CATL se sigue consolidando en la venta de baterías

El gigante chino sigue creciendo y se posiciona como el máximo exponente en producción de baterías para vehículos eléctricos en el mundo.




Contemporary Amperex Technology Co más conocida como CATL es una empresa que se dedica a la fabricación de baterías para autos eléctricos y ahora hace noticia puesto que el 34,8% de las baterías que ocupan los vehículos eléctricos durante los primeros seis meses de 2022 son del gigante asiático.

CATL sigue dominando y con mucha firmeza el mercado de las baterías donde sacó más de 20 puntos con su más cercano competidor LG Energy Solution que llega solo a los 14,4% y más atrás queda BYD con 11,8%.

Durante el primer semestre se instalaron 203,4 GWh de baterías en autos eléctricos de los cuales 70,9 GWh corresponden a la firma china, lo que significa un crecimiento de mercado de un 6,2% con respecto al mismo periodo del 2021.

El alza por este tipo de productos se debe a las múltiples medidas que se han tomado durante el último tiempo donde Chile también se ha mostrado favorable y solo venderá vehículos eléctricos desde el 2035.

Este tipo de medidas ha requerido un impulso inmediato desde las marcas de autos por la electromovilidad, es por esto que CATL ha sido el perfecto aliado de diferentes firmas tales como Mercedes-Benz, Volvo, Tesla, Toyota, Volkswagen, Stellantis, Honda y BMW.

Es tal el dominio de esta empresa que cada tres autos eléctricos nuevos, más de uno incluye la batería de CATL. Las razones de tal éxito se deben principalmente por la capacidad de fabricación y fiabilidad durante estos años.

CATL anunció que para el 2023 contará con nuevas baterías denominadas M3P, las cuales tendrán una mayor densidad energética que las actuales y a un menor costo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.