor medida, aunque la jugabilidad se siente un poco más pesada que la versión anterior, es así como al momento de jugar las físicas se sienten bastante similares, pero se han sumado nuevas características.

Una de estas es el M-Factor, similar a los X-Factor, que existían antes, esta nueva característica permite sumar un tipo ventaja al momento de jugar de local. Es así como existen diferentes tipos de M-Factor, que pueden potenciar nuestro juego, a la vez que se pueden complementar con bonificaciones más pequeñas que van rotando de un juego a otro y pueden aparecer en cualquier estadio.

Una de las ventajas que presenta Madden NFL 22, es que es un juego que puede ser desde amigable con los nuevos jugadores, o un verdadero desafío para los más experimentados, es así como el juego entrega diferentes opciones de dificultad tanto de la computadora enemiga como de asistencia en el juego. Esto lo vuelve un gran juego de entrada para quienes aún se mantienen alejados de lo que es NFL y tienen ganas de sumergirse en este mundo.

A pesar de esto no resulta extraño que de vez en cuando se vea a algún jugador controlado por la computadora realizando algún movimiento un tanto extraño, pero nada fuera de lo común en estos juegos, ni que rompa la jugabilidad y nos saque de la emoción de los encuentros.

Otro de los modos que se toma el juego es The Yard, un modo historia, en el cual seguimos la historia basada en un avatar creado por nosotros, y quien a través de una serie de enfrentamientos puede ir mejorando. Uno de los puntos, es que en este caso el progreso se comparte entre The Yard y Face of the Franchise.

The Yard está dividido en capítulos, y nos presenta diferentes desafíos en cada partido, es así como nuestro objetivo no sólo será ganar los partidos, si no que realizar diferentes acciones o lograr ciertas marcas. Junto con permitir desafiar a diferentes estrellas que son jefes, permite luego reclutarlos para usar en diferentes partidos. Quizás el mayor problema de este modo, es que la historia no logra convencer, y tras un rato deja de parecer atractivo.

Como es habitual, el juego también incluye Madden Ultimate Team, el simil de ‘FUT’ en las entregas de fútbol, y que es la forma que en EA busca mantener cautivado a los jugadores y adquiriendo sobres para ir mejorando sus escuadras. en relación a la entrega anterior, es Madden NFL 22, no presenta muchas novedades, y mantiene la fórmula, y es que supongo que en la mentalidad de EA se dieron cuenta que si esto funciona, no hay por qué cambiarlo.

Donde si hay cambios en el modo Franquicia, que presenta una serie de mejoras en relación a sus predecesores, con un nuevo sistema de gestión de coaching, donde se le dará al jugador desde un mayor control sobre el entrenamiento de los jugadores, hasta sobre las decisiones de contratación y despido. En este mismo sentido se suma un sistema de puntos, que tras los enfrentamientos nos permitirá distribuirlos, similar a como ocurre con los árboles de habilidades en los RPG. Esto permite modificar la forma en que juegas a un nivel completamente nuevo, y le da un toque más de estrategia al juego fuera del campo.

Finalmente...

Madden NFL 22, es un juego que intenta presentar una serie de novedades en sus modos, pero que no termina convencer del todo. De todas formas, las cosas que si funcionan como su gameplay que viene heredado principalmente de la entrega anterior, sin duda resulta atractivo. De igual forma la inclusión de los M-Factor, sin duda le da un plus extra al título al momento de jugar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.