Después del gran golpe, Bugatti cuelga los guantes en los récords de velocidad

ezgif.com-webp-to-jpg (2)

El anuncio vino de parte del propio Stephan Winkelmann, presidente de la compañía asentada en Molsheim.




Ayer te contábamos de la increíble marca conseguida por Bugatti, que luego de seis arduos meses de trabajo logró que una de sus unidades derivadas de un Chiron Sport rodara a más de 490 km/h (en medida americana, superó la barrera de las 300 mph). Un día después de aquella notable hazaña, la compañía francesa de Molsheim anuncia su retirada de los récords de velocidad. ¿Qué pasó?

Bugatti no es nuevo en esto de batir marcas: en 2010 el Veyron Super Sport había alcanzado los 429 km/h, a lo que más tarde se sumó el récord del auto de producción de techo abierto más veloz con el Veyron Gran Sport Vittese como protagonista, que logró rodar a 408 km/h.

Adiós a los récords: El fin de una era

Fue el mismo presidente de Bugatti, Stephan Winkelmann, quien anunció mediante un comunicado de prensa que la era de quebrar récords ha finalizado. "Nuestro objetivo era ser el primer fabricante en alcanzar la marca mágica de los 490 km/h. Ahora lo hemos logrado, haciéndonos a nosotros mismos, a todo el equipo y a mí, increíblemente orgullosos. Hemos demostrado varias veces que fabricamos los autos más rápidos del mundo. En el futuro nos centraremos en otras áreas", expresó el ejecutivo alemán.

Winkelmann, eso sí, no se precisó cuáles son aquellas ‘otras áreas’ en las que se centrará la marca fundada por el ingeniero italiano Ettore Bugatti.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.